Ciudad Real lideró, con 237 millones, las exportaciones a Francia en 2016

Aunque registró el segundo retroceso consecutivo desde 2014

Ciudad Real lideró en 2016 las exportaciones a Francia, con unos resultados 237,5 millones de euros, a pesar de registra el segundo retroceso desde 2014. Estas ventas representaron el 26,3% del volumen regional, y más el 45% del valor obtenido por las empresas ciudarrealeñas se debió a las transacciones de vino a granel, con 111 millones. También fue la segunda provincia con menos importaciones (92,6 millones de euros), por lo que la balanza comercial fue positiva, frente al saldo negativo en 342,3 millones de Castilla-La Mancha, con ventas exteriores al vecino francés de 903,3 millones de euros, y 1.245,6 millones en compras desde allí. Lo que más vende la región a Francia, que este domingo celebra sus elecciones presidenciales, es bebidas y aparatos y material eléctrico, y lo que más le compra son vehículos y tractores.

J. Y.
Ciudad Real

Según el informe de mercado publicado recientemente por la Dirección Territorial de Comercio en Castilla-La Mancha, para analizar las relaciones comerciales entre Castilla-La Mancha y Francia, las empresas de Ciudad Real cosecharon 237,5 millones de euros a lo largo del pasado año, a pesar de las caídas consecutivas del 0,5% y 12%, tras cerrar 2014 con 271,4 millones y 2015, con 269,4 millones.
Con todo, en 2016 fue la provincia más dinámica, sobre todo en la comercialización de vinos sin indicación, con menor volumen, una facturación estable y precios medios al alza.

En concreto, las bodegas  y cooperativas ciudarrealeñas cosecharon 111 millones de euros, correspondientes al sector de bebidas de todo tipo, excepto zumos, 48 millones registró el ámbito de materias plásticas y sus manufacturas, 16 millones, el de aparatos y material eléctrico, dos millones y medio las empresas de aluminio y sus manufacturas y 60 millones las de otros sectores productivos de Ciudad Real. 

De esta manera, según el ICEX, Ciudad Real alcanzó, como la más activa, el 26,3% de los resultados castellano-manchegos (903,3 millones), seguida por Toledo, con 229,6 millones (25,4%), Albacete, con 209,6 (23,2%), Guadalajara, con 140,5 millones (15,6%) y Cuenca obtuvo 86,2 millones de beneficios y el 9,5% del total regional.

En el caso de las importaciones, los datos se invirtieron, con el menor porcentaje y beneficios registrados por Ciudad Real, tras comprar a las empresas francesas mercancías por valor de 92,6 millones (7,4%), lo que le permitió arrojar un balance bilateral positivo de 144,9 millones y una tasa de cobertura del 72,5%.

Guadalajara copó el 57,8% de las importaciones regionales, con 720,3 millones y un saldo negativo en 579,9, Toledo adquirió productos y artículos franceses por 266,4 millones (21,4%), Albacete, por 149,7 (12%) y Cuenca 16,4 millones y un 1,3%

Empresas

En cuanto al número de empresas exportadoras de la provincia, el balance fue irregular, con 147 en 2016, frente a las 157 de hace tres años y las 139 que operaron en 2015. 

En el primer mes de este año, fueron 71 las sociedades ciudarrealeñas que enviaron sus productos al mercado francés, con unos beneficios de 20,3 millones, muy cerca de los 21,5 de Toledo y de los 21,4 de Guadalajara.

Castilla-La Mancha si registró una evolución positiva en su comercio con Francia desde hace tres años, con 704 en 2016, respecto a las 698 y 682 de los dos años precedentes.

Del total de mercantiles exportadoras en la región el 43,3% (305) eran de industria y bienes de equipo, el 29,8% (210) de productos agroalimentarios, el 21,3% de bienes de consumo y el resto, 121, de bebidas.

Francia es el segundo mercado de destino de la exportación castellano-manchega, tras Portugal, con 1.120 millones, mientras que Alemania, la tercera, se quedó por debajo de los 800 millones. 

Un 2,3%

La región de Castilla-La Mancha participó con un 2,3% en el total de ventas de productos nacionales a Francia.

La evolución de las exportaciones e importaciones entre Castilla-La Mancha y el vecino país en los últimos años ha ido en positivo en ambas carteras.

En cinco años aumentaron el 35% la cifra de resultados en el comercio exterior, desde los 722,9 millones de 2012 a los 903,3 del pasado ejercicio, aunque los aumentos consecutivos moderaron su crecimiento. Así, el 14% registrado hace un lustro no se ha repetido entre 2013 y 2016, donde los crecimientos fueron del 7%, 5%, 9% y 3%, respectivamente.

En cuanto a las importaciones también han ido en aumento, desde los 749,8 millones de hace cinco años, a los 1.245,6 del año precedente, ejercicio que registró un aumento interanual del 36%, con lo que la diferencia entre compras y ventas bilateral fue negativa en 342,3 millones de euros.

Desde un punto de vista sectorial, en Castilla-La Mancha destaca la exportación de vinos (bebidas de todo tipo) con 201,5 millones de euros (22,3% del total exportado), seguido de aparatos y material eléctricos, con 94,3 millones de euros (10,4%) y materias plásticas y sus manufacturas, con 75,9 millones
de euros (8,4%).

A nivel nacional, las exportaciones a Francia alcanzaron los 38.500,7 millones de euros y las importaciones los 30.370,7 millones de euros, lo que resultó en un saldo de 8.130 millones de euros en positivo.

Respecto a la participación de las comunidades autónomas, Cataluña ocupa el primer lugar en las ventas exteriores al país galo, con una cuota del 27,2%, seguida de Castilla y León (11,1%) y de Galicia (10%).