Ciudad Real sigue teniendo más defunciones que nacimientos

En 2015, la provincia registró 1.276 muertes más que alumbramientos, aunque aumentó respecto a 2014 el número de bebés en casi un 2 por ciento

No sólo pierde población de manera imparable desde hace cuatro años, con un 1,4 por ciento menos en el año 2015 y 7.051 bajas en el padrón, sino que el saldo vegetativo en la provincia de Ciudad Real registró de nuevo un balance negativo, al registrarse 1.276 defunciones más que nacimientos, según datos del INE.

J. Y.
Ciudad Real

Así lo recogen los datos provisionales del Movimiento Natural de la Población del INE, con estadísticas que ponen de manifiesto el envejecimiento de la población ciudarrealeña y la deficiente cifra de nacimientos para compensar los decesos y poder sostener el sistema de cotización.

No obstante, el número de nacimientos creció en casi un 2% (de 4.245 a 4.324 niños), y de la cifra total la cuarta parte de los bebés, es decir, 1.116, llegaron al mundo en la capital ciudarrealeña (662) y Puertollano (454), mientras que el resto lo hicieron en otros puntos de la provincia.

La tasa de natalidad se situó en 8,4 nacimientos por cada mil habitantes, dos décimas más que la registrada en 2014 (8,2), mientras que la tasa de fecundidad es de 37,1, 35,5.

La edad media de maternidad en la provincia fue de 31,7 años, más de un año y medio más que para el primer hijo (30,1), y con un promedio de 33 para el segundo, de algo más de 34 para el tercero y de 33,4 años para el cuarto o más hijos.

Igualmente, la estadística recoge que del 33,3% de los niños alumbrados en la provincia eran hace un año de madres no casadas.

En este contexto, según el INE, el número de mujeres entre 15 y 49 años (en edad de ser madres) continúa a nivel nacional bajando desde 2009 debido a que ese rango de edades está formado por generaciones  menos  numerosas nacidas  durante  la  crisis  de  natalidad  de  los 80 y  primera mitad  de  los 90, por  el menor flujo  de inmigración  exterior, y por el mayor número de emigraciones al exterior de los últimos años.

La esperanza de vida al nacer también cayó en la provincia y se situó en 82,1 años (83,7 en 2014). Entre los hombres es de 79,2 años (2 menos que en 2014) y entre las mujeres, de 85 (0,9 menos).

Respecto a las personas con 65 años, en 2015 en la provincia esperaría vivir de media 20,1 años más, un año menos que en 2014 (21,3)

Fallecimientos

En el caso de los decesos, el volumen aumentó el año pasado de manera muy destacada en la provincia hasta alcanzar las 5.600 muertes (597 Ciudad Real capital y 522 en Puertollano), un 11% más que las registradas en 2014, que fueron 5.041.

Así, la tasa de mortalidad ciudarrealeña fue de 10,90 por 1.000 habitantes, frente a los 9,7 de 2014, mientras que el índice infantil fue de 1,1 sobre cada 1.000 nacidos, por debajo del 2 por mil de 2014.

Matrimonios

En cuanto al número de matrimonios creció un 6,5%, de 1.557 a 1.661 en la provincia en 2015, con una tasa bruta del 3,2 enlaces por cada millar de habitantes.

Del total, 292 se celebraron en la capital y 135 en Puertollano, con una edad media de 33,8 años, 35,2 en el caso de los varones, y de 32,5 años en el caso de las mujeres.

En cuanto a los ritos, los matrimonios por la Iglesia Católica van disminuyendo en la provincia frente a los que se desarrollan de manera exclusivamente civil.

En concreto, el 48,7 por ciento (810) de los celebrados el año pasado en la provincia fueron enlaces sin ritos religiosos, mientras que el 47,7 por ciento siguieron la liturgia de la religión católica.

Sólo ocho fueron desarrollado por otras religiones y en otros 50 matrimonios no consta por qué tipo de procedimiento se llevaron a cabo.