Ciudad Real tiene reservas de agua para año y medio, pese a la «emergencia por sequía»

Belén Rodríguez Ciudad Real
Imagen de archivo del embalse de Gasset / Carlos Díaz

Imagen de archivo del embalse de Gasset / Carlos Díaz

El embalse de Gasset acumula 12 hm3 y está pendiente de un trasvase de Torre de Abraham de 2,5, que asegure el abastecimiento aunque siga sin llover. Los pozos de sequía están a punto “pero solo se usarán en caso de que la situación se prolongue”, dice Casimiro Pastor

Ciudad Real y las siete poblaciones de la comarca mancomunadas en torno al embalse de Gasset, además de Malagón y Fernán Caballero, tienen agua embalsada suficiente para garantizar el suministro de un año y medio, aunque siga sin llover. La situación de “emergencia por sequía” en la que se mantiene el sistema La Torre-Gasset es preocupante, pero no tan inquietante como la del Campo de Calatrava.

«Nosotros solicitamos un nuevo trasvase de 2,5 hectómetros cúbicos del embalse de la Torre de Abraham el 16 de este mes, que esperamos iniciar a primeros de marzo. Cuando tengamos ese trasvase completado dispondremos de agua en cantidad y calidad para dieciocho meses”, afirma Casimiro Pastor, presidente de la mancomunidad de servicios del Gasset, que remarca: “Todo eso si no lloviera nada, en el peor de los escenarios”.

Los pozos de sequía a los que recurrió la capital en el verano de 1995 (sobre el antiguo acuífero 23, entre Torralba y Daimiel), están listos. Se hicieron obras de puesta a punto en 2018, en unos momentos parecidos a este, solo que aquella vez las lluvias excepcionales de marzo cambiaron el panorama. No parece que se dé el caso esta vez.

“Los dos pozos de emergencia se revisan para comprobar el buen funcionamiento de las bombas y el sistema eléctrico, pero por ahora no estamos pensando en pozos. Esas reservas están ahí y solo se utilizarían en caso de que la sequía se prolongue otro año hidrológico más”.

Orillas del pantano de Gasset, en la recta final del mes de febrero de 2022 / Carlos Díaz

Orillas del pantano de Gasset, en la recta final del mes de febrero de 2022 / Carlos Díaz

Ahorro del 15% de agua

Con este panorama no queda otra que ahorrar agua. El gran pantano de la Torre de Abraham, el de mayor capacidad del Alto Guadiana, almacena 13,6 hectómetros cúbicos esta última semana de febrero, antes del nuevo trasvase. Una situación que de no cambiar, a poco que se hagan cálculos, significa apenas quedará margen para el riego, con lo que supone para la economía de la comarca.

Pastor también recomienda ahorrar agua, como en todas las intervenciones públicas. “El plan de sequía ya nos obliga a reducir un 15% nuestros consumos, y lo estamos haciendo”, comenta, “cumplimos lo que se nos exige sobre la concesión anual de unos 8,5 hectómetros cúbicos”.

Cerrar el grifo en el cepillado de dientes

Además la mancomunidad lleva inmersa desde octubre en una campaña de conciención de ahorro de un agua que escasea y que hay que gestionar con responsabilidad individual. “Solo con cerrar el grifo cuando nos lavamos  los dientes ahorramos diez litros de agua, con ese gesto en todas las casas de los 115.000 habitantes de la comarca que dependemos del Gasset conseguimos un ahorro notable. Y así en muchos otros usos domésticos”.

Siete localidades más Malagón y Fernán Caballero

La mancomunidad de servicios del pantano de Gasset la forman los municipios de Ciudad Real, Miguelturra, Carrión de Calatrava, Poblete, Alcolea de Calatrava y Picón. Al suministro de estas poblaciones hay que sumar los consumos de Malagón y Fernán Caballero, que no forman parte de la mancomunidad pero “beben” del Gasset.

9 puntos porcentuales peor que en 2021

Las reservas de agua embalsadas en la cuenca del Guadiana, tras varios años hidrológicos con lluvias por debajo de lo normal, están al 20,6%, nueve puntos porcentuales peor que el año pasado.

El descenso más significativo por lo que supone para Ciudad Real y los pueblos del entorno de Cabañeros es el del embalse de Torre de Abraham, que el año pasado por estas fechas acumulada casi 30 hectómetros cúbicos. La falta de lluvias, menos aún que el año pasado con la borrasca Filomena, y los trasvases al Gasset, lo han dejado en la situación en la que se encuentra.

El pantano de Torre de Abraham, que se recreció tras la sequía de los noventa, es el de mayor capacidad del Guadiana en la provincia de Ciudad Real.