Ciudad Real vive un «boom» de las reformas domésticas tras el confinamiento

Carlos Monteagudo Ciudad Real

Operarios de Lineal Reformas trabajan en la obra de un edificio de la calle Elisa Cendrero de Ciudad Real / Elena Rosa

Las empresas de construcción especializadas en el ámbito de las reformas están experimentando un 'boom' tras los meses del confinamiento. El verano suele ser buen mes para éstas, pero este verano está yendo mejor de lo normal y eso se traduce también en más mano de obra a contratar

El confinamiento al que la población española tuvo que someterse para frenar el COVID-19 durante los meses de marzo, abril y buena parte de mayo, el teletrabajo y las horas de más que pasamos en casa debido a la situación en la que nos encontramos han hecho que le encontremos desperfectos que antes no veíamos a nuestros domicilios o que, ante la previsión futura de seguir pasando más tiempo en ellos, adecuar estancias para su mejor uso y disfrute.

Adecuación de terrazas, patios y áticos, construcción de piscinas, reformas en cocinas o baños, son las actuaciones que más se están dando en estas últimas semanas y que han supuesto un incremento notable en los trabajos que realizan las empresas que se dedican al sector de las reformas. Además, a las obras de particulares en sus viviendas, se suman las reformas que diversas empresas, comercios, bares o restaurantes están haciendo en sus interiores aprovechando este ‘parón’ en sus sectores. El verano suele ser buena época para este tipo de empresas, pero algunas han experimentado tal aumento que prácticamente han doblado los trabajadores que tenían en plantilla antes de la pandemia.

Es el caso de la empresa Lineal Reformas, ubicada en Ciudad Real, que a día de hoy, tan solo en la capital, tienen activas 13 obras y se ha visto obligada a contratar a cinco personas más de las que tenían en plantilla antes de la llegada de la pandemia, teniendo en mente contratar a otras cuantas más.

Iván González de Murillo, dueño de Lineal Reformas / Elena Rosa

Iván González de Murillo, dueño de Lineal Reformas / Elena Rosa

«La gente ha pasado mucho tiempo en casa y ahora lo que busca son espacios al aire libre. La tendencia en las viviendas ha cambiado mucho. Antes cualquier terraza te pedían para disfrutar de más espacio en el interior de la vivienda, mientras que ahora es al revés. Los clientes piden poder disfrutar más del aire libre, que es de lo que hemos estado privados casi tres meses», señala a Lanza el dueño de Lineal Reformas, Iván González de Murillo.

Esta empresa también ha notado un fuerte incremento en las solicitudes para la construcción de piscinas. «La gente utiliza espacios que antes estaban en bruto para adecuarlos y si además les cabe una piscina, pues perfecto». Como curiosidad, el responsable de Lineal Reformas destaca que hay comunidades de vecinos, que cuentan con piscina comunitaria, en las que algunos clientes están construyendo piscinas en los patios de sus viviendas unifamiliares al estar las piscinas comunitarias cerradas.

De cara a la crisis económica que se vaticina para los próximos meses, Gonzalez de Murillo reconoce que le da miedo, pero también asegura que, a día de hoy, las expectativas son muy buenas. «Tenemos un volumen de obra para lo que queda de año prácticamente copado y de cara al próximo año tenemos expectativas de alguna obra importante».

Operarios de Lineal Reformas trabajan en la obra de un edificio de la calle Elisa Cendrero de Ciudad Real / Elena Rosa

Operarios de Lineal Reformas trabajan en la obra de un edificio de la calle Elisa Cendrero de Ciudad Real / Elena Rosa

Falta de mano de obra especializada

Ante este ‘boom’ por las reformas y ante la necesidad de contratar a más personal, el dueño de Lineal Reformas lamenta la falta de mano de obra especializada en albañilería. «Las empresas constructoras tenemos una necesidad imperiosa de que exista una formación adecuada y reglada para el sector de la albañilería y hay mucha carencia», comenta. «Antiguamente el albañil se creaba desde la base. Era un trabajo que se transmitía de padres a hijos y desde peón ibas evolucionando a oficial de primera y eso ahora ha desaparecido», añade.