1.440 personas integran la Corte de Honor de la Virgen del Prado

Aurora Galisteo Ciudad Real

1.440 personas, niños, hombres y mujeres, integran en la actualidad la Corte de Honor de la Hermandad de la Virgen del Prado, una asociación voluntaria de fieles que data de principios del siglo pasado y cuya finalidad es la devoción a la madre de Dios y la participación en los diversos cultos que a lo largo del año se organizan. Además, es la Corte de Honor, presidida por Celia Casado, la que se encarga de cuidar, con mucho mimo y cariño, de los enseres de la Virgen y de su ornato floral a lo largo de todo el año. La devoción a la patrona de Ciudad Real es un hecho palpable durante todo el año pero es en estos días de agosto, cuando se celebra la solemnidad de Nuestra Señora del Prado, cuando ese fervor popular a la Virgen vive sus momentos más intensos y son miles las personas que quieren acompañarla en su bajada del Camarín al Altar Mayor, en la víspera de San Lorenzo, y en su procesión, y contemplar, más de cerca, su rostro sereno y dulce, guapa y muy bien arreglada por sus hermanas

La Corte de Honor de la Virgen del Prado fue fundada en 1922 por un canónigo de la catedral, José María García Muñoz, para que atendiera los cultos y enseres de la Virgen aunque sus orígenes se remontan a la Edad Media. Su finalidad fue fomentar la devoción y fijar los cultos en honor de la Patrona. Hoy, como antaño, sigue siendo una asociación voluntaria de fieles, expresión de la comunión eclesial, que se reúnen para vivir la fe cristiana y participar en los diferentes actos litúrgicos y cultos.

Muy en contra de lo que la mayoría de la gente piensa, la Corte de Honor, actualmente, está formada por 1.440 hermanas/os, pero hasta ahora ha sido una hermandad que nunca ha procesionado unificada, es por eso que parece que los componentes de la Corte son una minoría.

La Corte de Honor procesionará junta

Es a partir de este año 2019 cuando la Corte de Honor va a intentar que todos sus hermanos procesionen juntos bajo su estandarte. Para eso se ha convocado a los integrantes de la Corte que quieran participar en las procesiones, del  15 y el 22 de agosto, dentro de la Catedral para qué puedan dirigirse a la zona que les indiquen en la procesión.

Además, la Corte de Honor tiene también el encargo de cuidar y atender los enseres de la Virgen y se encarga de su ornato floral durante todo el año, tanto en el Camarín como en las salidas procesionales. Así lo ha explicado a Lanza su presidenta, Celia Casado Puentes, quien afirma que, normalmente, son tres las mujeres responsables de vestir a la Virgen según los tiempos litúrgicos, una tarea en la que también participan, muy responsablemente, las celadoras quienes se encargan de mantener un contacto directo con las asociadas y recaudan las cuotas establecidas y sin las cuales el funcionamiento de la Corte de Honor no sería el mismo.

Calia Casado es también la camarera de la Virgen, ella se encarga de todo su ajuar /Clara Manzano

Calia Casado es también la camarera de la Virgen, ella se encarga de todo su ajuar /Clara Manzano

El distintivo de la Corte de Honor es una medalla con la efigie de la Virgen del Prado en el anverso y en el reverso la silueta de la Catedral, con la leyenda “Corte de Honor de Ntra.Sra.del Prado”.

Preparación

Celia, que es también la Camarera de la Virgen, explica que es en los primeros días del mes de agosto cuando se prepara todo lo que va a llevar, el manto se saca y estira, de forma que el propio día de la bajada, el 9 de agosto por la mañana, víspera de San Lorenzo, entre 10 y 15 mujeres, desvisten a la Virgen en el Camarín antes de que la Ilustre Hermandad la baje hasta el altar.

Una vez que ya se vuelve a instalar todo el armazón que lleva la Virgen en la Carroza, las mujeres de la Corte de Honor se dedican a vestir a la Virgen con todo su ajuar. Destaca que la imagen lleva un abrigo guateado para que no se deteriore al ser una talla de madera y tras él, se le pone la enagua, el mandil, el peto y el manto propiamente dicho. Es también el 9 de agosto cuando se sacan las joyas más valiosas y se le colocan. El exorno floral de la carroza se realiza el día 9 por la tarde.

La actual imagen de la Virgen del Prado es una imagen de “tradición  barroca” de la escuela valenciana, tallada en madera policromada por los escultores levantinos José María Rausell y Francisco Llorens.

Un privilegio “enorme”

“Para mí es un privilegio enorme poder llevar a cabo este trabajo a lo largo de todo el año y, especialmente, cuando la talla de la Madre de Dios es bajada del Camarín al Altar Mayor para la celebración de su solemnidad”, añade la presidenta de la Corte de Honor quien afirma que siempre lleva multitud de peticiones, sobre todo de personas enfermas o mayores, que hace llegar a la Morena del Prado mientras la viste.

“Me gustaría animar a participar a toda la Corte de Honor en los cultos programados en el mes de agosto, el triduo y por supuesto en los rosarios y misas en honor de la Patrona desde el día 9 al 22”, explica Celia Casado.

La Corte de Honor tiene también el encargo de cuidar y atender los enseres de la Virgen y se encarga de su ornato floral durante todo el año /Clara Manzano

La Corte de Honor tiene también el encargo de cuidar y atender los enseres de la Virgen y se encarga de su ornato floral durante todo el año /Clara Manzano

1.440 personas en la hermandad

1.440 personas, hombres, mujeres y niños, integran en la actualidad la Corte de Honor y son ellos los que contribuyen también económicamente al mantenimiento de todo el ajuar de la Virgen del Prado con el pago de una cuota anual de 8 euros.

Estas aportaciones permiten, junto con los donativos que reciben de los fieles, costear el adorno floral de la Virgen en su Camarín durante todo el año, así como el cuidado y la restauración, si procede, de sus enseres. Además, Celia Casado explica que en la Floristería Nuestra Señora del Prado se recogen donativos de todas aquellas personas que quieran contribuir económicamente al pago de las flores.

“En la Corte de Honor somos muy ahorradoras, no gastamos nada que no sea para la Virgen y gestionamos personalmente el cobro de la cuota anual”, explica la presidenta quien resalta que, también, se destinan parte de los fondos a ayudar a Cáritas y a las Hermanas de la Cruz para la atención de las personas más desfavorecidas, así como a la propia Catedral.

Venta de recuerdos con la imagen de la Virgen

Junto a la cuota, Casado explica que este año, mientras la Virgen del Prado se encuentra en el Altar Mayor de la Basílica, del 9 al 22 de agosto, la Corte de Honor pone a la venta recuerdos con su imagen, tales como pulseras, rosarios, estampas…, una iniciativa que contribuye a recaudar fondos que permitan restaurar y mantener todo su ajuar.

Como novedad se venderá, también, al precio de 12 euros, el libro escrito por Pilar Molina, “El sueño americano: El legado español de Juan de Villaseca” cuya recaudación será donada por la autora, íntegramente, a la Corte de Honor.

Tres mantos procesionales

La presidenta-camarera de la Corte de Honor de la Virgen del Prado, Celia Casado, explica que la imagen de la patrona cuenta con tres mantos de procesión, que los alterna uno cada año. Estos son el llamado de “los dragones” regalado en 1923 por los Condes de la Cañada, el donado en 1968 por Elisa Cendrero y Arias del Castillo, viuda de Medrano, llamado de “la coronación”, y el regalado por la Hermandad de la Virgen y su Corte de Honor con motivo del noveno centenario de la aparición de la Virgen del Prado en 1988.

Este año la Virgen luce el manto conocido como el de “los Dragones” de los Condes de la Cañada”, el más antiguo y valioso, regalado por disposición testamentaria de D.Manuel Acedo-Rico y Jarava, Conde de la Cañada, en 1921. Es de Tisú de plata bordado en oro.

Desaparecido en la guerra civil con el resto de los mantos que poseía la Virgen, fue recuperado y parcialmente restaurado en 1942. En 2006, la casa “Garcia y Pou” de Sevilla, realizó una valoración de su estado actual para su posible restauración que quedó suspendida por la dificultad que entrañaba. Actualmente se está pensando en volver a solicitar una valoración para si fuera factible acometer la restauración.

Este año la Virgen luce el manto conocido como el de “los Dragones” de los Condes de la Cañada, el más antiguo y valioso /Clara Manzano

Este año la Virgen luce el manto conocido como el de “los Dragones” de los Condes de la Cañada, el más antiguo y valioso /Clara Manzano

Doce mantos de Camarín

La Virgen del Prado posee distintos mantos de Camarín con sus respectivas sayas y a juego con el traje del Niño Jesús, de diferentes colores para los correspondientes tiempos litúrgicos: 3 mantos blancos, 2 verdes, 2 rojos, 2 morados, 1 amarillo, 1 azul y 1 rosa.

Fiestas principales

Las fiestas principales de la Virgen del Prado tienen lugar el día 15 de agosto, coincidiendo con la Solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora, y el día de la Octava, el 22 de agosto. Otra celebración importante en honor a la Virgen del Prado es la Pandorga, el 31 de julio.

Además, en el mes de mayo tiene lugar el solemne novenario, desde el día 17 hasta el 25. El 25 de mayo, día de San Urbano, es el aniversario de la aparición de la Virgen del Prado y en éste día se renueva el Voto de la ciudad a su Patrona.

Otra fecha destacable es el 13 de mayo, festividad de la Virgen de Fátima, que es cuando se imponen las medallas a los nuevos hermanos/as de la Corte de Honor de la Virgen, en un bonito acto al que acuden también muchos niños y que suele presidir el obispo.