2019 será un año de crecimiento para el sector de la Construcción en Ciudad Real

Julia Yébenes Ciudad Real
Manuel Carmona, presidente de la APEC / Lanza

Manuel Carmona, presidente de la APEC / Lanza

El presidente de la Asociación de Empresarios de la Construcción (APEC), Manuel Carmona, estima una evolución positiva de actividad, por el impulso a la licitación pública ante las elecciones y el aumento de la promoción residencial

2019 se presenta esperanzador para el sector de la Construcción en Ciudad Real. Sin terminar de superar la brutal caída de actividad registrada hace ya una década, en los últimos años ha ido recuperando lentamente el ritmo de trabajo y la ocupación. El sector ha cerrado en la provincia con un aumento del 5% en afiliación y un nivel de ocupados en torno a los 15.000, más del el 8% del total de trabajadores ciudarrealeños, una cifra que podría engrosarse en los próximos meses ante el aumento de licitación pública, que tomará carrerilla ante las próximas citas electorales. De la misma manera, según el presidente de la Asociación de Empresarios de la Construcción (APEC), Manuel Carmona, la promoción residencial, todavía con un “crecimiento muy lento y pausado”, tomará más músculo, a tenor de la recuperación económica de las familias. La formación para la cualificación de mano de obra y en seguridad, y los cursos dirigidos a empresarios, además de la organización del calendario laboral del sector, son los principales retos

PREGUNTA.- ¿Qué previsiones de crecimiento manejan desde la APEC para este 2019 en la provincia, en las dos líneas principales de inversión pública y residencial?

RESPUESTA.- En el sector de la obra pública, y al tratarse de un año electoral en el ámbito municipal y autonómico, la tendencia suele ser que la inversión pública es mayor. Por tanto,  esperamos que este año el comportamiento de la licitación, sobre todo en el primer semestre, tenga un ritmo ascendente, tal y como ya notamos en 2018, con una tendencia al alza. No obstante, hay que tener en cuenta que partíamos de unos parámetros de licitación muy bajos de 2013 y 2014 que eran similares, por poner un ejemplo muy representativo, a cifras de licitación solo vistas en los años 80.

En cuanto al sector residencial, la tendencia también es positiva pero el crecimiento todavía es muy lento y pausado. El comportamiento de las provincias pequeñas es similar al de Ciudad Real, donde se está vendiendo mucha vivienda de segunda mano y la obra nueva que se está vendiendo son productos muy seleccionados por el comprador en función de la tipología o ubicación. Pero también la tendencia en 2019 será al alza teniendo en cuenta que la inversión en vivienda va íntimamente ligada a la recuperación en el empleo, por cuanto una familia necesita tener seguridad económica para afrontar la compra de un inmueble. No obstante, siempre hay que destacar que se sigue observando una diferencia importante en un mercado inmobiliario que cada vez es más heterogéneo, no ya entre provincias pequeñas y las grandes áreas metropolitanas o la costa, sino por ejemplo en la misma comunidad autónoma, y un ejemplo es Castilla-La Mancha, donde hay un comportamiento diferente en zonas de Guadalajara o en Albacete capital, con un ritmo importante de ventas, a Ciudad Real, y todavía mucha más diferencia con Cuenca.

P.- Entonces, las estimaciones de empleo para este año, al haber mayor demanda de actividad, son más positivas en la provincia y en la región, ¿no?

R.- Castilla-La Mancha ha cerrado 2018 con un incremento del 5% con respecto a 2017, tanto en trabajadores afiliados como en contratos realizados en el sector de la Construcción, es decir, estamos hablando de un crecimiento muy pausado y sostenible. La provincia también se mueve en los mismos términos, y las previsiones para el año 2019 van en esta línea. Se prevé un incremento de la contratación y del número de afiliados, pero de una manera pausada en el tiempo, sobre todo porque las empresas medianas y pequeñas ya no planifican a largo plazo, sino en función del volumen de obra que tienen que acometer en los próximos meses. De la misma manera, la cifra de empresas creadas en este ámbito profesional aumentó durante 2018 en un 6%, lo que viene a ratificar esta tendencia anteriormente expuesta. Siempre hay que destacar que el sector de la Construcción sigue siendo vital en el mercado de trabajo y más en provincias como la nuestra, donde el peso del total de trabajadores sobre el total de ocupados sigue siendo uno de los más altos de España.

Otro aspecto relevante del mercado de trabajo es la falta de mano de obra cualificada en oficios muy especializados, o por ejemplo, para la figura del siempre conocido como encargado de obra. Ello es debido a que durante los años de crisis, el sector destruyó mucho empleo y prácticamente no hubo incorporaciones de nuevos trabajadores, y además la falta de obra hizo que no pudieran coger la experiencia necesaria para el desempeño de las tareas necesarias. Por ello, cuando el mercado ha vuelto a reactivarse se echan en falta una serie de perfiles determinados. En este sentido, estamos trabajando con nuestras organizaciones nacionales y con la Fundación Laboral de la Construcción para tratar de paliar estas carencias

P.-  ¿Qué programa formativo tiene previsto la APEC desarrollar este año?

R.- Seguiremos insistiendo en dos líneas y siempre bajo dos premisas: hacer formación necesaria y obligatoria en materia de seguridad, y aquella que sea demandada por nuestras empresas asociadas. Así, continuaremos impartiendo cursos obligatorios de oficios de 20 y 60 horas por toda la provincia. Entendemos que una labor fundamental de nuestra organización empresarial debe ser formar a los trabajadores en una materia tan vital y necesaria como la prevención de riesgos en las obras. Y por otra parte llevaremos a cabo acciones formativas de manera gratuita para gerentes y personal directivo de lsa empresas asociadas en diferentes ámbitos: urbanismo, fiscalidad, materia laboral, etc. Se verán complementadas con los diferentes foros o desayunos de trabajo que organizamos asiduamente para conocer la opinión de expertos en el sector.

P.- Y en cuanto al calendario laboral recientemente firmado, ¿están las empresas receptivas a las peticiones de los trabajadores a la hora de modificar el horario en jornadas con temperaturas extremas al aire libre?

R.- Éste es un debate suscitado desde hace tiempo en el sector, en el que no existen soluciones mágicas, y muchas de ellas son de difícil encaje. Y además siempre hay que recordar que el calendario pactado no deja de ser orientativo, pues la última palabra en esta materia la tiene el acuerdo entre empresa y trabajador. Por eso, en la comisión negociadora en nuestra provincia vamos poco a poco, llevando a cabo recomendaciones, indicaciones y una labor de concienciación para todos, para las empresas pero también para los trabajadores, e ir avanzando en este tema paralelamente a una labor de formación en seguridad y salud, que siempre es lo primero.

P.- Respecto a la negociación de la subida salarial, ¿hay más consensos o diferencias con los sindicatos?

R.- Nuestro convenio provincial cuelga del convenio general de la Construcción, que se firma a nivel nacional entre empresarios y las federaciones del sector en CCOO y UGT. Una vez firmado este convenio general, las diferentes provincias adaptamos esas indicaciones a nuestros convenios y a nuestras tablas salariales. El convenio está firmado hasta 2021, si bien es cierto que la actualización de tablas salariales, es decir los incrementos, se pactan año a año. La semana que viene se reúne  la mesa negociadora para hablar de estos posibles incrementos y en espera de ese acuerdo nacional estamos en la provincia. Pero sí hay que remarcar que tanto patronales como sindicatos del sector hemos hecho durante estos años un ejercicio de responsabilidad, contribuyendo juntos a mejorar la seguridad, salud y profesionalización de los trabajadores del sector.

P.- Sobre viviendas, las estadísticas constatan subidas de precios en las compraventas, y según Tinsa la capital es la sexta del país en la que más se ha encarecido en el último año, ¿esto significa que hay más demanda, se vende más, y , por tanto, el sector de la Construcción se ha reactivado?

R.- Las estadísticas de precio en materia de vivienda y, en esto soy muy reiterativo, hay que mirarlas con mucha prudencia y cautela porque las medias que se obtienen muchas veces están distorsionadas. Por poner un ejemplo, si tomamos una vivienda en el centro de la capital y una vivienda en el último pueblo de la provincia, la media no corresponderá al precio real de la vivienda. Además, en estas estadísticas de precio no se discrimina la vivienda de segunda mano, es decir la que está en manos de particulares, que fijan el precio en función de sus necesidades, a diferencia del promotor que sólo se puede mover en unos parámetros que son los que le permite la hipoteca bancaria. Por todo ello, creo que el precio de la vivienda, aunque pueda crecer puntualmente, seguirá sosteniéndose en el tiempo en estos parámetros tan bajos.

P.- Y en cuanto a sectores afines como los de los productos tecnológicos para la edificación, ¿Qué comportamiento estima la APEC?

R.- El sector de la Construcción es un ejemplo de innovación y de puesta al servicio de la industria de los avances técnicos.  Es un sector que está permanentemente innovando, tanto en la elaboración de proyectos, con la llegada de la tecnología BIM, como en materiales, acabados o soluciones domóticas para las viviendas. Todos estos avances muchas veces quedan desfigurados cuando peyorativamente se refieren al sector como el del ‘ladrillo’, sin tener en cuenta el avance, la mejora y el esfuerzo que ha hecho el sector en mejorar la seguridad de los trabajadores, la profesionalización de los mismos, la innovación en los procesos de construcción y la mejora de los materiales.