40 años después, Diputación y Junta dan nueva vida al Hospital del Carmen

Esta semana, por fin, la Diputación de Ciudad Real cederá -tras aceptar su reversión por parte de la Tesorería General- a la Junta de Comunidades el antiguo edificio del Hospital del Carmen no sólo para que vuelva a tener una nueva vida 40 años de su inauguración, sino también para facilitar los trámites administrativos a la ciudadanía con el Gobierno regional -aglutinando servicios-, para descongestionar el centro y para rehabilitar esa zona de la ronda del Carmen en un plazo de entre uno y dos años.

Esta es la semana clave. Aunque después empezarán los trabajos de construcción, la firma entre la Diputación y el Gobierno regional de la cesión del Hospital del Carmen pone fin a un bloqueo que inició el Gobierno de María Dolores de Cospedal al abandonar las instalaciones y provocar que, en solo tres meses, el vandalismo y los okupas causaran daños por importe de 8 millones de euros.

Una simple firma, pero muy importante porque es el reflejo de la coordinación institucional y del esfuerzo entre instituciones para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, va a suponer el inicio de una nueva vida, con un uso diferente pero igual de importante, cuarenta años después para un edifico de construcción impecable que ha motivado que la conservación de la estructura sea perfecta, por que los daños causados afectan más a cableado, calefacción, marcos de puertas y ventanas…

Precisamente, hace unos días un grupo de periodistas tuvimos ocasión de visitar el centro, junto al presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, y al director provincial de Sanidad, Francisco José García, para comprobar los increíbles daños que en solo de tres meses de abandono -hasta que la Diputación de Ciudad Real valló el edificio y puso vigilancia privada que luego asumió la Junta de García-Page- ha sufrido esta infraestructura, fundamentalmente en techos, cableado, cables, marcos de puertas y ventanas rotos, señales de fogatas y ni un solo cuadro de la luz intacto.

Visita al Hospital del Carmen / C. Manzano

Visita al Hospital del Carmen / C. Manzano

Cuando accedemos al edificio, quitando los cristales rotos que se ven tapados con madera desde el exterior, la verdad es que no tiene “tan mala pinta” porque se caracteriza por ser una construcción sólida en la que los muros y los suelos y escaleras -de mármol- están intactos. Sin embargo, cuando se va subiendo a pie por cada una de las plantas, se contemplan esos destrozos que los técnicos valoraron en 8,3 millones de euros porque se han arrancado ventanas, se ha robado el cobre y los cables, se han causado importantes daños en los techos y en los cuadros eléctricos.

Las partes de la visita que están “mejor” aunque tampoco se han salvado del todo son la cuarta planta -donde hasta el año 2009 estuvo el centro de salud número 4 que finalmente se inauguró junto al parque de Atocha- y, curiosamente, la zona de la morgue y la mesa de autopsias donde no parece que nadie haya entrado porque incluso se conserva intacto el material quirúrgico que se usaba.

También está prácticamente impecable la parte de la Unidad de Transtornos de la Conducta de la Alimentación donde las paredes conservan los dibujos y frases de autoayuda de quienes fueron sus habitantes durante un tiempo.

Plantas del hospital más afectadas

Por el contrario, las zonas que peor están -sin olvidar que todas las plantas tienen su suelo lleno de cristales rotos- son la séptima y la octava planta, donde la rotura de los techos para robar el cable ha provocado que se hicieran agujeros por los que han entrado palomas y otra fauna que ha anidado allí, además de que -como indica uno de los responsables de seguridad- era frecuente que los okupas se decantaran por las plantas altas porque era más difíciles que se oyera el ruido y que se detectara su presencia.

Visita al Hospital del Carmen / C. Manzano

Visita al Hospital del Carmen / C. Manzano

Todos estos destrozos harán que la inversión del Gobierno regional tenga que oscilar entre los 16 y los 20 millones de euros, de los que la mitad se podrían haber ahorrado si la anterior Junta no hubiera abandonado el edificio, mientras que el resto sí que se deberán aplicar a reformar algunos despachos y dependencias para que tanto los funcionarios trabajen en las mejores condiciones posibles como para que la ciudadanía reciba los mejores servicios, destacó el presidente de la Diputación de Ciudad Real.

Un hospital que se empezó a gestar en 1969

Según la documentación a la que ha tenido acceso Lanzadigital.com, diez años antes de que por fin pudiera inaugurarse ese nuevo hospital de Ciudad Real, “que fue muy importante para la provincia y que esta en la memoria emocional de muchas personas” apunta Caballero, ya empezó a gestionarse esta infraestructura con el encargo al Dr. D. Ángel Soutullo de un estudio para establecer las bases de lo que sería el futuro hospital.

Visita al Hospital del Carmen / C. Manzano

Visita al Hospital del Carmen / C. Manzano

Ya el 6 de marzo de 1974 se sometió a Pleno la votación -y se aprobó por unanimidad- el proyecto del Hospital Quirúrgico Provincial redactado por el arquitecto de la Corporación Jesús García del Castillo Gamero, y en el que se recogía un presupuesto de 313.330.390,71 pesetas para un centro sanitario con 355 camas y que se desglosaba en: 259.869.818,74 pesetas para la ejecución material (el 85%); y 45.859.379,78 pesetas (15%) del beneficio industrial, al margen de los honorarios del proyecto.

No obstante, cuando finalmente fue a iniciarse la obra, hubo de incrementarse cerca de un 37% el presupuesto para adecuarlo al coste de esos tiempos, hasta sumar 420.997.500 pesetas aunque finalmente, la adjudicación del proyecto se produjo en diciembre de 1975 por un importe de 382.682.466 pesetas.

Por lo que se refiere a la financiación, se recibió 187.988.234 pesetas del Ministerio de Gobernación; 61.145.839 de la subvención de planes de 179.446.727 de un préstamo del Banco de Crédito Local de España; y 7.892 pesetas del superávit de la Diputación de Ciudad Real correspondiente al año 1974.

Construcción

Finalmente, y coordinado por el arquitecto de la Diputación que realizó el proyecto, se procedió en 1975 a demoler una parte el antiguo Hospital Provincial para la construcción del nuevo edificio que se inició en 1976 sobre una superficie total de 19.333 metros cuadrados de los que se construyeron 24.636 metros cuadrados distribuidos en 9 plantas con las 355 camas y consultas externas.

Portada de Lanza que refleja la visita de los Reyes al Hospital del Carmen

Portada de Lanza que refleja la visita de los Reyes al Hospital del Carmen

La Diputación -que construyó el edificio en parcelas propias y en algunas privadas más que adquirió- recibió el edificio en agosto de 1978 y recibió la visita de los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía el 8 de noviembre de 1978, si bien la inauguración oficial tuvo lugar el lunes 9 de abril de 1979 y se sustituía así al centro sanitario que se había construido y llevaba funcionando desde 1932.

Al acto asistieron, entre otros,  el subsecretario de Sanidad y Seguridad Social, José Javier Viniés; el director general de Administración Local, Vicente Capdevilla; el de Ordenación Farmacéutica, Antonio López-Casero; el presidente de la Diputación, don Miguel Sánchez Maroto y el gobernador civil, Ramón Bello Bailón, según recogían las pgáginas de Lanza.

Información de Lanza sobre la inauguración del Hospital del Carmen

Información de Lanza sobre la inauguración del Hospital del Carmen

Para su puesta en marcha se preparó un presupuesto extraordinario de 150.000.000 de pesetas que se aprobó el 26 de octubre de 1978 que se iban a obtener de un préstamo del Banco de Crédito Local, sin embargo sólo se concedió 10.597.00 pesetas a los que se sumaron 50.000.000 que se obtuvieron del Ministerio de Sanidad y otros 30.000.000 procedentes del presupuesto ordinario.

Este presupuesto permitió financiar la dotación de las siete plantas hospitalarias, la puesta e marcha del servicio de consultas externas en enero de 1979 y la apertura del hospital en el mes de marzo con las siete plazas equipadas y cuatro en funcionamiento, a lo que posteriormente se sumó la UVI.

Reversión del edificio

Desde entonces, la Diputación como propietaria del edificio del hospital lo cedió al INSALUD que, con las transferencias sanitarias, lo cedió a su vez el 27 de diciembre de 2001 al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) que lo utilizó hasta que lo abandonó en 2013 y en junio de ese mismo año comunicó a la Tesorería General de la Seguridad Social que ya no lo necesitaba y que lo revirtiera a su propietario, la Diputación, que se negó a recepcionarlo salvo que se entregara en las mismas condiciones en las que se cedió o con una dotación presupuestaria de 8 millones de euros para arreglar los daños causados por el abandono.

Finalmente, la buena coordinación institucional entre el Gobierno regional y la Diputación ha motivado que se inicie de nuevo el proceso, “también para revitalizar la zona como nos pidió la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora”, explica José Manuel Caballero, que recuerda que se logrará ese objetivo igual que se contribuirá a descongestionar la zona centro “al crear una ciudad administrativa dentro de la ciudad”.

hospital_del_carmen_visita_(CM)_101

hospital_del_carmen_visita_(CM)_101

Finalmente, las negociaciones que entre las tres administraciones -regional, provincial y municipal- pusieron en marcha el Plan de Modernización 2025 y la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas -una vez producida la desafección del uso sanitario del edificio- pidió a la Tesorería General de Castilla-La Mancha el 13 de abril de este año que iniciara de nuevo el proceso de reversión que ha motivado que se inicie un proceso que, sin duda, era necesario para salvar un edificio emblemático de la ciudad y, sin duda, con mucha vida nueva por delante cuando José Manuel Caballero firme, en presencia de Emiliano García-Page, con el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, la cesión.

Visita al Hospital del Carmen / C. Manzano

Visita al Hospital del Carmen / C. Manzano