Abre en la calle Azucena ‘Grey Garden’, un jardín de inspiración del tatuaje

A. Ruiz Ciudad Real
Han apostado por crear un espacio elegante y creativo / A. R.

Han apostado por crear un espacio elegante y creativo / A. R.

Pati San Martín y Vity Fernández inauguran su estudio con una exposición de diseños, sorteo de tatuajes y la proyección de un audiovisual

Con un nuevo jardín, en este caso del tatuaje, cuenta desde este fin de semana Ciudad Real. En Azucena 19, cerca de los Jardines del Prado, ha abierto sus puertas ‘Grey Garden’, estudio de tatuaje de Pati San Martín y Vity Fernández, que han apostado por un entorno creativo, elegante y minimalista.

El gris y el verde predominan en este estudio con toque industrial, así como orgánico proporcionado por plantas, y en el que se trata el tatuaje como un arte. Acudiendo al propio estudio o a través de email o instagram, los clientes pueden expresar la idea sobre lo que quieren a un Tattoo Studio que ofrece diseños muy personalizados.

“Nos gustan las líneas limpias y finas y los sombreados ligeros’ y componer con geometría e ilustración, comentan unos tatuadores artísticos que trabajan una amplia variedad de estilos, desde el dotwork -puntillismo- hasta el figurativo.

Algunos diseños de Grey Garden / A. R.

Algunos diseños de Grey Garden / A. R.

Los moteros Calatravos no quisieron perderse la inauguración de este jardín, cuya apertura contó con una exposición de diseños, sorteo de tatuajes y la proyección de un audiovisual sobre las propuestas de ‘Grey Garden’.

Nada más arrancar, ya les han llegado varios encargos e incluso este sábado recibieron la visita de dos chicas que vinieron a tatuarse desde Zaragoza, ciudad en la que, además de en San Sebastián, San Martín y Fernández desarrollaron su habilidad como tatuadores previamente.

Tanto por motivos sentimentales como estéticos se opta por los tatuajes, que han pasado de estar rodeados de prejuicios a popularizarse al ser exhibidos, por ejemplo, por actores, cantantes y deportistas, comentan unos polifacéticos creadores que también forman parte del manchego grupo de folk metal Celtibeerian, en el que Pati San Martín toca el violín y canta y Vity Fernández se encarga de la batería y percusión.