Ciudad Real viaja y gasta más en sus vacaciones

Celia García-Ceca Ciudad Real
La playa es el lugar preferido para pasar las vacaciones / J. Jurado

La playa es el lugar preferido para pasar las vacaciones / J. Jurado

Con la playa como destino favorito para la mayor parte de los vecinos de la provincia, las agencias de viajes notan la recuperación económica. El gasto medio por familia es de 1.000 euros por seis días de estancia en la costa, destino y tiempo elegido por la mayor parte de la población. La peculiaridad de este verano es la fragmentación de las vacaciones y que, parece que vamos diciendo adiós a la crisis

El verano es esa época del año en la que esperamos esas ansiadas y esperadas vacaciones. Playa, montaña, grandes ciudades… miles de destinos para elegir, pero, ¿dónde viajan los vecinos de la provincia de Ciudad Real durante sus vacaciones?

La playa es el lugar elegido por la mayoría: la costa del sol y la playa del Levante son los destinos favoritos, a los que se suman este año las Islas Canarias y las Baleares. Y para los que no quieren extender la toalla y pinchar la sombrilla a la orilla del mar, el turismo de montaña y, sobre todo, el turismo por el norte de España es el más demandado. En concreto, la zona de Galicia con los circuitos que ofrece la agencia de viajes ciudarrealeña Viajes Playamonte, es la preferida. Para los atrevidos que eligen viajar fuera de España para conocer Europa, ciudades como Londres y París son los destinos más deseados por los ciudarrealeños. Los viajes largos fuera de España como Vietnam, Camboya y el Caribe también son muy demandados este verano.

El gasto medio que harán los ciudarrealeños varía mucho en función del destino elegido y del tiempo de estancia. Los que eligen quedarse aquí en España disfrutan, en general, cinco noches y seis días en las costas de la península con un gasto medio de 1.000 euros, según confirma la agencia de viajes Turmar de Puertollano. Si, por el contrario se animan a conocer mundo, el precio se incrementa hasta los 1.500 euros y la duración se alarga a una semana. Ambos comparten dos peculiaridades, la fragmentación de las vacaciones, muy característica este verano de 2017, y el aumento del presupuesto destinado a las vacaciones respecto a años anteriores.

El perfil del turista también varía desde familias con niños hasta parejas que viajan a la playa para desconectar de la ciudad. En términos generales ambos eligen hoteles de cuatro estrellas pero con una diferencia, las familias recurren a la pensión completa por la facilidad que eso implica, mientras que las parejas se decantan por el desayuno incluido para tener libertad y no estar sujetos a horarios.

Reservas por internet

En cuanto a la reserva de habitaciones de hoteles por Internet, las agencias de viajes no han notado una bajada de sus ventas. Al contrario, la agencia de viajes Travelia Trip de Alcázar de San Juan asegura que la gente recurre cada vez más a ellas por la seguridad que transmiten frente a la contratación por Internet. Además la calidad de los servicios que la agencia ofrece es mucho mejor y los precios no son tan diferentes entre una opción y otra.

La alerta terrorista y el miedo al yihadismo es un factor que repercute en el turismo. La sociedad no elige países que están en pleno conflicto como Líbano e Irak. A esto se suma que el resto de población europea viaja a España lo que dificulta la reserva de habitaciones y hace que los hoteles rocen el 100% de ocupación.

En general, los vecinos de Ciudad Real eligen la segunda quincena de julio y la primera de agosto para disfrutar de sus vacaciones de verano. Se alojan en hoteles cerca de la playa durante seis días para poder disfrutar del resto de las vacaciones en otro lugar. Estos datos coinciden con la población española que también fragmenta sus vacaciones y eligen la playa como primer destino para desconectar de la ciudad.