El Alarcos ya está en play off

Lanza Madrid

Los de Javi Márquez sufrieron, pero ganaron al Ikasa y sacaron el billete para la fase de ascenso.

IKASA MADRID

23

VESTAS BM ALARCOS

24

Donderis, Sario (3), Julián Feijoo (3), Carlos Barroso, Rubén Sánchez (4), Olivares, Camiña (3), Gonzalo Feijoo (1), Rodrigo Barroso, Dzokic (4), Reda (1), Cabrero (3), Lamarca, Marcet (1) y Arturo Hernández . De la Cruz, César Beret (5), Poveda (4), Lumbreras (1), Portero (4), Manu Díaz Mata (5), Molina (2), Jota, Fran Vidal, Candeleda, Brian Negrete (1), Maestre (1), Victoriano Alises y Juli Granados.
ÁRBITROS
San Pedro Colorado y Miranda Berate. Excluyeron dos minutos a los jugadores del Ikasa Madrid Rubén Sñanchez (2), Reda y Lamarca; y a los del BM Alarcos Poveda, Jota y Brian Negrete.
PARCIALES CADA 5 MINUTOS
2-1, 5-4, 7-5, 8-9, 9-11, 11-16, descanso, 12-16, 15-17, 17-19, 20-20, 21-21, 23-24 y final.
INCIDENCIAS
Partido disputado en el pabellón muncipal Francisco Fernández Ochoa ante unos 200 espectadores, la mayor parte ciudadrealeños.

A principio de temporada, el Alarcos se marcó el play off como objetivo. Llegar a él y pelear el ascenso. Pues bien, ya está aquí. Después de algunas curvas y bastantes cuestas, el equipo que dirige Javier Márquez sacó en Madrid, ante el Ikasa, el billete para disputar el play off, probablemente en Segovia, pero quizás en Antequera. De cualquier manera, los alarquistas no se conforman con estar en la fase de ascenso: quieren más y llegan en el mejor momento de la temporada.

Último ataque, a falta solo de tres segundos del final, el balón le llega a César Beret, quien se levanta desde la línea discontinua de los 9 metros, lo estrella en la cruceta, bota en la línea y… gol sobre la bocina. 23-24. Los jugadores y técnicos del BM Alarcos Ciudad Real corren a abrazar a su compañero mientras la ruidosa afición blanquinegra explota de alegría. El partido no había sido, ni mucho menos, sencillo, ante un digno y combativo Ikasa BM Madrid, colista, que había remontado el 11-16 al descanso.

Lo que parecía un trámite no lo fue en absoluto. Sea por la presión, por los nervios o porque el farolillo rojo es mejor equipo de lo que reflejan sus estadísticas, los de Javi Márquez tuvieron que pelear hasta el último segundo, literalmente su presencia en la inminente Fase de Ascenso que se celebrará bien en Nava (Asturias), o bien en Antequera (Málaga), tras el sufrido triunfo de los sidreros en Pontevedra ante el Cisne Colegio Los Sauces (24-25) y la derrota del Conservas Alsur Los Dólmenes ante el ya campeón y ya equipo de División de Honor Secin Group BM Alcobendas (25-26). Habrá que esperar a la última jornada, en la que los dos aspirantes afrontarán sendos duelos asequibles, a priori, frente al Villa de Aranda y al Bordils.

César Beret fue un partido más el timón del equipo

César Beret fue un partido más el timón del equipo

El encuentro fue extraño en su desarrollo, de principio a fin. Empezaron mandando los madrileños, comandados por el lateral Toni, que llegaron a gozar de una máxima renta de dos goles hasta el ecuador del primer tiempo. Entonces se produjo la reacción del Alarcos, que merced a dos lanzamientos de 7 metros transformados por Portero, en acciones que además supusieron sendas exclusiones locales, voltearon el marcador (8-9). El parcial de 0-5 elevó la renta a tres tantos (8-11), que no se vería mermada pese a jugar casi cuatro minutos seguidos en inferioridad. El tercer lanzamiento sin fallo de Portero, sobre la bocina, dejaba un esperanzador 11-16 al descanso, máxima diferencia en todo el encuentro.

Volvieron a salir enchufados los de casa, aunque las buenas intervenciones de De la Cruz permitieron mantener una brecha en torno a los 3-4 goles. Pero, tras la exclusión de Poveda, el meta suplente local Róber castigó la arriesgada estrategia de Márquez de jugar sin portero los ataques en inferioridad, con un gol de área a área. Un gol psicológico que, unido a la agresiva defensa madrileña, ajustó el tanteo hasta un 19-20 a falta de doce minutos para el final.

Llegó la igualada gracias a los tantos de los jóvenes Arti y Gon y, además, Manu Díaz no solo falló un lanzamiento desde los 7 metros sino que el portero volvió a detener su segundo lanzamiento tras el rechace. Brian Negrete ponía fin a una sequía que duraba ya seis minutos con su único gol del encuentro, a la contra; otro contragolpe culminado por Manu y un peleado tanto de Lumbreras desde su posición de pivote parecieron poner fin a la rebelión del BM Madrid (21-23, min. 56). Pero nada más lejos de la realidad. Javi Martín, técnico local, planteó una defensa individual que se le atragantó al Alarcos y, a falta de medio minuto, el luminoso volvía a reflejar una inquietante igualada a 23.

Manu Díaz-Mata, uno de los destacadois ante el Ikasa

Manu Díaz-Mata, uno de los destacadois ante el Ikasa

Entonces llegó ese gol milagroso de Beret, cruel con el Ikasa, pues dejaba sin premio su deportivo esfuerzo, pero balsámico para el BM Alarcos Ciudad Real. La próxima jornada, el equipo de Márquez viaja a Gijón para medirse al Covadonga. De esa última jornada saldrá el rival del Alarcos en el play off, un premio que puede ser aún mayor.

Resultados y clasificación