APES entrega sus premios anuales en un año con tendencia al alza en el sector de la siderometalurgia

Lanza Ciudad Real
Autoridades y premiados tras la entrega de los galardones APES 2018

Autoridades y premiados tras la entrega de los galardones APES 2018

Maite Rodríguez repasó la situación actual en un año, “con la tranquilidad de ver al fin una tendencia económica al alza en nuestro sector. Nos venimos recuperando de una crisis que ha hecho mucho daño en la economía en general, pero que además nuestro sector ha sido uno de los últimos en conseguir esta recuperación".

La Asociación Provincial de Empresarios de Siderometalurgia (APES) entregó sus tradicionales reconocimientos a empresas del sector que se han significado por su proyección y apuesta tanto por este sector como por el asociacionismo empresarial.

La presidenta de APES, Maite Rodríguez, agradeció la presencia de más de dos centenares de profesionales a este acto de homenaje, que sirve para reconocer el trabajo de las empresas de siderometalurgia de la provincia.

Maite Rodríguez repasó la situación actual en un año, “con la tranquilidad de ver al fin una tendencia económica al alza en nuestro sector. Nos venimos recuperando de una crisis que ha hecho mucho daño en la economía en general, pero que además nuestro sector ha sido uno de los últimos en conseguir esta recuperación, y aun así debemos ser prudentes porque son muchos los riesgos que existen como la subida en las Cuotas de Autónomos, impuestos, precio de los carburantes, y con un acuerdo para el empleo y la negociación colectiva firmado entre CEOE-CEPYME y los sindicatos, que nos marcan subidas en los costes salariales de un 2 % en el fijo y 1% unido a la productividad, con lo que el convenio del sector que tenemos que sentarnos a negociarlo el próximo año se plantea complicado, con unas subidas inviables para nuestra provincia”.

También es una realidad, añadió la presidenta de APES, que en este tiempo las empresas del sector han invertido más recursos en formar a sus trabajadores para mejorar el servicio a un mercado cada vez más exigente y con cambios continuos en Leyes y Reglamentos, “profesionalizar el sector nos ayuda a luchar contra la competencia desleal, pero no es suficiente, necesitamos que la Administracion tome medidas que sean realmente eficaces para bajar estos porcentajes tan elevados que lastran la recuperación del sector, con los riesgos que esto supone para las empresas legalmente autorizadas, desde el punto de vista de la seguridad industrial, los seguros de responsabilidad civil, la precariedad en el empleo o el fraude fiscal…entre otros”.

Por otro lado, para la Asociación también ha sido un año muy positivo al haber crecido en número de asociado en más de un 10 % y se han firmado en 2018, un total de cuatro convenios de colaboración nuevos con marcas de las más representativas del sector.

Otro logros han sido que APES sea una organización con una estructura ágil y eficiente, con unos presupuestos equilibrados, y con una financiación  que procede de los asociados, de las empresas singulares y de servicios a los asociados como la tramitación de casi 500 expedientes en los “planes renove”.

Maite Rodríguez, presidenta de APES

Maite Rodríguez, presidenta de APES

Además ha sido un año marcado por las múltiples reuniones con la administracion y organismos públicos motivados por los cambios en muchas de las normativas y Reglamentos que han afectado a este sector, como el nuevo reglamento de gases fluorados, el nuevo Reglamento Europeo de Etiquetado Energético, las Modificaciones en el Documento Básico de Ahorro energético y Salubridad, las modificaciones en la Instrucción Técnica Complementaria MI-IP04 en Instalaciones para el suministro a vehículos, la obligatoriedad de  tramitar de forma telemática los Certificados de Instalaciones Eléctricas y Térmicas sin proyecto, y el nuevo Reglamento de Protección contra Incendios, por lo que “quiero aprovechar este momento para agradecer a la junta directiva el trabajo que han realizado este, y en especial los presidentes de las cuatro Actividades que forman APES, y los técnicos de nuestra organización”.

Rodríguez también tuvo palabras de agradecimiento y reconocimiento a Carlos Marin, presidente de la Federación Empresarial de Ciudad Real y a su equipo, “por el trabajo que han realizado para conseguir que los empresarios de esta provincia recuperamos la representatividad que nunca se debió perder. En estos 4 años de mandato ha conseguido que las asociaciones sectoriales y territoriales más importantes volvamos a estar unidas, con el objetivo de luchar por los intereses de nuestros asociados y ser el único interlocutor con las administraciones y sindicatos”.

Por último, en un acto al que asistieron, entre otros, el director general de Industria, Energía y Minería, José Luis Cabezas; la diputada provincial, ; el director provincial de Economía, Empresa y Empleo, Agustín Espinosa; el concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento Ciudad Real, José Luis Herrera; y el presidente de la Federación Empresarial de Ciudad Real (FECIR), Carlos Marín, felicitó en nombre de la junta directiva y en el mío propio, a las empresas premiadas:

  • Por Electricidad: ANTONIO GREGORIO MALDONADO GARCIA de Villamanrique.
  • Por Comercio del Metal: RASTROMAQUINAS de Valdepeñas
  • Por Talleres y Estructuras Metálicas: MONTAJES INDUSTRIALES PRAMAR, de Tomelloso
  • Por Térmicas: JESUS SANCHEZ de Piedrabuena.

CURRICULUM EMPRESAS PREMIOS APES 2018

ANTONIO GREGORIO MALDONADO GARCIA

Electricista vocacional, en su familia nunca ha habido ninguno. Ya de niño jugaba a serlo, al terminar en la escuela entraba a trabajar en una panadería, pese a que el maestro quería que siguiera estudiando pero su abuela dijo que no.

Al trabajar en la panadería acudían personas a quienes se les fundían las bombillas o tenían que poner enchufes y le llamaban a él para hacer el trabajo. Aunque echaba muchas horas él iba encantado para ir aprendiendo e hizo cursos por correspondencia como los de CEAC. Durante varios años también llevo el mantenimiento del alumbrado público de Villamanrique, realizando ya instalaciones completas. Al principio tuvo poca colaboración de los albañiles que no querían hacer rozas para empotrar la instalación, hasta que poco a poco les convencio; al entrar en vigor el reglamento electrotécnico de Baja Tensión del  año 1973 tuvo la oportunidad de conseguir el carné pero como seguía en la panadería no lo intento. Al venir de la “mili”, haya por el 1980 se presento por libre a la escuela de Maestría de  Valdepeñas a un examen que con mucho esfuerzo y dedicación consiguió aprobar.

En el año 1986 se hizo autónomo y en el año 1990 se examino para el carné aprobando y dándose posteriormente de alta como instalador electricista. Como mucha gente tuvo que trabajar en Madrid unos cuantos años realizando reformas pero también llevando el mantenimiento en la Agencia de Cooperación Internacional y otras obras de gran volumen en diferentes lugares como Asturias y, por supuesto, en la provincia de Ciudad Real.

Entrañable y colaborador, siempre dispuesto a aportar su granito de arena no ha dudado en permanecer Asociado a APES desde el año 1996 por lo que en reconocimiento a su confianza y su buen hacer:

RASTRO MAQUINAS S.A.

El “Sr. Alonso”, como todos le conocen, y al que le describen como un ser humano muy GRANDE en toda su amplitud: incansable trabajador, no se amedrenta ante las dificultades, luchador nato y siempre con una sonrisa o una palabra de ánimo que es capaz de levantar a cualquiera.

Desde muy joven tuvo que salir de su pueblo natal, Peralveche (Guadalajara) lejos de su familia y amigos para poder estudiar con una beca de los padres Josefinos en Sigüenza. En aquellos tiempos las familias humildes que no tenían posibles, sólo podían estudiar con este tipo de becas y aprovechó esa oportunidad hasta su juventud en Orduña, donde decidió que su vocación no era seguir el camino de Dios. Aún se emociona cuando después de tantos años, recuerda aquellas vivencias con los compañeros de colegio y seminario como si hubieran ocurrido ayer.

Su inquietud por mejorar, le llevó a Madrid donde estuvo viviendo unos meses en casa de un familiar mientras compaginaba su trabajo de vigilante en la obra de las instalaciones de Hierros Alfonso con sus estudios en la Facultad de Derecho. Su carácter afable y buena predisposición dejaron huella; y tras cumplir con la patria, le ofrecieron un puesto de vendedor de hierro a comisión para los pueblos de Madrid y provincias limítrofes, donde empezó su andadura en el mundo metalúrgico: “Me dieron un seiscientos viejo que se calentaba antes de arrancar” recuerda con nostalgia.

Después le ficharon en HIMASA, donde también trabajó como comercial y donde conoció a los que serían sus antiguos socios, con quienes dio el paso de montar su primer negocio FERROMASA allá por el año 1.982. Tan sólo con 29 años, se había convertido en el Gerente de una prometedora empresa de compra-venta de hierro en la zona sur de Madrid y tan sólo 5 años después comenzó su proyecto personal más ambicioso y al que ha dedicado toda su vida, tiempo, esfuerzo y pasión: RASTRO MÁQUINAS, S.A. Tras la dura separación de sus socios, tuvo que hacer frente en solitario a la adversa situación que en aquel momento atravesaba la economía: corría el año 1.992 tras la Expo de Sevilla y los Juegos Olímpicos de Barcelona, la situación no era nada halagüeña. Particularmente su proyecto, su “Rastro Máquinas”, por la que había apostado todo su futuro y el de su familia; estaba en quiebra técnica. Pero, gracias al incondicional apoyo de su mujer: Valentina, su hermano Mariano, sus padres José y Saturnina, su cuñado Modesto, su gran amigo Julio y sobre todo el equipo humano de Rastro Máquinas; con el que codo con codo hicieron posible el que es, a día de hoy uno de los mejores almacenes de maquinaria especializada en el sector metal-mecánico a nivel nacional con unas instalaciones de más de 5.000m2 y unas existencias de más de 1.000 máquinas para poder atender y dar solución a cualquier necesidad que le puedan demandar.

Son ya casi cincuenta años visitando talleres y dando soluciones personalizadas a medida; con su particular humor, amabilidad y cortesía. Si está en su mano, siempre le facilitará la mejor opción y le podrá ayudar en lo que le sea posible. Así es el “Sr. Alonso”.

MONTAJES INDUSTRIALES  PRAMAR. TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES.

Pramar fue creada en 1987 por un grupo de profesionales jóvenes del sector.
Mas de 26 años de experiencia avalan la calidad en la ejecución y la robustez de sus productos.

Profesionales en el Montaje de Instalaciones Mecánicas Industriales, (Termosolares, Cogeneraciones EDAR, ETAP, IDAM) y en Construcciones Metálicas y Calderería (Torres Eólicas, Pasarelas peatonales, Piezas especiales de calderería y depósitos de acero) desde su División Industrial.

Desde la División de Tratamiento de Aguas,  se diseñan y fabrican Plantas y Equipos para Tratamiento de Aguas, prestando gran atención a una producción esmerada y cuidadosa en su fábrica con estrictos controles de calidad. Pudiendo dar fe nuestra Junta Directiva ya que tuvieron la deferencia de mostrarnos no hace muchas fechas sus Instalaciones ubicadas en Tomelloso.

Sus máquinas e instalaciones son supervisadas, montadas y puestas en marcha por su personal, altamente cualificado y especializado y con la experiencia acumulada en las instalaciones y equipos que tienen funcionando desde la creación de la sociedad a comienzos de los años 80. Por esta evolución y por su apoyo incondicional desde hace 30 años a APES.

INSTALACIONES J.SÁNCHEZ

Jesús Sánchez-Bermejo, comenzó como instalador y mantenedor de fontanería, calefacción y aire acondicionado, con un empleado y con un 127, en el año 1981

A partir del año 1983 ya contaba con dos empleados y una furgoneta, en el año 1987 la empresa empezó a crecer y en año 1994 se constituyo la sociedad con el nombre de Instalaciones J.Sánchez, S.L, aumentando plantilla con catorce empleados y dos administrativos, una nave de 1000m2 con exposición de venta al público y oficinas de 200m2, y una flota de 7 furgonetas.

Con la llegada de la crisis la empresa tuvo que reducir plantilla pero no por ello dejo de luchar y continuar en este sector. Gracias a la amplia trayectoria de las personas que integran esta empresa y a su extendida experiencia en el sector, J. Sánchez proporciona una respuesta eficaz a las necesidades de sus clientes, tanto empresas como a particulares, a los cuales se les asegura una rápida y económica solución en el ámbito de la gestión de la energía, siempre teniendo en cuenta la primera calidad de los materiales y trabajando siempre de una forma respetuosa con el medio ambiente.

Por ello, y siempre confiando en APES como apoyo para su día a día.