Arqueólogos de la Universidad hallan en Alarcos la tumba de un príncipe íbero y de 24 guerreros

Lanza Ciudad Real
Imagen de uno de los enterramientos íberos en la necrópolis de Alarcos

Imagen de uno de los enterramientos íberos en la necrópolis de Alarcos

Estos hallazgos se pusieron en conocimiento por el equipo de arqueólogos con la presentación del libro 'De la muerte a la eternidad: La necrópolis ibérica de Alarcos'.

Un equipo de arqueólogos de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) han hallado en Alarcos, concretamente en su necrópolis íbera, 25 tumbas pertenecientes a aristócratas guerreros íberos, pudiendo ser una de ellas la de un príncipe de este pueblo que pobló el este y el sur de la Península Ibérica entre los siglos VI y II antes de Cristo.

El diario El País se ha hecho eco de este hallazgo por parte del equipo de arqueólogos e historiadores de la UCLM, compuesto por María del Rosario García, Francisco Javier Morales y David Rodríguez, quienes han estado más de cinco años (tres de excavaciones y dos de laboratorio) estudiando la necrópolis íbera de Alarcos.

Según estos investigadores, los enterramientos corresponden en torno al año 228 a.de C., por lo que podrían pertener a soldados que lucharon contra el general cartaginés Amílcar Barca, padre del conocido Aníbal. O que lucharon del lado del rey oretano Orisón u Orisos en Heliké (Elche o Elche de la Sierra), ciudad sitiada por Amílcar a la que acudieron diversos contingentes de oretanos.

Estos hallazgos se dieron a conocer por parte del equipo de arqueólogos durante la presentación del libro ‘De la muerte a la eternidad: La necrópolis ibérica de Alarcos’, en el que se muestra el resultado de los trabajos de excavación arqueológica desarrollados tras el hallazgo casual.

Éste tuvo lugar  durante unas obras de una infraestructura hidráulica al pie del cerro de Alarcos en 2013 lo que dio lugar al descubrimiento de una necrópolis de época ibérica. Como consecuencia, se desarrollaron unas campañas de excavación durante los veranos de 2014, 2015 y 2016, que han dieron como resultado una rica información arqueológica que reflejan la importancia de este área en la antigüedad.