Asamblea Feminismos Ciudad Real empieza a calentar la calle para ir a la huelga el 8-M

Julia Yébenes Ciudad Real
Activistas de Asamblea Feminismos Ciudad Real / Clara Manzano

Activistas de Asamblea Feminismos Ciudad Real / Clara Manzano

Carmen Soánez, una de las portavoces de Feminismos, la reivindicación está viva porque “siguen habiendo diferencias salariales, de acceso al trabajo, o para conciliar respecto a los hombres”

“Si paramos nosotras, se para el mundo”. Es el lema que por segundo año consecutivo encabezará la huelga convocada a nivel internacional contra la desigualdad y las violencias que sufren las mujeres de todo el mundo.

En España está impulsada por los movimientos feministas, y desde el punto de vista laboral está convocada por los sindicatos CNT, CGT y la Intersindical, al margen de paros puntuales que se celebrarán de la mano de CCOO y UGT (todavía sin determinar).

La provincia ciudarrealeña también se suma a la acción y ya está inmersa con los preparativos para concienciar a la población sobre la necesidad de sumarse a las reivindicaciones, a través de la Coordinadora Feminista provincial, conformada por ocho entidades.

En la capital, Asamblea Feminismos Ciudad Real, uno de los dos que están activos, ha iniciado esta tarde en Plaza del Pilar la sensibilización en la calle, con el reparto de folletos informativos con las razones para secundar la jornada de huelga.

Han repartido globos violeta y folletos informativos / Clara Manzano

Han repartido globos violeta y folletos informativos / Clara Manzano

Entre canciones con mensajes solidarios y el reparto de globos violetas, algunas de las componentes de Feminismos han sensibilizado a los ciudarrelaños sobre el significado en varios ámbitos de la movilización.

A nivel laboral, el objetivo es no realizar el trabajo asalariado en empresas, comercios, fábricas o servicios públicos, “como si durante esta jornada desapareciésemos físicamente de los espacios que ocupamos”.

En el ámbito de los cuidados el planteamiento es “hacer patente que el sistema económico colapsaría sin el trabajo de las mujeres, “invisibilizado y desvalorizado”, así como la huelga de consumo  significa “dejar de comprar cosas innecesarias, de sobrecalentar las casas, usar el coche para cualquier desplazamiento, amular objetos y derrochar  alimentos”.

En el ámbito educativo, se plantea una huelga estudiantil para parar “institutos y univeridades, centros donde “se construyen los roles de género, los estereotipos y el amor romántico heterosexual”.

Carmen Soánez, una de las portavoces de Feminismos, ha hecho referencia a los orígenes del 8-M, que se inició hace más de dos siglos con una lucha para reclamar igualdad real para las mujeres. A su juicio, la reivindicación está viva porque “siguen habiendo diferencias salariales, de acceso al trabajo, o para conciliar respecto a los hombres”.

Dentro del “fuerte” movimiento que se ha conformado en la provincia, este sábado se reunirán en Tomelloso las representantes de los colectivos de la coordinadora para consensuar los actos y los mensajes de cara al 8 de marzo, que culminará con una manifestación en la capital a las 18 horas desde el Parque de Gasset a la Plaza Mayor.