lanza_logo_81
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
13 julio 2024
ACTUALIZADO 08:18
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Blogs
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
  • Galerías
  • Teatro Almagro 2024El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro es un acontecimiento cultural que se celebra en Almagro, anualmente durante el mes de julio. Está considerado el mayor centro mundial de creación teatral y pensamiento de los siglos XVI y XVII en el mundo hispano, lo que se conoce por nuestros Siglos de Oro. Sigue en Lanza Digital toda la actualidad y programación de la 47ª edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, que este año se celebra del 4 al 28 de Julio de 2024.
  • FERCAM 2024FERCAM 2024 se desarrolla del 26 al 30 de junio de 2024 Feria nacional multisectorial que se celebra anualmente desde 1960. Exposición de maquinaria agrícola y riegos. Sectores agroalimentario y ganadero, además de obra pública, energías renovables, automoción, etc. Se desarrolla cada año en el Recinto Ferial FERCAM, en Manzanares (Ciudad Real), que consta de un espacio al aire libre de 120.000 m2 y un Pabellón Cubierto de 3.000 m2, ambos completamente equipados de todos los servicios y dispone de unos aparcamientos asfaltados en su totalidad, con capacidad para 3.000 vehículos aproximadamente. En paralelo a esta muestra se celebran concursos de habilidad con tractor, calidad de vinos, conferencias y simposios relacionados con las distintas facetas del campo.
  • Imágenes del día
  • Vídeos
  • Toros
  • Suscríbete a nuestra newsletter
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El piano como forma de vida

De La Mancha a Nueva York: un sueño al alcance de los dedos

Barba ha estudiado con Juan Manuel Güido, Gustavo Díaz-Jerez y ahora cursa el máster en Manhattan School of Music con Solomon Mikowsky

Reproducir
Alberto Barba Santos / Carlos Díaz-Pinto
J.M. Beldad / CIUDAD REAL

El ciudarrealeño Alberto Barba se embarcó 8 horas en un avión con destino a Nueva York sin saber qué pasaría con él en su futuro más inmediato. Barba aterrizó en la Gran Manzana acompañado de su madre y se sentó delante de un tribunal desconocido a interpretar piezas de Beethoven o Prokófiev. Una audición de 10 minutos en la que se jugaba lo que quería ser. Todo o nada en 600 segundos, y su sueño al alcance de los dedos

A las 7:00 de la mañana, hora local de Nueva York, en la costa este de Estados Unidos, Alberto se levanta, prepara el café y le da al play del reproductor de su teléfono. Suena el famoso podcast del youtuber español Jordi Wild. “Aprovecho para alejarme e informarme de cosas que no tienen nada que ver con la música”, comenta entre risas Barba. Camina media hora hasta la Manhattan School of Music con su compañero de piso.

Sus clases dependen del horario, pero entre ellas estudia 3 horas de lunes a viernes. Si le da tiempo, sale con sus amigos de la escuela a tomar un café a Central Park, en las inmediaciones de las instalaciones, o a darse una vuelta por Times Square. Cuando vuelve a casa sólo quiere hacer una cosa: “Descansar”. Los domingos sale a mirar tiendas, a dar un paseo por Brooklyn y “ser turista en Nueva York, que también lo soy”, bromea Barba.

Alberto Barba Santos (Ciudad Real, 2000) es pianista. O quizás, “proceso de pianista”, como él prefiere decir de momento. Su afición por la música le viene desde pequeño: “En mi casa había un piano y a mi padre le encantaba”. Cuando su padre vio que Alberto y su hermano tenían cierta destreza con el instrumento, empezó a componerles algunas obras pequeñas y lenguaje musical. Y entonces entró en el conservatorio. El resto ya es historia. Una historia trepidante en sólo 23 años que, de momento, se escribe en Nueva York.

Entrevista Alberto Barba Antiguo Casino Carlos Diaz Pinto 05

Barba cursó su formación elemental y profesional en el Conservatorio Marcos Redondo de la capital ciudarrealeña con Juan Manuel Güido. “Juan Manuel sigue presente en mi vida”, afirma el pianista.

No quiere dejar de pasar la oportunidad de agradecer “de todo corazón” a Güido todo lo que ha hecho por él: “Sin Juan Manuel no estaría aquí”. Una vez terminados estos estudios, en el seno de su familia no había duda: “Mi formación debía continuar”, asegura el joven pianista.

Con 18 años, pone rumbo a una de los centros de formación musical más prestigiosos de España, el Centro Superior de Música del País Vasco, conocido popularmente como Musikene, en San Sebastián. “En piano no le das tanta importancia al centro, sino a los profesores”, comenta Barba. En la capital guipuzcoana su maestro y mentor –“porque tú eliges un mentor”- fue Gustavo Díaz-Jerez. El tinerfeño es uno de los pianistas más reconocidos del país.

“Lo de Nueva York fue por las casualidades de la vida”

Y con Gustavo Díaz-Jerez empieza la aventura neoyorquina de Alberto Barba Santos. “Las casualidades de la vida”, afirma Barba con la mirada del que sabe que ha tenido la suerte de estar en el momento adecuado en el sitio correcto.

El que fuera su mentor en San Sebastián le recomienda aplicar para la Manhattan School of Music porque fue la escuela de Díaz-Jerez en Nueva York. “Mi profesor actual fue profesor de Gustavo”, señala Barba. De mentor a mentor, de maestro a maestro. Emocionado, asegura que “tiene un poco de cada profesor”.

Alberto Barba actualmente es alumno de Solomon Mikowsky. Tiene 86 años y lleva toda una vida dedicada a la música. Es uno de los pedagogos y profesores de piano más reputados de Estados Unidos. Que Barba esté en Nueva York se debe a sus ganas de recibir clases de él. La primera fase de la prueba para la Manhattan School of Music fue por vídeo.

Barba la pasó y sabía que el siguiente paso estaba claro: tendría que viajar a Manhattan. Lo hizo con su madre, eterna compañera en el camino. “Son 8 horas de avión para jugarte todo en 10 minutos”, asegura.  La música, según Barba, tiene un problema: “No puedes parar”.

Entrevista Alberto Barba Antiguo Casino Carlos Diaz Pinto 04

Aunque es cierto que reconoce que la sensación de cara al público siempre es parecida: “A mí me da igual estar delante de unos amigos que hace tiempo que no me escuchan que de un auditorio, me acabo exigiendo lo mismo”, afirma Barba. En ese tipo de audiciones, el participante no ve ni escucha al resto. Sin embargo, el joven pianista comenta entre risas que vio al de antes y al de después: “Eran asiáticos, y reconozco que me acongojé”.

En los diez minutos que duró su audición, Barba interpretó obras de Beethoven, Liszt, Prokófiev y Gubaidulina. “Ellos te cortan y te van diciendo qué quieren que toques”, dice Barba. Todo a una carta y sin saber con quién compites, pero cree que “así es la música”. Afirma que intuyes quiénes pueden estar en esa audición. O, mejor dicho, “intuyes su nivel”.

Entrevista Alberto Barba Antiguo Casino Carlos Diaz Pinto 03

Para el joven pianista, hay gente con mucha destreza al piano que si no triunfa no es por falta de talento: “Tener mercado es importante”. Alberto Barba Santos pasó todas las pruebas y actualmente ya es alumno de Mikowsky en Nueva York: “Es espectacular ir a clase con él”. También remarca que ahora estudia mucho más porque es consciente de lo que se juega: “Estudio 3 o 4 horas al día porque la presión está ahí”.

Barba a veces actúa de pianista acompañante en algunas salas de Manhattan los sábados y con otros compañeros estudiantes y asegura que es complicado hacerse un hueco en la profesión de pianista. “Intento hacerlo lo mejor posible toque lo que toque”, comenta. Además, cree que le sirve para darte cuenta de la oportunidad que supone estar allí: “Un pianista acompañante ya puede vivir bien de tocar”.

“Dentro de cada estilo se pueden hacer mil cosas”

Sorprende la claridad con la que Barba aborda el concepto de las interpretaciones al piano. Para él, la clave está en “saber conjugar el respeto al compositor e imprimir el estilo de cada uno”. Señala que cada estilo tiene sus limitaciones, pero que dentro de ellos se pueden hacer “mil cosas” y que la misión del músico también es educar al público. “No puedes interpretar a un romántico con estilo clásico”, ejemplifica el pianista.

Él reconoce uno de sus principales errores y asegura que está trabajando para corregirlo por consejo de Mikowsky: “Dice que yo endulzo todo y es verdad, soy muy romanticón”.

Barba cree que a veces ha tocado a “Bach o Mozart como si fueran Rachmaninoff o Chopin”. Y dice que eso cuando sé es pequeño hace gracia, pero no es la misión principal del músico profesional. “Yo le doy mi toque personal, porque eso es hacer música, pero intento respetar al compositor”.

El pianista asegura que su principal misión delante de un piano es “conmocionar al público” y cree que eso no se puede trabajar. Quizás es el talento lo que hace que alguien decida en milésimas de segundo cómo va a frasear o cómo va a interpretar una pausa. Sin embargo, él no habla de talento, y lo define con otra palabra: “Eso es intuición”.

Entrevista Alberto Barba Antiguo Casino Carlos Diaz Pinto 07

“La vida en Nueva York es muy hostil cuando llegas de fuera” 

El joven pianista también hace hincapié en la importancia de la salud mental en una profesión “tan solitaria” como la del músico. Asegura que la desconfianza genera competitividad y que el problema surge cuando “el profesional tiende a encerrarse en su mundo”. Entre tantas horas, cree que hay que manejar la autoexigencia y la ambición personal: “Mi objetivo es que alguien llegue después de actuar y me diga que se ha emocionado y que pagaría mucho por verme”.

Barba reconoce que el año en Nueva York ha sido “muy duro mentalmente, y esa presión o te hunde o te hace más fuerte”. En su caso, cree que ha sido lo segundo. La vida en Manhattan ha sido incómoda de gestionar para él, aunque como dice: “Todo es acostumbrarse”.

Entrevista Alberto Barba Antiguo Casino Carlos Diaz Pinto 02

Al principio, vivió en un piso con un compañero español que estaba en East Harlem: “Teníamos que apartar gente con jeringuillas”. Y asegura que “la vida en Nueva York es muy hostil cuando llegas de fuera”. Poco a poco se ha ido haciendo a la vida en la Gran Manzana, porque asegura que “no le queda otra”. Alberto Barba mira la Plaza Mayor de Ciudad Real mientras disfruta de sus vacaciones y él mismo se sorprende de su viaje: “Un chaval de Ciudad Real tocando el piano en Nueva York, flipante”. Para él, esto ha sido una oportunidad que ha decidido aprovechar.

Lo cierto es que, con 23 años, esto es sólo el inicio del camino. Un camino que le ha llevado a cruzar el mundo. “No sé si haré el doctorado o pediré el visado de artista, pero de momento, acabaré el máster y me quedo en Manhattan”, comenta entre risas Barba. Por lo pronto, esa tarde la va a aprovechar para jugar con sus amigos a otra de sus pasiones, el pádel. Y, por unos días, volverá a ser un chaval más. Su sueño, por ahora, sigue al alcance de los dedos.

Publicado en:
Publicidad Lanza Digital
Publicidad Lanza Digital
Noticias relacionadas:
La alcaldesa junto a los integrantes de la Asociación de Banda de Música de Alcázar de San Juan / Lanza
Pelayo acompaña a la corporación municipal de Alcázar
La cantante valdepeñera "Senipaifos" / lanza
Los Primos en Medinaceli
Durante el mes de octubre Universijazz y Real Jazz: Santiago Auserón, Takuya Kuroda y Lizz Wright actuarán en el Quijano Ciudad Real albergará del 8 al 19 de octubre la 18 edición del Universijazz / J.Jurado
Cerrar