Boadella: «Dentro de Castilla-La Mancha, Ciudad Real puede ser un referente en economía circular»

Fran Solís Ciudad Real
La concejala de Sostenibilidad y Agenda 2030, Mariana Boadella, en el Prado / Elena Rosa

La concejala de Sostenibilidad y Agenda 2030, Mariana Boadella, en el Prado / Elena Rosa

La concejala de Sostenibilidad y Agenda 2030, Mariana Boadella, considera que Ciudad Real es muy atractiva desde el punto de vista de su calidad de vida, una calidad de vida que "tienen pocas ciudades". En una entrevista concedida a Lanza, Boadella destaca la importancia de la Agenda 2030 así como el hecho de reducir las emisiones de CO² y conseguir los objetivos de Desarrollo Sostenible

Pregunta: ¿En qué posición se encontraría Ciudad Real dentro del ranking de las ciudades más respetuosas con el medio ambiente del país?

 Respuesta: Ciudad Real se encontraría en la parte media de estas ciudades. Lo bueno es que no destacamos por la parte de abajo, lo que siempre es positivo, pero tampoco estamos entre las ciudades que están en las primeras posiciones. He de decir que es muy difícil estar ahí arriba, ya que en ese lugar se encuentran las ciudades que llevan muchos años con una estrategia, como puede ser el caso de Vitoria, que lleva trabajando en este tema durante 20 años. El reto que hay en Ciudad Real es que tenemos que hacer una estrategia de sostenibilidad y medio ambiente para poder ir con un objetivo claro. Y precisamente esas estrategias son las que te sitúan entre las ciudades más respetuosas con el medio ambiente. Ciudad Real empezó a tener estrategia con EDUSI, que fue un punto clave muy bueno. Y tenemos que continuar en esa línea para que dentro de unos años nos podamos situar en las primeras posiciones. Ciudad Real tiene esa posibilidad, tanto por su tamaño como por su situación y por la gran cantidad de zonas verdes que tenemos.

P: ¿Constituiría esa parte la estrategia que está realizando el Ayuntamiento de Ciudad Real en pro y en defensa del medio ambiente y la naturaleza?

R: Uno de los retos que tiene el Ayuntamiento es aglutinar todo lo que se está haciendo dentro de una estrategia de sostenibilidad o de medio ambiente. Al igual que el pasado año se hizo un plan estratégico socioeconómico, también tenemos que hacer un plan de sostenibilidad en el que estén implicados tanto los sectores sociales, como los empresariales y la oposición. Es decir, en el que está implicada toda la ciudad con el fin de que esa estrategia trascienda. Y ese es un reto que me he marcado de cara al año 2021. Si conseguimos aglutinar lo que se está haciendo, lo marcamos bien y lo alineamos con la Agenda 2030, nos va a ir muy bien en este aspecto. Y esa es la forma que tenemos de avanzar dentro de este campo, ya que si todo el mundo tiene claro hacia dónde tiene que ir resultará todo mucho más fácil.

 P: ¿Cuáles son los principales fines que se han marcado desde su Concejalía a lo largo de la presente legislatura?

R: Más que de fines hablaría de retos. Cuando llegué a la Concejalía de Sostenibilidad y Agenda 2030 el mayor reto consistía en que el medio ambiente trascendiese a lo que es la Concejalía, es decir, que consigamos empujar lo suficiente para que el concepto de sostenibilidad, medioambiente, etc. llegue a todas las áreas del Ayuntamiento y de la sociedad. Porque si el medio ambiente se queda solo en la Concejalía es imposible que hagamos nada. Este reto contempla objetivos como que se sigan promoviendo los desarrollos donde se tienen en cuenta temas de sostenibilidad o de medio ambiente como por ejemplo en materia de obras. De hecho, en la calle Toledo en la actualidad se está haciendo una cosa innovadora como es poner drenajes sostenibles. Y es importante que ocurran más cosas de esta naturaleza.

Otro objetivo importante que tenemos desde la Concejalía, para lo cual ya existe un proyecto europeo, es la estrategia de economía circular. En estos momentos se habla mucho de reducir residuos, reutilizarlos y reciclarlos. Que Ciudad Real tenga una estrategia de economía circular y que esa estrategia esté ligada a la generación de puestos de trabajo, es importante, pues con esa estrategia se aborda dos ámbitos como son el social y el medioambiental para realmente conseguir mejorar y posicionarnos. Y Ciudad Real se puede posicionar muy bien. Incluso dentro de Castilla-La Mancha Ciudad Real puede ser una ciudad referente en economía circular.

Otro reto importante para la Concejalía es lo que se conoce como infraestructura verde, es decir, pensar el verde no como zonas verdes sino como parte de la ciudad. Y un claro ejemplo de ello sería el jardín vertical, que es un ejemplo de infraestructura verde, es decir, que tú utilizas la naturaleza para darle otros usos que en este caso sería aislar un edificio. Pero también puede servir para que, por ejemplo, haya más insectos polinizadores, con lo que se estaría favoreciendo la biodiversidad. En una localidad como Ciudad Real puede tener un uso muy importante para la mitigación del calor, pues en el centro de la ciudad tenemos el problema del efecto ‘isla de calor’, es decir, que se acumula el calor. Por todo ello, es importante hacer proyectos de este tipo en los que ya estamos trabajando y en los que realmente el verde trascienda al concepto más tradicional, siendo además algo vivo.

P: A pesar de su población, Ciudad Real proporcionalmente es una de las ciudades españolas que cuenta con un mayor número de zonas verdes. ¿Significa esto que desde el Ayuntamiento existe una clara concienciación por este asunto?

R: Si tenemos en cuenta las 500 hectáreas que tenemos ahora gracias al Parque Forestal La Atalaya, Ciudad Real dispondría de alrededor de 26 m² de zona verde por habitante. El ciudadano tiene que conocer las zonas verdes con las que cuenta la ciudad para luego poder disfrutarlas y usarlas desde el respeto.

Ciudad Real destaca sobre todo por su arbolado viario, puesto que dispone de 10.000 árboles de arbolado viario que generan una gran cantidad de sombra. Y eso es muy importante, pues en esta ciudad no se podría vivir en verano sin ese arbolado y la sombra que genera. También hay que explicar a la ciudadanía que a los árboles en otoño se les cae las hojas y que éstas acaban en el suelo. Y eso no es suciedad. Y menos en una zona verde, pues una hoja en una zona verde genera suelo fértil.

En todos esos aspectos tenemos que ir trabajando para que los ciudadanos entiendan también más sobre biodiversidad. Y eso también es un tema de concienciación.

Ciudad Real es muy atractiva desde el punto de vista de su calidad de vida. Y esta calidad de vida la tienen pocas ciudades. Si sabemos sacarle partido y conseguimos además que sea una ciudad más verde, dicho aspecto repercutirá no solo en los ciudadanos sino también en toda la economía que podamos atraer. Y en Ciudad Real el valor verde puede jugar un papel muy importante que puede repercutir en el bienestar de los ciudadanos.

P: Dentro de los proyectos de rehabilitación energética, el Ayuntamiento está trabajando en la instalación de la estructura bioclimática aislante. ¿En qué situación se encuentra el jardín vertical que mejorará la eficiencia energética de la Casa Consistorial?

R: El jardín vertical está en plena obra. En estos momentos se está montando la estructura y a finales del mes de octubre o principios de noviembre podría estar finalizado y con las plantas puestas.

Este jardín vertical estaba dentro del proyecto EDUSI y, de momento, es el único que se va a realizar en la ciudad por ahora. Pero a mí me gustaría que de cara al futuro en Ciudad Real hubiese más infraestructuras como los jardines verticales o los techos verdes. Asimismo, me agradaría que sirviese de modelo para que a los edificios privados o que incluso a alguna empresa les guste la idea y puedan replicarlo. Y no tendrían por qué ser jardines verticales, pues podrían ser plantas trepadoras, techos verdes que también sirven de aislante para edificios, etc.

P: ¿Qué papel van a jugar los contenedores marrones de compostaje en el momento en el que se instalen por las diferentes calles de Ciudad Real?

R: El proyecto ha tenido que retrasarse con motivo de la Covid-19 y según las últimas conversaciones que he mantenido con responsables de RSU su implantación estaría prevista para el mes de enero o para principios de 2021. Y ahí tenemos mucho trabajo que hacer en materia de concienciación y para explicarle a la ciudadanía lo que va en esos contenedores marrones. Asimismo, nosotros desde el servicio de medio ambiente ya estamos trabajando en separar el residuo verde, así como todas las cantidades de metros cúbicos de hojas que se separan. Y para todo ello ya ese está estableciendo la logística para poder separarlo y para que se pueda hacer compost.

Por otra parte, el número de contenedores marrones que se van a instalar en Ciudad Real dependerá directamente de RSU, pues les compete a ellos, aunque lo que sí puedo indicar es que, de momento, los contenedores marrones se van a implantar fuera de la ronda, ya que es más fácil hacerlo en recogida lateral. Dentro de la ronda es más complicado, pues habría que montar el sistema para ver cómo se va a gestionar. Y eso entraría en una segunda fase.

Mariana Boadella, concejala de Sostenibilidad y Agenda 2030 en Ciudad Real  / Elena Rosa

Mariana Boadella, concejala de Sostenibilidad y Agenda 2030 en Ciudad Real / Elena Rosa

P: Recientemente la Junta de Gobierno Local aprobó el suministro de tres autobuses impulsados por Gas Natural comprimido para ir adaptando los vehículos actuales de la flota de autobuses urbanos a la norma actual EURO-6, con el fin de reducir las emisiones, especialmente las de efecto invernadero. ¿Qué otros proyectos se han marcado desde el Ayuntamiento con el fin de reducir el efecto invernadero y mejor la calidad medioambiental?

R: Esa línea de autobuses de gas se impulsó desde Movilidad. Y desde nuestra Concejalía tenemos que trabajar codo con codo con la Concejalía de Movilidad. En Ciudad Real tiene que haber una zona de bajas emisiones de CO² y en ello estamos trabajando. Otro punto importante consiste en impulsar la bicicleta, y desde el Ayuntamiento vamos a apostar por ello. Existe la creencia de que Ciudad Real es una ciudad peligrosa para circular en bicicleta. Y desde mi propia experiencia, que me suelo mover en bicicleta casi todos los días, he de decir que no he sentido ese peligro. De ronda para adentro la convivencia con las bicicletas es buena, mientras que de ronda para afuera hay que seguir trabajando en conectar carriles bici y en ese plan de bicicletas, cuyo plan director de la bicicleta ya se ha empezado a aplicar. Tenemos que seguir trabajando en esa línea porque Ciudad Real resulta ideal para ir en bicicleta, tanto por su tamaño como por la orografía, ya que es una ciudad prácticamente llana.

P: El pasado 30 de julio el Ayuntamiento de Ciudad Real aprobó una moción de los grupos municipales del equipo de Gobierno de PSOE y Ciudadanos, en el que se muestra el compromiso del Consistorio con la consecución de los objetivos de Desarrollo Sostenible en 2030. ¿En qué consisten estos objetivos?

R: La Agenda 2030 realmente es la última oportunidad que nos podemos dar los países para trabajar de manera conjunta en retos similares. El reto del cambio climático nos afecta a todos. Y Ciudad Real no es ajena a ello. De hecho, hace un par de meses cayó la famosa granizada y, a fecha de 20 de octubre, todavía no había llovido. Con lo cual tenemos un problema. Y la declaración de la Agenda 2030 es realmente una declaración de intenciones, así como que Ciudad Real se quiere unir a ese pacto mundial. Y es algo inaudito el hecho de que dentro de la Agenda 2030 se hayan puesto de acuerdo todos los partidos políticos, independientemente de sus colores o siglas.  Y nos hemos puesto de acuerdo en que tenemos unos retos comunes para lo cual nos hemos puesto un plan de trabajo a diez años, como es la Agenda 2030 con 17 objetivos, cada uno de los cuales tiene unas metas estipuladas.

Con esta declaración, Ciudad Real se une a este pacto mundial. Y a pesar de que pueda resultar abstracto en su conjunto, hay que enfocarlo en objetivos concretos, como puede ser la reducción de CO², hacer una movilidad más sostenible, peatonalizar las calles, conseguir erradicar la pobreza, la igualdad de género, etc.

P: Esta semana se ha celebrado la European Green Week y los científicos están de acuerdo en todas partes del mundo se está perdiendo la naturaleza como nunca antes había sucedido. Esta pérdida está estrechamente relacionada con el cambio climático y es parte de una crisis ecológica generalizada. Los efectos de la pérdida de biodiversidad ya están aquí y empeorarán si la tendencia continúa. ¿Qué puede aportar la celebración de este tipo de eventos y de qué manera puede contribuir Ciudad Real para salvar el planeta?

R: La responsabilidad de salvar el planeta está en cada uno de nosotros. La actitud que tú tengas cada mañana al salir de tu casa va a determinar si contribuyes a un mejor medioambiente, y por tanto le dejas un mejor o un peor mundo a tus hijos. A su vez, tu forma de consumir va a determinar eso, así como tu forma de reducir los residuos. Y todo ello se puede hacer también con pequeñas acciones. Y la idea es lograr la colaboración tanto de los ciudadanos, como de las empresas y de las instituciones. Y en este sentido la Agenda 2030 nos deja claro a todas las personas lo que tenemos que hacer, siendo además una manera de que nos comuniquemos y de que veamos los deberes que tenemos.

En estos momentos Europa está apostando muy fuerte por lo verde y por la sostenibilidad porque ya está viendo que nos estamos cargando el planeta, pues en estos últimos 50 años están desapareciendo más especies que en toda la historia que conocemos.

P: ¿Es Ciudad Real una ciudad saludable y cómoda para vivir desde el punto de vista medioambiental?

R: Evidentemente sí. Además, Ciudad Real tiene unos niveles de contaminación bajos, aunque siempre se pueden mejorar. Asimismo, la ciudad cuenta con mucho patrimonio verde que hay que vivir y disfrutarlo. De hecho, me alegré cuando la Delegación de Sanidad nos dejó abrir los parques hasta las 10 de la noche porque las personas tenemos que salir y vivir en los parques.