Carlos Marín volverá a optar a la reelección al frente de Fecir tras culminar su primer mandato

Julia Yébenes Ciudad Real
Carlos Marín posa ante los medios durante la rueda de prensa de esta mañana / J. Yébenes

Carlos Marín posa ante los medios durante la rueda de prensa de esta mañana / J. Yébenes

La organización cuenta con 19 asociaciones y cinco secciones, tras la integración de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE), un total de 11.000 empresarios y más de 700.000 euros de presupuesto, frente a los 50.000 euros de hace cuatro años.

El presidente de la Federación de Empresarios de Ciudad Real (Fecir), Carlos Marín, volverá a optar a la reelección al frente de la organización empresarial tras culminar su primer mandato.

Tras semanas en las que no había aclarado públicamente si tenía intención de renovar como presidente de la patronal ciudarrealeña, Marín ha hecho el anuncio en una rueda de prensa en la sede de la entidad ante los periodistas, y ha señalado que “es muy complicado a la hora de conciliar la gestión de la organización con la vida familiar”, pero los empresarios y la propia Fecir como interlocutor económico en la provincia “se lo merecen”.

Será en la Asamblea Electoral convocada para el próximo 30 de octubre, en la que casi con toda seguridad Marín será elegido por aclamación junto a los ‘fieles’ que han conformado la ejecutiva en estos cuatro años: Manuel Carmona, que “siempre ha estado a mi lado”, “mi hermano” José Luis Ruiz, o Miguel Ángel Rivero, que “se ha convertido en mi sombra personal y profesional”, además  de Yolanda Torres y Maite Rodríguez, que no estaban en el acto.

En este periodo, tanto la ejecutiva como la asamblea general de Fecir, según Marín, han trabajado “de manera ímproba”, con “ganas y esfuerzo”, y a pesar de la mejora de la afiliación y la mejora económica, “queda mucho por hacer”.

Entre los retos pendientes está la recuperación del antiguo edificio de la patronal, cuya rehabilitación ya ha sido desbloqueada con el Ministerio de Trabajo y cuyas obras esperan comiencen en junio de 2019.

Marín ha decidido dar el paso, según ha comentado, tras hablar con sus máximos colaboradores, su familia y todas las asociaciones que “me han apoyado”, y con el fin de “seguir siendo el altavoz de los autónomos y pequeños empresarios, y para defender sus intereses”.

Retos alcanzados

De la misma forma, ha repasado los desafíos alcanzados en su primer mandato para recuperar la ilusión y la unidad del tejido empresarial de la provincia, desde que el 12 de diciembre de 2014 doce asociaciones sectoriales y provinciales “me votaran junto a un equipo lleno de ilusión y con ganas”, y tras sufrir “una mala experiencia” (la desaparición de la extinguida CEOE-Cepyme) y “haber aguantado el envite de la crisis económica e institucional”.

Ahora son 19 asociaciones y cinco secciones las que componen Fecir, tras la integración de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE), con un total de 11.000 empresarios y más de 700.000 euros de presupuesto, frente a los 50.000 euros de hace cuatro años.

Así, el también presidente de la Asociación de Empresarios de Transporte de Mercancías por Carretera, ha celebrado que la entidad “se haya convertido en referente del empresariado de Ciudad Real” en esta nueva etapa, iniciada en complicidad con las organizaciones nacidas hace 40 años, y que “nos ayudaron a convertirnos en portavoz imprescindible en la negociación colectiva”  y en defensores de “nuestros derechos” ante las administraciones.

Así, entre los objetivos que se plantea para el próximo mandato están “seguir creciendo” con nuevas secciones e integraciones de territoriales porque “no sobra nadie”, además de ampliar  servicios para los titulares de micropymes y autónomos.

Balance

En el balance que ha presentado ha destacado las actividades de formación, como instrumento para la cualificación de trabajadores en activo y para desempleados, con el desarrollo del 100% de los cursos conveniados, y una inversión que ha crecido de 248.000 euros en 2017 a los 343.000 de 2018. En concreto, han celebrado 34 cursos de la modalidad 1, con 572 beneficiarios y un 25% de parados.

Fecir también ha ejercido como representante patronal en la negociación colectiva de la provincia y en las mediaciones laborales y como portavoz “legítimo” en el INSS o el Fogasa, de la mano de la Cámara de Comercio, además de ofrecer servicios para fomentar y potenciar el desarrollo económico, para la prevención de riesgos laborales, apostar por el comercio electrónico “para ponernos al día”, y participar en el programa Emprende +, tanto en la modalidad 45 como en la de gestión.

Otro de los apartados más exitosos, según Marín, ha sido el de la organización de ferias empresariales como Fecirauto “referente e inspiración para otras provincias”, o la emblemática Fercatur, que pondera el valor de la caza en la provincia, en la región y en España.

De la misma manera, han recuperado los premios empresariales, que este año se celebrarán  el 23 de noviembre, “para reconocer a nuestra gente”, a una institución y a un profesional de los medios de comunicación.

Subida del SMI

Preguntado por la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900, ha señalado  que es una “medida política” porque los salarios mínimos contemplados en los convenios de la provincia “son mucho más altos”.

“No conozco convenios que tengan esa cantidad tan baja”,  pues “ya está regulado”, ha dicho a la vez que ha replicado a la Administración que son las organizaciones empresariales y sindicales las que “acuerden los salarios”, porque “nosotros queremos que nuestros trabajadores cobren y partícipen de nuestros beneficios”.