Lanza Digital

Ciudad Real, excluida de la creación de nuevos juzgados en Castilla-La Mancha

Ciudad Real se lleva un buen varapalo del Ministerio de Justicia, que la ha dejado fuera de la esperadísima ampliación de la planta judicial exigida por el sector y anunciada hace unas semanas por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha Vicente Rouco.

Como dijo Rouco en la apertura del año judicial en Ciudad Real hace unas semanas, habrá más juzgados en la región, que es la comunidad peor dotada de plazas de jueces por habitante de España, en concreto cinco más, pero ninguno de ellos en la provincia de Ciudad Real.

Con tantas necesidades el Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio de Justicia, optó el viernes por compensar a la comunidad con cinco nuevos juzgados repartidos de las siguiente forma: tres en la provincia de Toledo (Penal número 4 de Toledo capital, Instrucción 7 de Illescas e Instrucción 6 de Talavera de la Reina); uno para Albacete, el juzgado de Instrucción número 8 y otro juzgado nuevo en Guadalajara capital, Penal 2.

En Ciudad Real hace siete años que no se crea un nuevo órgano judicial, ni en la capital ni en el resto de partidos judiciales, y aunque las necesidades han crecido de forma exponencial, habrá que esperar todavía más.

Cuatro juzgados, “lo imprescindible”

Como Toledo, Ciudad Real lleva años exigiendo la apertura del juzgado número 4 de lo Penal y es especialmente dramática la situación de los juzgados de Instrucción y Primera Instancia número 4 y 5 de la capital. El primero está al borde del colapso. A las competencias provinciales en lo Mercantil, con decenas de casos por la crisis, desde junio también se ocupa de todas las demandas para reclamar las cláusulas suelos y los números hacen ya casi inviable seguir despachando asuntos.

El caso del juzgado de Instrucción 5 de Ciudad Real también es muy delicado, puesto que se encarga de los casos de Violencia de Género, incluidas las guardias por estos asuntos, y la supervisión y control de las órdenes de alejamiento y medidas de protección a las maltratadas, competencias que compatibiliza con el resto de asuntos.

Rouco exigió que ambos juzgados se conviertan en juzgados exclusivos de Mercantil y Violencia de Género, y para eso era necesaria la creación de más juzgados mixtos, por lo menos el número 8 para poder separar la instrucción de los asuntos penales o civiles, sin embargo el juzgado número 8 de Instrucción será para Albacete capital, la única provincia de la comunidad autónoma que dispone de juzgado exclusivo de Violencia de Género.

El ministerio apela a la “carga de trabajo”

En un breve comunicado la explicación que da el Ministerio de Justicia es que la distribución de nuevos juzgados se justifica “por la carga de trabajo de los juzgados de primera instancia de las provincias de Albacete y Toledo, en cuya capital la penal es la jurisdicción con más actividad”.

En el caso de Guadalajara Justicia asegura que “hay un único juzgado de lo penal en funcionamiento que soporta una alta carga de trabajo según los baremos del Consejo General del Poder Judicial”.

El real decreto de creación de nuevos juzgados al que dio el visto bueno el Consejo de Ministros del viernes incluye la creación de 93 nuevos juzgados en las comunidades sin competencias judiciales propias.