Ciudad Real se suma a las protestas contra la salida de la cárcel de los miembros de ‘La manada’

Julia Yébenes Ciudad Real
Imagen de la concentración contra la sentencia de La Manada el 26 de abril / J.Jurado

Imagen de la concentración contra la sentencia de La Manada el 26 de abril / J.Jurado

Colectivos como Feminismos Ciudad Real y ‘Espinas’ han convocado una protesta a las 19,30 horas de este viernes en la Plaza del Pilar para rechazar la decisión de la Audiencia de Navarra que se ha conocido a primera hora de esta tarde.

Como en decenas de ciudades y pueblos de España, los colectivos feministas de Ciudad Real han reaccionado a la puesta en libertad provisional de los cinco miembros de ‘La manada’, condenados a nueve años de cárcel cada uno por abuso sexual en grupo a una joven de 18 años en los Sanfermines de 2016.

En concreto, colectivos como Feminismos Ciudad Real y ‘Espinas’ han convocado una protesta a las 19,30 horas dede este viernes en la Plaza del Pilar para rechazar la decisión de la Audiencia de Navarra que se ha conocido a primera hora de esta tarde.

Las reacciones se han desatado minutos antes de las 17 horas cuando los medios nacionales han empezado a recoger la resolución que dicta la libertad con carácter provisional para los cinco amigos  de ‘La Manada’ bajo fianza de 6.000 euros.

En pocos minutos se ha originado una batería de protestas por toda España, en multitud de capitales y ciudades, algunas de ellas con los lemas ‘Nosotras sí somos manada’ y ‘Contra la justicia patriarcal’.

En el caso de Ciudad Real, el cartel de la concentración se muestra en contra de dicha resolución judicial y reproduce las caras de los cincos condenados.

Petición en Change

Otra de las reacciones ha sido la iniciativa activada en change.org para recoger firmas de apoyo a la  petición para impedir dicha excarcelación. “¡No queremos a La Manada en la calle. Que sigan en prision preventiva!”, reza la solicitud de la plataforma digital, que también están respaldando cientos de personas.

El caso de ‘La manada’ ha sido un punto de inflexión para la sociedad española, que de manera explícita ha empezado a condenar en las calles las agresiones sexuales contra mujeres.

Desde que se inició el proceso judicial contra los cinco acusados, miles de personas pidieron justicia por el brutal ataque sexual a una joven en las fiestas de los Sanfermines de hace dos años, aunque fueron condenados por abusos sexuales, otra resolución que originó miles de muestras de rabia para pedir justicia ante los hechos violentos que cometieron.