Ciudad Real deberá tener una Zona de Bajas Emisiones, al estilo de Madrid Central, antes de 2023

Aurora Galisteo Ciudad Real
Boadella recuerda que está en marcha un proyecto de peatonalización de varias calles del centro de la ciudad, que se irá ampliando sucesivamente /Lanza

Boadella recuerda que está en marcha un proyecto de peatonalización de varias calles del centro de la ciudad, que se irá ampliando sucesivamente /Lanza

La concejal de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Ciudad Real, Mariana Boadella, ha indicado que el anuncio de la ministra "es una buena noticia" que no le ha cogido por sorpresa ya que, explica, "es la tendencia en la que están trabajando todas las grandes ciudades en nuestro país y aquí, en la capital, también"

Ciudad Real deberá contar, antes del año 2023, con una Zona de Bajas Emisiones, al estilo de Madrid Central.

Así lo anunció este martes la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien explicó que, en el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética en el que trabaja el Gobierno, se recoge una modificación que ahora contempla la obligatoriedad de que todos los municipios de más de 50.000 habitantes creen zonas de bajas emisiones.

Una buena noticia

La concejal de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Ciudad Real, Mariana Boadella, ha indicado que el anuncio de la ministra “es una buena noticia” que no le ha cogido por sorpresa ya que, explica, “es la tendencia en la que están trabajando todas las grandes ciudades en nuestro país y aquí, en la capital, también”.

Peatonalizar el centro

En el caso concreto de la capital, Boadella recuerda que está en marcha un proyecto de peatonalización de varias calles del centro de la ciudad, que se irá ampliando sucesivamente, porque el objetivo final es usar menos el coche.

Mariana Boadella, ha indicado que el anuncio de la ministra

Mariana Boadella, ha indicado que el anuncio de la ministra "es una buena noticia" que no le ha cogido por sorpresa /Lanza

Potenciar la movilidad eléctrica

Además, la edil de Sostenibilidad se muestra partidaria de  potenciar la movilidad eléctrica, un sistema que, añade, trae consigo importantes ventajas como la reducción de emisiones de CO2 y, también, la reducción de la contaminación acústica, del ruido.

“Que la flota de vehículos del Ayuntamiento empiece a ser eléctrica es un primer paso”, ha añadido Boadella quien ha recordado que, por ejemplo, las máquinas que se han comprado recientemente para el servicio de Limpieza Viaria son eléctricas.

Aparcamientos disuasorios

Y una tercera medida será seguir habilitando aparcamientos disuasorios con el objetivo de que los vehículos dejen de entrar al centro de la ciudad.

Hace falta un plan de cofinanciación

Por último, Mariana Boadella se ha mostrado confiada en que esta iniciativa “no se quede en un anuncio”, al tiempo que ha aprovechado para solicitar al Gobierno central que ponga en marcha un plan de cofinanciación de este proyecto.

“La capacidad financiera de ayuntamientos medianos como el nuestro es la que es, vamos justos”, ha añadido la edil quien, reitera, que este anuncio de la ministra es una buena noticia, un proyecto que debe ir dotado de financiación por parte del Ejecutivo central.

En la región, seis ciudades

Junto a Ciudad Real, el resto de capitales de provincia de Castilla-La Mancha, además de Talavera de la Reina, también estarán obligadas a establecer esa zona de bajas emisiones. A nivel nacional las principales ciudades del país, un total de 145, tendrán que establecer su ‘Madrid Central’ con el objetivo de restringir el tráfico y reducir las emisiones de gases contaminantes.

En principio, el plazo que tendrán estos municipios es hasta 2023, aunque las fechas todavía están pendientes de revisión.