Ciudad Real vuelve a situarse, un año más, a la cabeza del país en declaraciones a favor de la Iglesia Católica

Aurora Galisteo Ciudad Real
Ciudad Real sigue siendo la provincia de España que más equis marca a favor de la Iglesia católica /Lanza

Ciudad Real sigue siendo la provincia de España que más equis marca a favor de la Iglesia católica /Lanza

No obstante, el número de personas que marcaron la casilla el pasado año ha disminuido algo más de tres puntos porcentuales. Este descenso, que se ha producido también en la equis de Fines Sociales, se debe a que la herramienta telemática para presentar la declaración del IRPF era confusa con relación a las equis, un problema que en la de este año se ha solucionado preguntando al contribuyente antes de finalizar el trámite

De nuevo, el pasado año Ciudad Real fue en el ámbito nacional la provincia en la que más contribuyentes eligieron marcan la X en la asignación tributaria a la Iglesia Católica.

Sin embargo, al igual que ha ocurrido en el resto de España, se ha producido una disminución en el número de personas que marcaron la casilla de la Iglesia. Así, y según datos facilitados este viernes para la gerente del Obispado, Isabel Oviedo, en 2017 el 51,89% del contribuyente la marcó mientras que el año anterior el porcentaje fue de 55,13%.

Este descenso en el número de equis se debe, fundamentalmente, a que la herramienta telemática ara presentar la declaración era confusa con relación a las equis, una tesis que viene avalada por el hecho de que han descendido, también, las equis para Fines Sociales. Úbeda añadió que parece que este año ese problema se ha resuelto y el programa, antes de finalizar la declaración, pregunta al contribuyente si está seguro de no querer marcar ninguna de las dos.

Por su parte, el ecónomo diocesano, Vicente Ramírez de Arellano, ha recordado que en la actualidad la Iglesia se financia fundamentalmente a través de los fieles que directamente destinan parte de su dinero a la institución. Además, recordó que el modelo de cooperación con el Estado estableció en 2006 que un 0,7% de la cuota íntegra de la Declaración de la Renta de cada contribuyente sería una aportación voluntaria a la Iglesia. “Por esto existe la famosa casilla, de manera que solo aquellos que lo desean destinan dinero al mantenimiento de la Iglesia. Dicho de otro modo, si nadie marcara la X de la Iglesia en su declaración, recibiríamos cero euros a través de esta partida”.

El ecónomo de la Diócesis insistió en que con este modelo se garantiza la libertad y la decisión del contribuyente que solo puede elegir el destino de su dinero en este apartado. “Por tanto, el Estado no destinada nada en sus presupuestos a la Iglesia, solo y exclusivamente aquello que es el deseo libre de los ciudadanos y que se concreta en marcar la equis”, reiteró.

Fines Sociales

Junto a la casilla de la Iglesia Católica existe la de Fines Sociales. Aquí están algunas instituciones de la Iglesia como Cáritas que presentan proyectos concretos y que reciben dinero de los contribuyentes para esos proyectos. “Es decir, Cáritas solo puede emplear los fondos recibidos a través de este apartado en el proyecto aprobado”, aclaró.

Por esta razón desde la diócesis siempre han animado a marcar ambas casillas, un dinero que no divide sino que suma.

¿A qué se destina el dinero?

El dinero que se recibe a través de la equis de la Iglesia se destina a toda la labor en su conjunto, manteniendo una actividad con beneficios en todos los ámbitos sociales: mantenimiento de templos, labor asistencia y educativa, sueldos de sacerdotes… son acciones que se ven ayudadas directa o indirectamente por el dinero de quienes marcan la equis.

De este modo, en número aproximados, Ramírez de Arellano destacó que en la Diócesis se celebran cada año más de 63.000 misas, más de 3.000 bautizos, confirmaciones y primeras comuniones, más de 1.000 matrimonios, más de 5.000 entierros y más de 1.500 procesiones.

“Toda esta actividad celebrativa produce la entrega de miles de horas para los demás, buscando la justicia y el acceso de todos a las oportunidades. Por esto, la Diócesis de Ciudad Real tiene 12 programas de Cáritas que ofrecen más de 80.000 ayudas por toda la provincia gracias a más de 1.500 voluntarios. Además, saliendo fuera de nuestro territorio, y gracias a Cáritas, Manos Unidas y a los misiones, se llevan a cabo 15 proyectos en misión y más de 30 de ayuda internacional”, concluyó.