Correos, con un 30% menos de plantilla que hace cinco años, anuncia movilizaciones

Aurora Galisteo Ciudad Real
Los sindicatos anuncian movilizaciones en Correos /J. Jurado

Los sindicatos anuncian movilizaciones en Correos /J. Jurado

Los sindicatos CCOO, UGT, CSIF y Sindicato Libre no descartan una huelga general "ante la ausencia clara de iniciativas del Gobierno para garantizar la viabilidad de la empresa pública y del servicio que presta a millones de ciudadanos". Han afirmado que se está desmantelando el servicio sobre todo en los pueblos más pequeños de la provincia y añaden que en más del 60% de los municipios de Ciudad Real no se reparte el correo de forma regular

CCOO, UGT, CSIF y Sindicato Libre, organizaciones sindicales que suman casi el 90% de la representación de los trabajadores de Correos, han anunciado movilizaciones que se iniciarán el próximo mes de abril, no descartan tampoco convocar una huelga general, ante el “desmantelamiento” progresivo de la empresa pública que se ha traducido, sólo en la provincia de Ciudad Real, en una merma en la plantilla de trabajadores del 30 por ciento en los últimos cinco años, pasando de 500 trabajadores, entre eventuales y fijos, a algo más de 250, han explicado este jueves los sindicatos.

Todos ellos han afirmado que se está desmantelando el servicio sobre todo en los pueblos más pequeños de la provincia y añaden que en más del 60% de los municipios de Ciudad Real no se reparte el correo de forma regular. “Hay importantes carencias en la prestación del servicio público postal a la ciudadanía como ya se está palplando en los distritos de la capital así como en Puertollano, Manzanares, Daimiel, Alcázar de San Juan o Almadén, entre otros”, han explicado.

Eduardo Martínez, de CCOO, ha destacado que en la presente legislatura se ha producido un recorte “sin precedentes” en la financiación del Servicio Postal Universal, que ha pasado de 180 a 57 millones de euros en 2017 que se repetirá en 2018 en caso de prórroga de los Presupuestos Generales del Estado, una cantidad a todas luces “insuficiente” para la prestación de este servicio y muy inferior a la que destinan otros países del entorno como Portugal con 220 millones de euros anuales de presupuesto.

Ampliar la actividad logística

Además, ha lamentado que el Gobierno no autorice la ampliación de la actividad logística y de paquetería de Correos ante el progresivo descenso de la carta tradicional y la aprobación de un plan estratégico.

Manuel Maldonado, de CSIF, ha hablado de “recorte sin precedentes” y un déficit “sin precedentes” en la empresa pública que roza los 150 millones de euros, “lo que ha conllevado un importante recorte en la plantilla y la creación de empleo precario”, ha afirmado.

Desde UGT, Félix García, apunta a la necesidad de que Correos cuente con más presupuesto para hacer posible el servicio postal universal.

Ante esta situación, CCOO, UGT, CSIF y Sindicato Libre han reiterado sus demandas, condicionando el desarrollo del conflicto a la respuesta del Gobierno, para que se desbloqueen los elementos que mantienen en zona de riesgo la continuidad del correo público: que se restituya el recorte de financiación, se apruebe el Plan de Prestación con una dotación suficiente y se de vía libre a un Plan Estratégico para la diversificación de la actividad.

Asimismo exigen que se garantice la plantilla suficiente, con tasas de reposición por encima del 100% que permitan recuperar empleo, incrementos salariales por encima del IPC, el poder adquisitivo perdido con incrementos específicos, más allá de los pactados en el ámbito de la Función Pública para Correos y una regulación de las condiciones de trabajo que ponga fin a la creciente precariedad en el modelo de empleo, concluyen.