Lanza_logotipo_blanco
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
21 abril 2024
ACTUALIZADO 22:06
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
    • Festival 2024 Skating Eurovision / Elena Rosa
      Manolo Ruíz Toribio mostró sus trabajos de fotografía / Elena Rosa
      Todo a punto en la Plaza Mayor para zambullirse en las páginas de un buen libro /Clara Manzano
      Inauguración de la Feria de Abril en Ciudad Real / Elena Rosa
      Presentación de la programación de la cuadragésimo séptima edición del Festival / Clara Manzano
      Aparatoso incendio de un avión para desguace en el aeropuerto de Ciudad Real /Clara Manzano
      170 aniversario del Colegio Público Santo Tomas de Villanueva / J. Jurado
      Encuentro de centurias romanas /Clara Manzano
  • Vídeos
      • Juan Ortega (1)
      • Juan Ortega (2)
      • Pablo Aguado (1)
      • Pablo Aguado (2)
      • Pablo Aguado (3)
      • Roca Rey (1)
      • Roca Rey (2)
      • Roca Rey (3)
      • Roca Rey (4)
      • Ajuste y entrega en la faena de Ortega al sexto
      • El poderío de Daniel Luque
      • Trincherilla de Morante al primero
      • Verónica de Juan Ortega
      Portada Fatigas maletilla.indd
      • Andrés Palacios a la verónica frente al primero JCS
      • La corrida de Martín Lorca estuvo bien presentada JCS
      • Aspecto de parte de los tendidos ayer en Tomelloso JCS
      • Palacios pasando al cuarto con la mano derecha JCS
      • Pase cambiado por la espalda de Molina al quinto JCS
      • Sergio Felipe estuvo dispuesto toda la tarde JCS
      • Derechazo de Sergio Felipe JCS
      • A la corrida le faltó fuerza y casta JCS
      • Perera entre los pitones del primero
      • Perera comenzó de hinojos la faena al cuarto
      • Vuelta al ruedo al cuarto de El Parralejo
      • Buen natural de Paco Ureña
      • Borja Jiménez doblándose de capote
      • Ceñimiento y garra en Borja Jiménez
      • Larga cambiada a porta gayola de Garrido al primero
      • José Garrido en un derechazo al primero
      • Así metió la cara el quinto, de nombre Tabarro, número 30
      • De Miranda salió trompicado al matar al quinto
      • Leo Valadez no destacó
      • Tarde maciza de Garrido ayer en Sevilla
      • David de Miranda a hombros
      • Buena verónica de Aníbal Ruiz al primero JCS
      • Verónica de Carlos Aranda al quinto JCS
      • Ceñido natural de Carlos Aranda JCS
      • Los tendidos de Carrión de Calatrava pidiendo trofeos ayer JCS
      • Natural de buen aire de Aníbal Ruiz al primero JCS
      • Natural de Juan Robles JCS
      • Remate de capote de Juan Robles en el tercero JCS
      • Satisfacción de Juan Robles al recibir el rabo del tercero JCS
      IMG-20240407-WA0014
      Presentación del I Encuentro Internacional de Capellanes y Sacerdotes. / Europa Press Photo
      Imagen de archivo de la venta de entradas para asistir al evento taurino del 28 de abril en Ciudad Real / Elena Rosa
      • Precios toros Ciudad Real 2018 2
      • Precios entradas Ciudad Real 28 abril 2024
      Cartel anunciador del festejo de reinauguración en Ciudad Real, obra de Álvaro Ramos
      Foto de grupo de los alumnos de la Escuela Taurina de Miguelturra junto a su director, Antonio Alegre
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Deimos espera duplicar su plantilla a lo largo de este 2024

Deimos, la unión de Puertollano con el espacio

Deimos lleva trabajando en Puertollano una década

Reproducir
Pablo Morillo, director de Deimos en Puertollano/ Clara Manzano
H. Peco / PUERTOLLANO
Deimos Puertollano espera duplicar su plantilla en 2024. Desde su base en la ciudad minera, lideran proyectos disruptivos, que cambiarán la forma de entender el espacio.

Puede que lo más cerca que vayamos a estar del éxito en la vida es asumir con humildad lo que somos y soñar en grande con aquello que aspiramos ser. Quizás sólo así y comprendiendo el ímpetu de conocer el Universo es lo que llevó a Pablo Morillo a la dirección de Deimos en el año 2021, después de ocho trabajando en la empresa, en la que entró en 2013 en pruebas, y donde un año después, en un error de nuestro oficio lo nombraron nada menos que director general de la compañía.

Al día siguiente de salir publicada la entrevista, lo estaban esperando a pie de puerta en las instalaciones que Deimos tiene en el polígono La Nava de Puertollano. “No te imaginas mi cara. Salieron y me dijeron: Te llamaremos de usted. No sabíamos de tu nuevo cargo”, rescata ahora riéndose mientras recuerda aquel capítulo que le costó el sudor que siempre asoma cuando el pavor se hace protagonista de las escenas.

Deymos _ Clara Manzano--207
Pablo Morillo, en las instalaciones de Deimos Puertollano/ Clara Manzano

Pablo Morillo es de Puertollano y lo lleva por bandera con orgullo. “Una ciudad como la nuestra no tiene que tener complejo ante nada ni ante nadie. En nuestro caso podemos decir bien alto que estamos a la vanguardia del mercado, encabezando grandes proyectos y con el sello propio de nuestra ciudad”.

También le hace sacar pecho decir de dónde viene. “Me gusta decir que para llegar, lo importante son las ganas. Para mí es más importante la actitud que la aptitud. Vengo de una familia humilde, de madre ama de casa y de un padre que ha trabajado en los montajes. Estudié en el Tierno Galván y en el Fray Andrés de Puertollano y fueron la puerta para estudiar en la Universidad de Castilla-La Mancha en la facultad de Ciudad Real. Hice lo que me apasionaba y he tenido la suerte de acabar aquí, dedicándome a lo que me gusta”.

Ha trabajado en Estados Unidos, pero tiene claro lo que quiere. “La calidad de vida de una ciudad como Puertollano no te la ofrece otras grandes ciudades y es algo que en nuestro equipo se valor mucho”, afirma mientras desde su despacho otea un horizonte donde se dibujan las primeras montañas que dan acceso al Valle de Alcudia. “Poder comer en casa o poder disfrutar del poco tiempo libre que me queda, para mí es fundamental para seguir apostando por estar aquí”.

Su trabajo consiste en liderar un equipo que está encabezando muchos de los grandes proyectos nacionales en materia espacial, compuesto por más de 40 profesionales y que aspira a lo largo de este 2024 a duplicarse. No será fácil porque hay déficit de currículums en el mercado, pero el reto es uno de esos que motivan a cualquiera que quiera hacer grandes cosas. “Estamos muy ilusionados. No paramos de recibir proyectos y ahora mismo estamos trabajando en ellos”.

Hace meses la ESA eligió a Deimos para liderar la misión Horizon Europe CASSINI CubeSat, uno de esos grandes proyectos a los que hoy se les da forma entre las paredes de la sede ubicada en Puertollano. En concentro la compañía se hará cargo de la supervisión de la implementación de dos satélites que albergarán los experimentos seleccionados por la Comisión Europea, cuyo lanzamiento está previsto para el año 2025.

Esta misión forma parte del programa de validación y demostración en órbita Horizonte Europa (IOD-IOV), cuyo objetivo es impulsar el sector espacial europeo, haciendo llegar a la órbita tecnologías de vanguardia.

“Es una misión de demostración en órbita y el objetivo es desarrollar tecnologías espaciales en Europa. Para ello se han propuesto varios experimentos, que son instrumentos y subsistemas de satélite desarrollados por distintas empresas en Europa, que están intentando lo que llamamos tener herencia de vuelo. Lo más importante para una empresa espacial es llegar a volar y probar su tecnología en órbita, porque el ambiente espacial es muy exigente y hasta que no tienes esa experiencia en órbita, realmente es como el punto de valor añadido que hace que seas comercialmente atractivo”.

Cassini, añade el director de Deimos, “lo que pretende es dar esa facilidad a los desarrolladores de tecnología europeos para embarcar sus experimentos en unos satélites, lanzarlos y poder hacer esa demostración en órbita. Para nosotros es un proyecto muy interesante porque además ponemos toda la cadena de valor”.

Sobre el proyecto, explica Morillo, “el reto es ser disruptivos. Queremos hacer satélites de más calidad pero buscando un buen equilibrio entre calidad y precio. En los últimos diez años en el mundo espacial ha habido un cambio de paradigma. De lo que se conocía como espacio tradicional se ha pasado al new space“.

Antes, argumenta magistralmente, “las misiones espaciales eran muy caras porque tenían que durar muchos años en órbita, entonces se mandaban componentes con muchos controles de calidad, con equipos redundantes por si uno fallaba asegurar que entrase otro en funcionamiento, los tiempos de diseño eran muy largos, etc. No se mandaba la tecnología más novedosa, sino tecnología que en Tierra funcionaba muy bien. En los últimos diez años, sobre todo debido al abaratamiento de los costes de lanzamiento, al aparecer empresas privadas para un nicho que era sólo gubernamental”, eso subraya, “ha permitido hacer más envíos al espacio”.

Deymos _ Clara Manzano--38
Deimos lleva implantado en Puertollano una década/ Clara Manzano

Así, en este new space, lo que se propone es precisamente asumir más riesgos, usando componentes que no están tan testeados en Tierra, con satélites más pequeños, más baratos, con grandes innovaciones tecnológicas y por tanto, con un mayor riesgo tecnológico en órbita. “Deimos tiene veinte años de experiencia y conoce muy bien el espacio tradicional y también conocemos muy bien el new space“, en ese camino entre las dos formas de entender el espacio se encuentra la compañía buscando el equilibrio entre la calidad del espacio tradicional y la disrupción del nuevo mercado.

En esa adaptación de la demanda, la estrategia de Deimos ha ido cambiando, tal como confirma su director. “Hemos hemos redirigido la estrategia para cubrir toda la cadena de valor de una misión espacial en conjunto”, de la que forma parte el vuelo, el testeo en Tierra, la emisión y la estrategia comercial, entre otras.

Esa nueva fórmula ha permitido que lleguen numerosos proyectos a los que ahora toca darles forma para clientes tan importantes como son la Agencia Espacial Europea o la Comisión Europea. Las previsiones, añade Morillo, “son muy buenas”.

Días frenéticos en Deimos

Pese a la tranquilidad del lugar, silencioso, inundado de luz solar y rodeado de campo, los días en Deimos son de trabajo incesante. “Ahora mismo los días son frenéticos. Tenemos un volumen de actividad enorme. El equipo está dando el cien por ciento porque tenemos que cubrir todos los proyectos en los que venimos trabajando”.

Reuniones continuas, llamadas de proveedores y clientes; citas agendadas con los socios tecnológicos de otras empresas que participan en los proyectos, miles de correos electrónicos que a veces cuesta procesar… “Tenemos un equipo magnífico y gracias a ello todo el trabajo sale adelante y cumpliendo con las expectativas”.

Deymos _ Clara Manzano--30
Morillo hablando con algunos miembros del equipo de Deimos Puertollano/ Clara Manzano

Uno de los grandes valores de Deimos es según Morillo la ingeniería de diseño. “Podemos adaptar nuestros diseños a las necesidades del cliente. Nuestra pretensión es plantear unos estándares de diseño de nuestros productos y hacer reajustes en funciones de las distintas misiones que nos vamos encontrando”.

En esta línea, adelanta, “estamos trabajando para poder fabricar precisamente en serie. No vamos a intentar desarrollar constelaciones gigantescas, con una producción de muchísimas unidades, pero sí nos estamos preparando para poder fabricar en serie pequeñas constelaciones de pequeños satélites”.

El nicho de mercado de Deimos recuerda, “es el de las constelaciones basadas en pequeños satélites, que para que os hagáis una idea oscilan aproximadamente entre los 3 y los 300 kilos”.

Puertollano como epicentro nacional del desarrollo espacial

Tener una empresa como Deimos ha permitido a Puertollano situarse en el epicentro nacional del desarrollo espacial. “Aquí tenemos el centro de integración, pruebas y operaciones de Deimos”, por decirlo de una manera simple, es donde se construyen los satélites, se prueban y desde donde se controlan.

Uno de los puntos a favor de la ciudad minera es su buena comunicación con el resto de España. “Tenemos muy buenas comunicaciones gracias al tren de alta velocidad”. Por otro lado, está la calidad de vida que ofrece la ciudad y la cercanía con la Universidad de Castilla-La Mancha, con la que se están potenciando la relación, al igual que las están intensificando con otras universidades nacionales y europeas.

No haber sido elegidos para albergar la sede de la Agencia Espacial Española, que finalmente ha recaído en Sevilla, hubiese supuesto un nuevo revulsivo para Deimos; una esperanza que era mayor al ser Isabel Rodríguez, ex alcaldesa de Puertollano, una de las cabezas visibles del proyecto en representación del Gobierno de España. No obstante, para Morillo no es absolutamente determinante que la ciudad industrial no haya sido la designada.

“Está claro que alrededor se hubiese generado un efecto tractor. Haber tenido aquí la Agencia Espacia hubiese facilitado la interacción entre las empresas locales y la Agencia, que se va a encargar de gestionar fondos, de gestionar proyectos. Lógicamente, hubiese estado muy bien, pero para nosotros Sevilla está muy cerca y no supondrá ningún problema desplazarnos y trabajar allí cuando corresponda”.

Grandes proyectos a corto y medio plazo

Además de seguir trabajando en los proyectos que ya están abiertos, el reto más inmediato que marca el director de la compañía espacial es “consolidar esta actividad que ya hemos iniciado”. “Tenemos una carga de trabajo inmensa hasta el año 2026. Debemos poner en funcionamiento todos los equipos, la sala limpia, toda la infraestructura, entonces el objetivo es consolidar ese crecimiento reforzando la plantilla, ejecutando satisfactoriamente los proyectos complejos que ya tenemos encima de la mesa y, por supuesto, poner las miradas en la continuidad 2026-2027 con el esfuerzo comercial también para ir consiguiendo nuevos proyectos”.

Puede que entonces el Universo sea un lugar más conocido para el usuario medio, pues gran parte de los esfuerzos de la Agencia Espacial Española, “es darlo a conocer”.

“La gente que estamos en el sector conocemos muy bien el número de satélites que hay, lo que albergan las órbitas, etc, pero es cierto que el gran público quizás muchas veces no es consciente de lo mucho que está el espacio en su vida diaria, por eso la Agencia se ha propuesto comunicar mejor, favorecer esa cultura del espacio para que la gente vea realmente el impacto positivo que tienen todos estos proyectos y todas estas aplicaciones en el día a día, que realmente son muchos”.

Eliminar la basura espacial, una de las grandes prioridades

Para las empresas que trabajan en el sector espacial, eliminar basura puesta en órbita será una de las tareas a las que deban hacer frente de forma más inmediata. “La basura espacial es un problema muy grave y cada vez es un problema mayor. En gran parte este problema se ha acrecentado por lo que te comentaba antes del new space, del abaratamiento de los costes de lanzamiento. Se ha generado en los últimos años muchos satélites en órbita, de objetos en órbita que han ido creciendo exponencialmente con las grandes mega constelaciones que se están planteando”.

“Tenemos constelaciones de miles de satélites, sólo para una misión. Cada vez se están congestionando más las órbitas bajas, en parte porque muchos de estos satélites cuando terminan su vida útil, se quedan sin control”, con el caos que eso puede llegar a suponer.

Deymos _ Clara Manzano--112
Morillo en la sala limpia de Deimos en Puertollano/ Clara Manzano

Por ejemplo, dice Morillo, “un pequeño tornillo en órbita baja puee volar a 7 kilómetros por segundo y un impacto en otro satélite puede destrozarlo y generar un efecto en cadena que generará más basura por el efecto que a la vez, eso se llama síndrome de Kessler”, que es como una reacción en cadena que se quiere evitar, obviamente”.

Para limpiar el espacio de basura, la ESA anunció la iniciativa Zero Debris Charter de la que Deimos forma parte junto a multitud de empresas europeas, comprometiéndose al desarrollo de sus misiones para cumplir con ciertos requisitos, entre los que garantizan que todos los objetos que se lanzan al espacio, en un plazo determinado de tiempo reentran en la atmósfera y se destruyen.

Por otro lado, en esa misión para acabar con la basura espacial, hay proyectos a nivel europeo como Clear Space, en el que Deimos también participa, que consiste en el desarrollo de naves y de satélites que son capaces de agarrarse a un satélite que ha terminado su vida útil, que ya no es operativo y está en descontrol, para frenarlo y reintroducirlo en el espacio.

“La industria es parte del problema, pero también debe ser parte de la solución. Esperamos entre todos poder controlar este crecimiento y mantener las órbitas bajas, que son las más congestionadas, lo más limpias posibles en los próximos años”, puntualiza Morillo.

A nivel cotidiano otra de las noticias que ha llegado ha sido la de la paralización de muchos sectores industriales por falta de componentes como los microchips, derivado de la guerra entre Ucrania y Rusia. Como a cualquier otro sector con dependencia de este tipo de componentes, el aeroespacial también se ha visto afectado. “Nos ha afectado mucho y lo hemos visto reflejado en el incremento de los costes de los materiales y sobre todo en los plazos de entrega que se han visto incrementados en varios meses en muchos casos”.

En un lugar como Deimos que trabaja en el cosmo resulta paradójico hablar de vértigo. Sin embargo, preguntado por esa valoración de lo vivido, su director, Pablo Morillo no la descarta del relato. “Deimos ha tenido en Puertollano un crecimiento muy consolidado. Empezamos con un paradigma de negocio completamente distinto al que ahora tenemos. Hemos crecido mucho, hemos evolucionado, pero sobre todo, hemos reorientado nuestro modelo de negocio. Cuando Deimos empezó en Puertollano, las misiones eran misiones de un único satélite o dos satélites. Ahora ya estamos mirando a constelaciones de pequeños satélites y de producciones más serializadas”.

En 10 años, describe, “es increíble ver cómo ha evolucionado la tecnología, cómo se ha miniaturizado todo, cómo ahora con varios satélites pequeños puedes hacer casi lo mismo que un satélite grande. Ver esa evolución sí produce vértigo. Se están dando pasos de gigante y el sector espacial español está a la cabeza del europeo en este nicho con un crecimiento muy prometedor”.

Más allá de los proyectos sobre la mesa del despacho de Pablo, queda el trabajo de un equipo comprometido ubicados en otra ala del edificio, una maleta en el despacho lista para una reunión urgente que no puede dejar de hacerse de forma presencial, una pulsera de Incluye TEA que recuerda que fuera del trabajo queda una vida que es el verdadero proyecto al que darle forma y un gato que acaba de llegar a las inmediaciones y que ya ha sido bautizado como “CatSSINI” y al que le han bastado unas pocas horas para encariñar al equipo de Deimos.

Ver más sobre:
Publicado en:
Noticias relacionadas:
Grupo Oesía exhibirá sus innovadoras soluciones de movilidad por satélite en SATELLITE / Grupo Oesía
Tecnología de Inster-Grupo Oesía /  Inster-Grupo Oesía
El edificio de Servicios Sociales ya ha finalizado su remodelación / Lanza
 Tecnobit-Grupo Oesía
 Lanza
 Lanza
Cerrar