Eduardo Espín, magistrado del Supremo: “Las discordancias políticas no afectan a nuestra independencia”

Belén Rodríguez Ciudad Real
El magistrado del TS y catedrático de Derecho Constitucional Eduardo Espín, con alumnos de la UCLM hoy en Ciudad Real / Clara Manzano

El magistrado del TS y catedrático de Derecho Constitucional Eduardo Espín, con alumnos de la UCLM hoy en Ciudad Real / Clara Manzano

El constitucionalista ha defendido en Ciudad Real el acuerdo entre partidos que permitió la aprobación de la Constitución de 1978, “que fuera fruto de un pacto no es un desdoro, sino un mérito”, ha subrayado en la apertura de las Jornadas de Derecho Constitucional en la Universidad de Castilla-La Mancha

La Universidad de Castilla-La Mancha le hace en Ciudad Real su particular homenaje a la Constitución de 1978, cuarenta años después, repasando la situación de los derechos fundamentales, tema monográfico de las vigésimo terceras Jornadas de Derecho Constitucional que ha abierto hoy el magistrado del Tribunal Supremo Eduardo Espín.

En plena polémica por la elección de los miembros del Poder Judicial y la sentencia de las hipotecas, el magistrado y catedrático de Derecho Constitucional ha defendido la independencia de los jueces: “Este episodio tiene que ver más con las reglas de la política, con las discordancias entre los partidos; no afecta a nuestra independencia cuando juzgamos y hacemos ejecutar lo juzgado ateniéndonos a la ley sin ningún tipo de interferencia”.

Espin con el decano de Derecho Juan José Rubio y el profesor Tomás Vidal / Clara Manzano

Espin con el decano de Derecho Juan José Rubio y el profesor Tomás Vidal / Clara Manzano

Renovación ordenada y adecuada

¿Hay que cambiar el sistema de elección de los miembros del CGPJ? Espín prefiere reservarse su opinión, “lo que espero es que se cumpla lo que en estos momentos está previsto en la Constitución y las leyes, y que se produzca una renovación ordenada y adecuada”.

El constitucionalista, que ha pronunciado la conferencia ‘La protección judicial de los derechos’, considera que en cuarenta años se ha avanzado, aunque preguntado por el derecho a la libertad de expresión y las denuncias a cómicos o por vulnerar los sentimientos religiosos, reconoce que “no es fácil encontrar el equilibrio”,  “quizá ciertas normas pueden mejorarse para que ese equilibrio no se venza contra la libertad de expresión”.

El pacto constitucional, “un mérito”

El catedrático de Derecho Constitucional y  profesor en la UCLM también ha defendido el acuerdo entre partidos políticos de diferentes ideologías que permitió la aprobación de la Constitución de 1978, “que la Constitución actual sea fruto de un pacto no es un desdoro, al contrario es un mérito. La democracia es respetar las opiniones de los demás y llegar a pactos”, ha remarcado.

En las jornadas, de dos días, participan unos doscientos alumnos y juristas / Clara Manzano

En las jornadas, de dos días, participan unos doscientos alumnos y juristas / Clara Manzano

Reforma constitucional

A la posibilidad de una reforma constitucional se ha referido el decano de la Facultad de Derecho Juan José Rubio, partidario de revisar los aspectos relativos a la organización territorial que tantos problemas están dando.

Las pensiones, un logro constitucional

Rubio, que vivió la transición, ha hecho hincapié ante los doscientos alumnos que siguen las jornadas, en la “importancia que tuvo nuestra Constitución porque afrontó sin complejos los retos”. También ha resaltado el avance en igualdad entre hombres y mujeres o en el sistema de pensiones, “que no existía al principio de los años ochenta”.

Divididas en sesiones de dos días (hoy y mañana viernes) las XXIII Jornadas de Derecho Constitucional que dirige el profesor de Derecho Constitucional Tomás Vidal analizan en esta edición las dudas que puede plantear la tutela judicial efectiva, el aforamiento de cargos públicos o los problemas del derecho a la libertad personal y las cuestiones relativas a la libertad religiosa; todo ello bajo el lema ‘Los derechos fundamentales en el cuarenta aniversario de la Constitución española’.

Las ponencias y debates ahondarán además en el derecho a la vida, el aborto y la eutanasia.