El 11.820, el número más buscado por los ciudadrealeños para el sorteo de la lotería de Navidad

Fran Solís Ciudad Real

Ana María Serna Carmona, de la Administración de lotería 'Carmona' de Ciudad Real / Elena Rosa

El 11.820 coincide con la fecha en la que cayó la gran tormenta de pedrisco que azotó Ciudad Real, que tuvo lugar el 11 de agosto de 2020, y que provocó graves daños materiales en la capital manchega. Muchas personas también se están acercando por las administraciones de Ciudad Real reclamando un décimo para el sorteo de Navidad que termine en 19 o en 20, por aquello de que el coronavirus comenzó en 2019 y que 2020 está siendo, en general un año malo, también como consecuencia de la pandemia

11.820. Ese es el número más buscado por los ciudadrealeños con motivo del sorteo de la lotería de Navidad que tendrá lugar el próximo 22 de diciembre, como manda la tradición. El motivo es bien sencillo. Y es que, el 11.820 coincide con la fecha en la que cayó la gran tormenta de pedrisco que azotó Ciudad Real, que tuvo lugar el 11 de agosto de 2020, y que provocó graves daños materiales en la capital manchega como en las lunas de los vehículos, en los canalones, en los tejados de las casas, etc.

Desde la administración de Loterías número 1 de Ciudad Real, situada en la Plaza del Pilar, han informado a Lanza que este año gran parte de las personas que se han acercado por esta administración reclamando un décimo para el sorteo de Navidad iban buscando un número que terminase en 19 o en 20, por aquello de que el coronavirus comenzó en 2019 y que 2020 está siendo, en general un año malo, también como consecuencia de la pandemia. Pero desde esta administración han explicado que “sobre todo, ha venido mucha gente preguntándonos por el número 11.820, cuya fecha coincide con el día en que cayó la gran granizada en Ciudad Real, aunque ese número no lo vendemos desde esta administración”.

Décimo de lotería de Navidad que buscan muchos ciudadrealeños

Décimo de lotería de Navidad que buscan muchos ciudadrealeños

Se trata de un número que se encuentra bastante repartido entre diversas administraciones de España, según refleja la página web oficial de Loterías y Apuestas del Estado, pues, a pesar de que no se vende en ninguna administración de loterías de Castilla-La Mancha, sí que se distribuye en Madrid capital, Santander, Bilbao, Valencia, San Pedro del Pinatar (Murcia), Bailén (Jaén), Montefrío (Granada), Getxo (Bizkaia), Antas (Almería), Jérica (Castellón), Barcelona, Igualada o Lleida.

Lanza se ha puesto en contacto con varias de estas administraciones para saber si aún estaba disponible este número. En concreto, desde la administración de Loterías número 1 de Santander han indicado que, si bien sí que han vendido varios décimos de este número, actualmente ya no lo tienen disponible desde esta administración. También han señalado que hace algunos meses recibieron la llamada de algún ciudadrealeño preguntando por el número 11.820.

Desde la administración número 10 de Madrid capital, situada en la Puerta del Sol, también vendieron 10 décimos del 11.820, aunque explican que actualmente ya no les queda ningún número que coincida con la fecha de la gran granizada que cayó en Ciudad Real, puesto que se les acabaron todos en el mes de agosto.

Por su parte, desde la administración número 2 de Bailén han comentado a este digital que tan solo disponían de una serie con el número 11.820, a lo que aclaran que es muy probable que desde esta administración hayan vendido algún décimo de este número a algún habitante de Ciudad Real, debido a la proximidad, pues Jaén y Ciudad Real son provincias limítrofes.

Bajada en la venta de lotería

El delegado de Loterías y Apuestas del Estado en Ciudad Real, José Manuel Labrador, indica que hasta la fecha no tienen datos respecto al número de décimos que se han podido vender para el sorteo de Navidad del 22 de diciembre, pues “hasta noviembre no se va a presentar la campaña de la Lotería de Navidad”.

En cualquier caso, comenta que la Covid-19 “también ha afectado a la venta de la lotería en general, pues estamos vendiendo menos que el año pasado, independientemente de los meses que estuvimos cerrados con motivo del confinamiento. Y luego tampoco se han recuperado la cifra de ventas del año pasado, pues estamos por debajo”. En este sentido indica que a pesar de la creencia que suele existir, “cuando las cosas no van bien económicamente», este hecho «también afecta a los juegos y a las apuestas, por lo que no se vende más porque la economía vaya a peor”.

El delegado de Loterías y Apuestas del Estado en Ciudad Real, José Manuel Labrador / Elena Rosa

El delegado de Loterías y Apuestas del Estado en Ciudad Real, José Manuel Labrador / Elena Rosa

A pesar del descenso experimentado en la venta de lotería en general, Labrador indica que “las administraciones están abiertas y las personas siguen acudiendo a las administraciones” por lo que “esperamos que la campaña de la lotería de Navidad vaya bien y que no se note demasiado la situación”.

Por su parte, Ana María Serna Carmona, propietaria de la administración de lotería Carmona, que es la número 2 de Ciudad Real, explica que de momento la venta de lotería en general ha sufrido un “bajón”, aunque “lo tenemos que asumir, pues la Covid-19 está afectando a todos los sectores”. Por todo ello opina que “hay que buscar otras alternativas. En este sentido indica que ha cambiado un poco la manera de vender. “Tenemos carpetas abiertas para asociaciones y para oficinas, etc. Además, también nos intercambiamos décimos con administraciones de lotería de otras partes de España”.

Para Serna Carmona, “la lotería de Navidad se sustenta mucho en la venta de participaciones. Y si durante los meses de agosto y septiembre no se han celebrado las fiestas de los pueblos, que es cuando normalmente se suelen vender muchas participaciones, este hecho también ha afectado a la venta de lotería”.

En su opinión “llevamos una semana en la que la gente se está animando a comprar lotería de Navidad” aunque aclara que “no creo que sea como el año pasado. Incluso algunas asociaciones están hablando de una bajada del 40%. A pesar de ello, hasta que no llegue el último día no podremos conocer las cifra de ventas final”.

Por último, Serna Carmona también considera que no es cierto el dicho de que en tiempo de crisis se vende más lotería, puesto que “la gente hace sus planes. Y lo primero que se compra es lo que considera necesario. Y la lotería, al fin y al cabo, no es algo necesario”.