El acceso fácil a la pornografía dispara el consumo precoz de prostitución

Belén Rodríguez Ciudad Real
Mesa informativa de la Concejalía de Igualdad en los gratifis contra la trata de este sábado / Clara Manzano

Mesa informativa de la Concejalía de Igualdad en los gratifis contra la trata de este sábado / Clara Manzano

La asesora jurídica del Centro de la Mujer de Ciudad Real anima “a todas las mujeres a acudir con la problemática que sea”

La prostitución, otra de las prácticas a combatir para erradicar la violencia de género que se ejerce contra las mujeres, la consumen cada vez chicos más jóvenes y es una consecuencia del acceso al porno en redes sociales “cada vez más duro y precoz”.

Es la tendencia detectada por el personal que trabaja con violencia de género y mujeres, como Elena Gómez Heredia, asesora jurídica del Centro de la Mujer de Ciudad Real, “no tenemos cifras, pero sí que el consumo juvenil de prostitución está aumentado por el consumo precoz de pornografía. Hablamos de niños de 10 años que ya están expuestos al sexo duro, eso les genera unas expectativas en las relaciones sexuales que hacen que se inicien en el mundo e la prostitución”.

La prostitución y la trata, a la que el Ayuntamiento de Ciudad Real le dedica el miércoles unas jornadas de sensibilización para intentar llegar a los “clientes” o “puteros”, sigue teniendo un enorme arraigo social. No es, como se creía hace unas décadas, el reflejo de una sociedad reprimida, “hay mucho arraigo social y mucha hipocresía”, señala López Heredia.

Más prostitución en plena revolución feminista

La trata de mujeres con fines sexuales en plena revolución feminista del siglo XXI “afecta a todo tipo de edades y clases sociales, a todos los niveles económicos, a todo tipo de nacionalidades y étnicas, es impresionante y silente”, remarca.

La abogada incide en que la prostitución de origen es violencia de género “en tanto que la mujer es una cosa que se usa, es el ejercicio de dominio sobre la mujer, cuando tú cosificas a la mujer carece de libertad”.

Una ventana abierta a todos

Gómez Heredia recuerda que el Centro de la Mujer de Ciudad Real, al que a veces acuden mujeres que ejercen las prostitución cuando salen del ámbito de la trata, atiende “a todo tipo de mujeres y con la problemática que sea” de Ciudad Real, Carrión, Poblete y Villar del Pozo, a las que anima acudir a él. “Nos da igual que nos consulte por violencia de género, derecho de familia o algún negocio que quieran montar o se sientan mal en sus casas, atendemos a todas”.