El Arlequín de la Suerte, una gran escultura de Kirico, ya se puede contemplar en los Jardines del Torreón

Aurora Galisteo Ciudad Real

La alcaldesa de Ciudad Real y Fernando kirico junto con el primer ganador y el último en conseguir en Arlequín de Oro del Carnaval de Ciudad Real / Clara Manzano

En un ambiente muy carnavalero, y rodeado de peñas, familiares, compañeros de la Escuela de Arte y amigos, entre los que se encontraban los ganadores de la primera edición y de la última del preciado Arlequín, la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, y el escultor, Fernando Kirico, descubrían la gran escultura de 2,40 metros de altura, fundida en bronce, y de más de 700 kilos de peso, que se ha situado en uno de los laterales de los Jardines del Torreón

Como preludio del Domingo de Piñata, día grande del Carnaval de Ciudad Real, este sábado por la mañana ha quedado expuesta al público, en los Jardines del Torreón, una gran escultura del artista Fernando Kirico basada en el “Arlequín de Oro”, el símbolo más preciado del desfile de Carrozas y Comparsas que el Ayuntamiento lleva entregando 33 años como primer premio.

Kirico, junto a su gran obra /Clara Manzano

Kirico, junto a su gran obra /Clara Manzano

En un ambiente muy carnavalero, y rodeado de peñas, familiares, compañeros de la Escuela de Arte y amigos, entre los que se encontraban los ganadores de la primera edición y de la última del preciado Arlequín, la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, y el escultor, Fernando Kirico, descubrían la gran escultura de 2,40 metros de altura, fundida en bronce, y de más de 700 kilos de peso, que se ha situado en uno de los laterales de los Jardines del Torreón.

Peñas, amigos y compañeros han querido acompañar a Fernando Kirico /Clara Manzano

Peñas, amigos y compañeros han querido acompañar a Fernando Kirico /Clara Manzano

Una revisión de su escultura “El Arlequín”

Fernando Kirico ha comentado que 33 años después ha realizado una revisión de su escultura “El Arlequín”, haciendo una relectura de su propia obra y rediseñando algunos detalles que actualizan su lenguaje visual. “Esta pieza está basada en ese primero, una obra menor, pero no es igual, tiene componentes nuevos y aspectos que el otro no tiene; es una pieza totalmente diferente”, ha indicado.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, y el escultor, Fernando Kirico, descubrían la gran escultura de 2,40 metros de altura, fundida en bronce, y de más de 700 kilos de peso, que se ha situado en uno de los laterales de los Jardines del Torreón /Clara Manzano

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, y el escultor, Fernando Kirico, descubrían la gran escultura de 2,40 metros de altura, fundida en bronce, y de más de 700 kilos de peso, que se ha situado en uno de los laterales de los Jardines del Torreón /Clara Manzano

De igual manera, ha subrayado que su objetivo es que la escultura se convierta en un símbolo de Ciudad Real, en un hito, “que sea un lugar de encuentro donde la gente se cite, quedamos en el Arlequín, nos sentamos en el Arlequín y nos fotografiamos con él; es el Arlequín de la Suerte porque es un mago que va a repartir la suerte y lo que debemos hacer es mirarle a los ojos y hablar con él y entonces la suerte será desigual pero sí será buena suerte para la ciudad”, ha indicado.

Kirico, muy implicado en el Carnaval

Por su parte, la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha indicado que su objetivo hoy era acompañar a este escultor de nuestra ciudad, Kirico, “a esta persona que siempre ha estado trabajando con nosotros y muy implicado en el Carnaval, en ese entierro de la Sardina, en esos carteles que antes se hacían a mano, que no se llevaban a una imprenta, había que dibujarlos y Kirico siempre estaba ahí”.

Kirico, junto a algunos compañeros de la Escuela de Arte Pedro Almodóvar y amigos /Clara Manzano

Kirico, junto a algunos compañeros de la Escuela de Arte Pedro Almodóvar y amigos /Clara Manzano

De igual manera ha indicado que sólo viene a acompañar a Fernando Kirico en la consecución de un sueño, “su sueño de dar algo a la ciudad y quiero agradecerle su generosidad de que hoy esta escultura esté aquí, situada en Ciudad Real, situada para todo el mundo, porque nuestro Carnaval es de la provincia, de la región, y con esta escultura se está engrandeciendo, también, nuestro Domingo de Piñata”.

Preludio de un gran Domingo de Piñata

Zamora ha añadido que el “Ayuntamiento está encantado y la ciudad está feliz y que sólo hay que ver el color” y que esto es el preludio de un gran Domingo de Piñata, a la vez que ha aprovechado la ocasión para invitar a todo el mundo a que mañana disfrute del gran desfile en el que, todo parece indicar, también va a acompañar el buen tiempo.

“Como ha dicho Kirico, yo también invito a todos los ciudadanos a que vengan a ver el Arlequín, a que se fotografíen con él, en este Arlequín al que yo ya he podido mirar a los ojos, y le he pedido unas poquitas cosas de suerte que también faltan nos hacen en este tiempo que viene, y que sea ese sitio de encuentro”, ha afirmado por último.