El Ayuntamiento de Ciudad Real creará un segundo fondo de reactivación económica para ayudar a hosteleros y comerciantes

Carlos Monteagudo Ciudad Real

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, en la rueda de prensa que ha ofrecido este jueves / Jesús Monroy

La alcaldesa de Ciudad Real ha avanzado que habrá controles policiales "fijos" en las principales entradas y salidas de la capital para garantizar el cumplimiento del confinamiento perimetral.

El Ayuntamiento de Ciudad Real creará un segundo fondo de reactivación económica, dotado con un millón de euros, para ayudar a los hosteleros y comerciantes de la localidad, quienes han comenzado el año con un nuevo confinamiento, aunque en este caso perimetral, de toda la provincia. En el caso de la hostelería, estas nuevas medidas obligan a cerrarla por completo, salvo en los casos de comida a domicilio, mientras que los comercios podrán abrir siempre y cuando éstos no sean catalogados como ‘gran superficie’, a excepción de los establecimientos de alimentación y productos básicos, tales como supermercados, que sí podrán abrir.

Así lo ha anunciado este jueves la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, quien ha indicado que, ante la aplicación de estas nuevas medidas, el equipo de Gobierno se ha visto en la obligación de poner en marcha un nuevo fondo de reactivación para ayudar, en la medida de lo posible, a hosteleros y pequeños comerciantes a poder salir de esta situación tan complicada que les ha tocado vivir. En total, el Ayuntamiento de Ciudad Real destinará un millón de euros, provenientes del remanente del presupuesto del año 2020, para colaborar con esta causa.

Según ha avanzado la alcaldesa, serán unas ayudas que los autónomos y pymes de la capital, especialmente los dedicados a la hostelería y al comercio, podrán pedir a partir del próximo mes de marzo. «En Ciudad Real estamos viviendo una situación bastante grave y desde el Ayuntamiento queremos colaborar con la economía de nuestra ciudad», ha reconocido Zamora.

Cierre de establecimientos comerciales

Ante las dudas surgidas por numerosos comerciantes sobre lo que implica el cierre de centros y superficies comerciales, la alcaldesa ha aclarado que esta medida afecta a los establecimientos considerados como ‘gran superficie’. Por ello, ha señalado que desde el Ayuntamiento de Ciudad Real pondrán a disposición de los comerciantes un listado, con las licencias de cada negocio, para comprobar si son considerados ‘pequeño comercio’ o ‘gran superficie’.

 

Controles de movilidad fijos

A preguntas de los periodistas, la alcaldesa de Ciudad Real ha señalado que, desde este miércoles a las 17:00 horas, están en contacto directo con la Subdelegación del Gobierno de Ciudad Real para la coordinación de las medidas de seguridad para velar por el cumplimiento del confinamiento perimetral y del toque de queda a partir de las 22:00 horas. Por ello, Zamora ha avanzado que habrá controles policiales «fijos» en las principales entradas y salidas de la capital para garantizar el cumplimiento de esta medida.

Ante esta situación, la alcaldesa ha pedido a las personas que tengan que venir a Ciudad Real por motivos laborales, educativos o médicos, que vengan provistos del justificante adecuado para poder entrar sin problemas en la capital.

600 casos por cada 100.000 habitantes

Finalmente, Zamora ha pedido a la ciudadanía que cumpla a rajatabla con estas medidas, dado que la tasa de contagios en Ciudad Real supera ya los 600 casos por cada 100.000 habitantes. «Sabíamos que los datos después de la Navidad podrían ser preocupantes, pero las cifras reales superan los peores augurios», ha reconocido, añadiendo que la situación es «especialmente preocupante» por la presión en los hospitales.