El Ayuntamiento de Ciudad Real inicia un proceso participativo con los hosteleros para modernizar sus terrazas

C.M - Lanza Ciudad Real
Terrazas en las calles de Ciudad Real / Elena Rosa

Terrazas en las calles de Ciudad Real / Elena Rosa

Desde la Concejalía de Medio Ambiente, en colaboración con la Policía Local, se ha llevado a cabo una campaña de inspección con el objetivo de que las terrazas cumplieran con la normativa establecida, además de comprobar que existe una "adecuada convivencia" entre hosteleros y vecinos, así como respetar la accesibilidad de las vías públicas.

El Ayuntamiento de Ciudad Real, a través de su Concejalía de Medio Ambiente, iniciará un proceso de “regularización y normalización” de las terrazas existentes en las vías públicas de la capital provincial, tras la polémica suscitada en estos últimos días después de que el Consistorio obligara a los establecimientos a retirar los barriles y mesas altas que éstos poseían en las calles.

Desde la Concejalía de Medio Ambiente, en colaboración con la Policía Local, se ha llevado a cabo una campaña de inspección con el objetivo de que las terrazas cumplieran con la normativa establecida, además de comprobar que existe una “adecuada convivencia” entre hosteleros y vecinos, así como respetar la accesibilidad de las vías públicas. Estas inspecciones se han saldado con la retirada de los barriles en las vías públicas al no “contemplarse” en la ordenanza.

El Ayuntamiento de Ciudad Real, a través de un comunicado remitido a los medios de comunicación, señala que “los requerimiento efectuados por el Consistorio se han hecho de la manera más racional posible y para el uso y disfrute de todos”, en referencia a la obligación de retirar los barriles a los establecimientos que poseían este mobiliario.

“Siendo conscientes de que la ordenanza actual, del año 2012, necesita ser revisada para adaptarla a las nuevas necesidades y usos, el Ayuntamiento de Ciudad Real va a iniciar un proceso participativo en el que se contará con el sector hostelero para recabar su opinión y necesidades”, indica el comunicado.

Para dar el primer paso en la redacción de esta nueva ordenanza, la alcaldesa de Ciudad Real se reunirá en los próximos días con representantes de FECIR y de la Asociación Provincial de Hostelería para informarles y comunicarles “el itinerario para la modificación de la ordenanza”.