El Fenavin da la cara pese a las adversidades sufridas en la Vuelta a Valladolid

Lanza Ciudad Real
Componentes del equipo Fenavin en la Vuelta a Valladolid

Componentes del equipo Fenavin en la Vuelta a Valladolid

Buen papel del equipo ciclista júnior de Ciudad Real, pese a que Manuel Romero y Ángel Álvarez se quedaron con polémica sin opción de seguir en la carrera tras la primera etapa por una granizada. Luego, en la última jornada, Joaquín Herrera sufrió una peligrosa caída y tuvo que abandonar.

El equipo ciclista júnior Fenavin disputó el pasado fin de semana la Vuelta a Valladolid, en la que participó con seis corredores, el máximo permitido y que fueron: Fernando Meléndez, Fernando Navarro, Manuel Romero, Ángel de Lamo, Ángel Álvarez y Joaquín Herrera.

La Vuelta, compuesta de 3 días y 4 etapas, dio comienzo con la primera en Valladolid sobre un recorrido de 100 kms que ya en la neutralizada tendría sorpresa con el granizo que cayó durante 45 minutos. Una etapa que bien pudo haber sido, si no aplazada, sí neutralizada para que los jóvenes corredores se pudieran resguardar al menos hasta que cesara el fuerte granizo que caía, con sensaciones térmicas de muy baja temperatura. Pero la decisión de los jueces árbitros fue de continuar, por lo que llegarían a meta tras varias caídas, en pequeños grupos y con casi la mitad del pelotón fuera de carrera, dejando a Romero (que ya iba tocado con la garganta) y a Álvarez sin opción de continuar la Vuelta.

Por mucho que varios directores (incluidos los del equipo Fenavin) trataran de convencer al presidente del Jurado Técnico de la dureza del tiempo, este no permitió modificaciones, por lo que Romero y Álvarez pusieron rumbo a casa. Pero hubo sorpresa en la salida de la segunda etapa, una crono individual, cuando el speaker llamó a Ángel Álvarez para prepararse para la salida. Lógicamente no pudo salir porque ya estaba en Ciudad Real. Al parecer, los Jueces Árbitros decidieron de madrugada repescar a 8 corredores, entre ellos al del Fenavin, sin notificarlo personalmente o por teléfono.

Tras ese enfado por parte de todos los integrantes del equipo, directores y corredores, el Fenavin continuó la Vuelta con 4 unidades. Tras la crono exigente de 10 kms en un circuito de ida y vuelta en el que los corredores ciudarrealeños quedaron a menos de 1 minuto del ganador, llegó el segundo sector: una etapa de 64 kms que parecía que iba a ser tranquila, pero que fue todo lo contrario, muy nerviosa con bastantes caídas serias que provocaron que la carrera se neutralizara por falta de ambulancias con traslados al Hospital. Tras el parón y una vez reanudada la carrera, llegarían los ciclistas en pelotón al esprint, dando por finalizado el intenso sábado de competición.

Varios corredores del Fenavin estampan sus firmas antes de la salida de una etapa en Valladolid

Varios corredores del Fenavin estampan sus firmas antes de la salida de una etapa en Valladolid

En la tercera y última etapa, de 102 kms con salida y llegada en Valladolid, se subiría hasta en dos ocasiones el Portillo y el Alto de la Garganta, que seleccionó al pelotón estando bien situados los corredores del Fenavin en el grupo de cabeza. Sería en la última bajada del Portillo cuando le tocaron el cambio a Herrera en plena bajada, saltando por encima de la bici desplazándose hasta 15 metros con golpes y quemaduras. Sería atendido en la ambulancia y, por tanto y muy a pesar suyo, no pudo terminar la Vuelta. Navarro y Meléndez entrarron en el grupo cabecero con el mismo tiempo que el ganador de la etapa, y Ángel de Lamo entró al esprint en un segundo grupo, a 2 minutos.

A pesar de todas las adversidades, tanto climatológicas como de la propia carrera, los directores del equipo Fenavin concluyeron muy orgullosos de su corredores, “que se comportaron como auténticos campeones”.

Este fin de semana el Fenavin tendrá un necesario descanso y la próxima cita para el equipo será la última prueba puntuable para la Copa de España, en Peñafiel el domingo 5 de Agosto. Le seguirá el XXXIII Trofeo de Cadetes y Júnior Santísimo Cristo de la Vega, en Socuéllamos el día 12 de Agosto (Campeonato Regional aún por determinar) y, casi sin deshacer maletas, el 16 se pondrá rumbo a disputar la III Vuelta a la Ribera del Duero.