El Instituto de la Mujer apela a la responsabilidad de las administraciones para reducir la demanda de la prostitución y erradicarla

Julia Yébenes Ciudad Real
Imagen de las jornadas sobre trata y prostitución, esta mañana en Ciudad Real / Elena Rosa

Imagen de las jornadas sobre trata y prostitución, esta mañana en Ciudad Real / Elena Rosa

La directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Araceli Martínez, ha inaugurado, junto a la caldaldesa, Pilar Zamora, las I Jornadas sobre trata y prostitución, organizadas por el Ayuntamiento de Ciudad Real, bajo el lema ‘Sin ti no hay trata’

La directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Araceli Martínez, ha apelado a la responsabilidad de los “poderes públicos” a la hora de trabajar, en coalición con la sociedad, en la reducción de la demanda de la prostitución por parte de los hombres, con el fin de acabar con “una esclavitud de las mujeres perpetuada durante milenios”.

La asistencia ha sido masiva / Elena Rosa

La asistencia ha sido masiva / Elena Rosa

Minutos antes de inaugurar las I Jornadas sobre trata y prostitución, organizadas por el Ayuntamiento de Ciudad Real, bajo el lema ‘Sin ti no hay trata’, ha reflexionado sobre la actual sociedad y su proyección en el siglo XXI, en la que “no puede ser sostenible” un fenómeno como el de la prostitución que es “tremendamente duro”.

Martínez ha recordado que, frente al abolicionismo de otras formas de esclavitud, el “mercadeo del cuerpo de las mujeres y niñas” se mantiene “en un escenario donde la demanda de cuerpos femeninos de menores de edad va en aumento”.

Por ello, ha mostrado su preocupación por datos que indican que el 40% de los varones de entre 16 y 40 años han demandado servicios de prostitutas alguna vez en su vida, hombres jóvenes que “viven en una sociedad democrática, en la que supuestamente han recibido una educación afectivo sexual más moderna y liberal que en el Franquismo”.

Las intervenciones han sido seguidas atentamente por los asistentes / Elena Rosa

Las intervenciones han sido seguidas atentamente por los asistentes / Elena Rosa

De esta manera, ha incidido en la necesidad de dirigir la responsabilidad de la lacra hacia los hombres, “los principales consumidores de una violencia que padecen las mujeres, especialmente las víctimas de trata y explotación sexual”.

Eslogan acertado

Por su parte, la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha calificado de “acertado” el eslogan de las jornadas porque la prostitución y trata de las mujeres “existe porque hay hombres que la consumen, sino no existiría”.

A su juicio, la protitución “se tiene que analizar desde todas las perspectivas”, en una sociedad “en la que las mujeres queremos ser libres, elegir nuestro trabajo y decidir sin tapujos sobre nuestro cuerpo, y con quién y de qué forma queremos tener sexo”.

“La igualdad debe ser plena en todos los sentidos”, ha sostenido.

Jornadas

Las jornadas se han celebrado durante toda la mañana en la Biblioteca del Campus de la Universidad de Castilla-La Mancha, con una alta asistencia de participantes, que han escuchado a un elenco de ponentes con mensajes muy esclarecedores.

Han contado con dos mesas redondas, sobre el perfil del prostituidor y las mujeres en situación de prostitución y trata, y en la primera han participado Amelia Tiganus, activista de feminicidios.net; Águeda Gómez, socióloga y autora del libro “El putero español” y Beatriz Ranea, de la Universidad Complutense de Madrid y autora de varios estudios sobre prostitución, moderadas por la concejala de Igualdad, Manuela Nieto-Márquez.

En la segunda han intervenido Yailyn Alvarado, de Médicos del Mundo de Castilla-La Mancha; Rocío Nieto, presidenta y fundadora de APRAMP (Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida) y Vanessa García, técnica de Igualdad de Género, moderadas por la concejala de Acción Social, Matilde Hinojosa.

La clausura del foro ha estado a cargo de la directora provincial del Instituto de la Mujer en Ciudad Real, Carmen Pimienta, y de la concejala de Igualdad, Manuela Nieto-Márquez.