Lanza_logotipo_blanco
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
25 febrero 2024
ACTUALIZADO 17:34
  • Castilla-La Mancha
  • El Campo
  • Toros
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
  • Galerías
  • Vídeos
  • Semana Santa 2024
  • Carnaval 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El IREC trabaja con la Complutense para estudiar a las mascotas como posibles reservorios de la Covid y conocer si el virus vuelve a transferirse a las personas

gortazar christian ER 3
El catedrático del Área de Sanidad Animal de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Christian Gortázar, en el exterior del IREC / Elena Rosa
Fran Solís / CIUDAD REAL
El Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos de Castilla-La Mancha (IREC) trabaja desde aproximadamente el mes de septiembre en un proyecto en colaboración con la Universidad Complutense y la Universidad Carlos III de Madrid mediante el cual se están estudiando y analizando a distintos animales, en especial perros y gatos, como "posibles indicadores o reservorios de la Covid-19", según ha explicado a Lanza el catedrático del Área de Sanidad Animal de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Christian Gortázar

Este proyecto de investigación que se desarrolla a nivel nacional financiado con fondos Covid-19 y que lleva por nombre ´Estudio del potencial impacto del COVID19 en mascotas y linces’, está coordinado por el catedrático de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), José Manuel Sánchez-Vizcaíno.

Durante este estudio, en el que están analizando miles de animales, se están utilizando varios tipos de muestras y que van desde selectivas procedentes de aquellos animales que tienen cuadros clínicos compatibles o tienen dueños enfermos de Covid-19, y otras muestras aleatorias enviadas al azar.

A este respecto, el investigador de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Christian Gortázar, explica que a lo largo del estudio “están apareciendo con una cierta frecuencia mascotas positivas, tanto gatos como perros, es decir, que cogiendo los animales al azar, pueden estar en torno a un 2% o a un 1%, mientras que si no se cogen al azar sino que nos centramos en personas infectadas, el porcentaje puede subir hasta el 4% o el 5%”.

Según el trabajo ya realizado, uno de los aspectos positivos que puede reflejar el proyecto es, a juicio de Gortazar, que “parece muy claro que no hay mantenimiento del virus una vez que pasa a la mascota”, es decir, “la mascota se infecta durante un tiempo y lo pasa de forma normalmente asintomática, sin volverlo a trasferir ni a otros animales ni a las personas”. En este sentido apunta que “a día de hoy no hemos encontrado ni un solo caso de transmisión hacia otros animales o hacia personas, con lo cual hay que despreocuparse, ya que desde el punto de vista de salud pública no es un problema”.

Por el contrario, aclara que en las granjas de visón “sí que se ha visto no solo como el virus entra en la granja, -normalmente por vía de personas infectadas-, sino que luego además se transmite mucho de visón de visón y, eventualmente, como ya se ha visto en Holanda y Dinamarca, puede llegar a haber una transmisión de vuelta desde el visón hasta las personas. Y ahí es donde radica el peligro ya que ese virus se ha adaptado a un hospedador nuevo, en este caso al visón, y es en esa adaptación donde ha podido adquirir algún cambio o mutación”. En cualquier caso, Gortázar apunta que “con los visones hemos observado como, afortunadamente, los virus que han vuelto no han supuesto ninguna catástrofe, pero eso no quiere decir que en el futuro no pueda ocurrir algo más llamativo”.

Preguntado por el motivo mediante el cual el virus permanece más en los visones y puede ser muy transmisible, el investigador de la UCLM comenta que las densidades “no son las mismas”, ya que “en las granjas de visiones hay miles de animales juntos” mientras que “si nos referimos a los perros y a los gatos, como mucho se puede dar una colonia de 20 animales. Por tanto, son dimensiones distintas”.

En el ´Estudio del potencial impacto del COVID19 en mascotas y linces’ también se han analizado los efectos causados en los hurones. Y aquí también se ha encontrado el virus de la Covid-19 pero “no hemos visto nada que nos alarme o que implique problemas”, afirma Gortázar.

A su vez el catedrático del Área de Sanidad Animal de la Universidad de Castilla-La Mancha añade que en estos momentos dentro del estudio se están infectando experimentalmente a algunos gatos en condiciones de laboratorio para exponerlos a dosis del virus con el fin de ver cómo se desarrolla la infección y saber cuánto tiempo es infeccioso el gato, hasta que nivel es infeccioso, etc. Y posiblemente, en una siguiente fase, el siguiente paso sea experimentar con otras especies de animales como por ejemplo los hurones, siempre y cuando existan fondos suficientes para poder llevarlo a cabo.

Para Christian Gortázar las conclusiones de este estudio “son positivas” hasta la fecha, ya que lo importante es que “no se produzca una circulación intensa del virus por los hospedadores, ya que en ese caso se correría el riesgo de el virus volviese a personas”.

Noticias relacionadas:
El presidente de CLM, Emiliano García-Page, dice que el Gobierno regional está preparando junto a la Universidad “un importante acuerdo en materia sanitaria/ Junta
Logo de la UCLM / Lanza
Las facultades de Medicina de Albacete y Ciudad Real celebran la Olimpiada Regional de Biología / Lanza
Cañizares dio la enhorabuena a los organizadores de las jornadas encaminadas al estudio y difusión de un patrimonio de gran valor artístico y sociológico / Elena Rosa
El triatleta castellanomanchego Ángel Hernández Tenorio ha visitado este jueves la Unidad de Valoración y Alto Rendimiento Deportivo (UVDARD) de la UCLM
"Este año la comunidad científica de la UCLM se ha volcado con el 11 de febrero, desarrollando un total de 80 actividades que alcanzan a casi 10 000 personas e incluyen colegios, institutos e iniciativas abiertas al público general"
Cerrar