‘El legado de Ferum’, mejor novela fantástica 2017 de Ediciones Atlántis

Belén Rodríguez Ciudad Real
Carlos Gómez Guerrero recogiendo el premio 'Isla de las Letras' de Ediciones Atlántis / Lanza

Carlos Gómez Guerrero recogiendo el premio 'Isla de las Letras' de Ediciones Atlántis / Lanza

El escritor novel ciudarrealeño Carlos Gómez Guerrero recogió el premio hace unos días en Madrid. Ya tiene la segunda parte que espera poder publicar con al menos la misma fortuna que su primer trabajo

‘El legado de Ferum’, primera  novela del joven ciudarreleño Carlos Gómez Guerrero, ha ganado el premio ‘Isla de las Letras’ de Ediciones Atlántis  a la mejor novela fantástica del año 2017.

La primera novela de Gómez Guerrero,  publicada a finales del año pasado por esta editorial, se ha impuesto a las otras cinco finalistas en su categoría, todo un acicate para el autor, que recibió el premio la semana pasada en Madrid de manos de la escritora Teresa Abedul, coordinadora de la sección Ratones de Bibliotecas en el programa de radio Planetas y Atlántidas.

Un año después de la publicación

Con 25 años Carlos Gómez Guerrero presentó en diciembre del año pasado en Ciudad Real ‘El legado de Ferum’, una desbordante historia fantástica que bebe de la pasión del autor por juegos de rol como ‘Anima: beyond Fantasy’, videojuegos y películas de aventuras y superhéroes.

Gómez Guerrero, que busca trabajo mientras continúa escribiendo, ya tiene lista la segunda parte de la obra, que espera poder publicar en cuanto pase las correcciones de su entorno más cercano . “No voy a parar, no sé si podré vivir de esto pero sigo escribiendo”, ha explicado el autor a Lanzadigital.com

Ferum, de salvador a verdugo de la humanidad

La novela, que se presentó hace un año en Ciudad Real, cuenta la historia de Ferum, que pasa de ser el salvador de la humanidad a ser su verdugo. Pero tras  varios años en el anonimato, la casi inexistente orden de los Guardianes logra derrotarlo. Años más tarde, surge un nuevo grupo de individuos con poderes mágicos e inmortales, conocidos como Avizores, que imponen al mundo lo que a Ferum no le dejaron terminar: la aniquilación mágica.

De los juegos de rol a la literatura

Gómez Guerrero descubrió que valía para escribir historias cuando empezó a jugar a rol, con 18 años. “El máster nos pedía desarrollar una historia sobre nuestro personaje y mientras mis amigos escribían uno o dos folios yo me presentaba con noventa”, explicó en una entrevista para Lanzadigital.com. En una de esas partidas nocturna se enganchó a un personaje Éretic y el resultado es esta “novela tocho”, admite, para aficionados a la magia, la fantasía y la lucha, que podría tener continuación.