El peluquero de Ciudad Real acusado de estafar 40.000 euros se enfrenta a 5 años de cárcel

Belén Rodríguez Ciudad Real
Detalle del lavabo de una peluquería en una imagen de archivo / Elena Rosa

Detalle del lavabo de una peluquería en una imagen de archivo / Elena Rosa

Está procesado por utilizar la identidad de personas que le pedían trabajo, sobre todo mujeres, para hacer pedidos de productos de peluquería por miles de euros. El caso se juzga en la Audiencia Provincial la semana que viene

L.F.S.G., un joven peluquero con antecedentes por estafa en Madrid, detenido en en Ciudad Real en el año 2014 por otra sonada presunta estafa con la compra de productos de peluquería, responderá la semana que viene ante la Audiencia Provincial de Ciudad Real por haber estafado unos 40.000 euros a empresas de productos de peluquería.

Lo peculiar de esta estafa es que el acusado -al menos así lo cree probado la fiscalía- utilizó los documentos de identidad y datos de los currículos de las personas que le pedían trabajo (mujeres peluqueras en su mayoría), para hacer los pedidos a su nombre y que respondieran ellas de las facturas que no pagó.

Peluquera en paro para avalar un coche

De esta forma se supone que utilizó el nombre de una peluquera en paro (entre los años 2013 y2014), en plena crisis financiera, para endosarle no solo una factura de 3.000 euros sino utilizarla como avalista en la compra financiada de un coche por 25.552 euros.

La fiscalía pide 5 años de cárcel

L.F.S.G., que en ese momento regentaba la peluquería Capricho Look, según consta en el escrito de acusación provisional de la fiscalía, se enfrenta a cinco años de cárcel acusado de los delitos de estafa en concurso con falsedad en documento mercantil, con la agravante de reincidencia, delitos de los que según ha podido confirmar Lanza se declara inocente.

Otro acusado por la operación del coche

En el caso también está acusado otro hombre, S.C.C.M., por su presunta participación en el intento de fraude con la compra del coche. El fiscal solicita un año y nueve meses de cárcel para este joven.

El juicio se celebrará la semana que viene ante la sección segunda de la Audiencia Provincial de Ciudad Real en tres sesiones en las que están citadas más de veinte personas como testigos. El peluquero tuvo acceso a la identidad de tantas personas por los currículos que le dejaban en su negocio para conseguir trabajo.

La investigación del caso es de la Policía Nacional de Ciudad Real.