El pequeño comercio apaga sus luces en señal de protesta por la falta de ayudas ante la crisis del sector

Aurora Galisteo Ciudad Real
El presidente de la asociación PYME-REAL, José María Ruiz /Elena Rosa

El presidente de la asociación PYME-REAL, José María Ruiz /Elena Rosa

Luces apagadas de tiendas y establecimientos durante este puente del Pilar, un "apagón" ante la falta de respuesta a sus demandas por parte de las instituciones, sobre todo del Ayuntamiento. Desde PYME-REAL su presidente, José María Ruiz, no descarta "alguna movilización" para el fin de semana de los Santos. El sector, muy castigado por la pandemia del Coronavirus, y por la crisis económica, reclama ayudas urgentes

El pequeño comercio de Ciudad Real se apaga y con él, sus luces. Durante todo este puente del Pilar, desde este sábado por la noche y hasta el lunes incluido, tiendas y establecimientos no encenderán sus escaparates en señal de protesta ante la falta de respuesta a sus demandas por parte de las instituciones, sobre todo por parte del Ayuntamiento de la capital.

Así lo ha indicado a Lanzadigital el presidente de la asociación PYME-REAL, José María Ruiz, quien ha explicado que tras mantener varias reuniones con el Ayuntamiento, la primera de ellas al inicio de la pandemia y, posteriormente, con los responsables del IMPEFE a principios del mes de junio y el pasado 24 de agosto, y hace apenas una semanas con la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Olmedo, «seguimos sin obtener respuesta alguna a nuestras demandas».

El pequeño comercio apaga sus luces en señal de protesta por la falta de ayudas ante la crisis del sector /Elena Rosa

El pequeño comercio apaga sus luces en señal de protesta por la falta de ayudas ante la crisis del sector /Elena Rosa

No saben nada del Fondo de Reactivación Económica

Ruiz recuerda que hace ya dos meses, en concreto el 13 de agosto, que acabó el plazo de presentación de solicitudes de ayuda con cargo al Fondo de Reactivación para mitigar los efectos económicos provocados por el COVID-19. «Dos meses después seguimos sin saber nada, ni que empresas han pasado el corte ni que cuantía se les va a dar», añade.

El presidente de PYME-REAL añade que no entiende cómo se pueden demorar tanto unas ayudas que, por otro lado, el Gobierno regional sí hizo efectivas en un corto espacio de tiempo «y sin pedirnos tanta documentación».

«Para solicitar las ayudas del Ayuntamiento hemos tenido que presentar mucha documentación; ha sido un proceso farragoso y ahora tienen que comprobar cada uno de esos papeles pero a nosotros siguen sin darnos ninguna respuesta», añade.

Otras iniciativas

Además, José María Ruiz asegura que no se trata solo de ayudas económicas. Explica que en las diversas reuniones mantenidas han propuesto al Ayuntamiento, y al IMPEFE, la puesta en marcha de otras iniciativas de las que tampoco han obtenido respuesta.

Una campaña que no ha sido tan exitosa

El presidente de PYME-REAL explica que la única acción llevada a cabo por el Ayuntamiento ha sido el desarrollo de una campaña de publicidad del pequeño comercio de Ciudad Real, en las últimas semanas de agosto y primeras de septiembre, «que la han vendido como un gran éxito y no ha sido tal».

Aportando ideas y soluciones que no se materializan

Además, indica que en las diversas reuniones mantenidas «el colectivo ha aportado ideas y soluciones» que no se han visto materializadas. En concreto, José María Ruiz afirma que pidieron una tarjeta que les permitiera el paso con sus vehículos de reparto por las calles peatonales, mientras dure esta situación, o la puesta en marcha, como se ha hecho en otras ciudades, de cheques-descuento para gastar en el pequeño comercio financiados entre el Ayuntamiento y los comerciantes.

El pequeño comercio está afrontando una crisis sin precedentes y reclaman ayudas /J. Jurado

El pequeño comercio está afrontando una crisis sin precedentes y reclaman ayudas /J. Jurado

«El sector está afrontando una crisis sin precedentes y lo único que pedimos es que nos ayuden en algo como sí han hecho con otros sectores. Primero con el cierre, durante el confinamiento, y ahora con la reducción de aforos en nuestros locales, las ventas se están resintiendo mucho sin que nadie haga nada para evitarlo», explica.

El presidente de la Asociación PYME-REAL incide en que es el pequeño comercio el que mantiene viva la ciudad y que su situación debería ser, por tanto, un problema de primer orden para el Ayuntamiento.

Protestas para el fin de semana de Todos los Santos

«Nuestros comerciantes están muy molestos y así se lo hemos trasmitido al Ayuntamiento», añade Ruiz quien explica que si a lo largo de este mes siguen sin respuesta por parte de la administración local no descartan llevar a cabo alguna movilización para el último fin de semana del mes, coincidiendo con la celebración de la fiesta de Todos los Santos.