El policía que medió en la bronca entre un madridista y un barrendero reclama por lesiones y daños

Belén Rodríguez Ciudad Real
Un vehículo de la Policía Local velando por la seguridad en la procesión del miércoles. La riña se produjo media hora después del final / Elena Rosa

Un vehículo de la Policía Local velando por la seguridad en la procesión del miércoles. La riña se produjo media hora después del final / Elena Rosa

El agente local dice que en el forcejeo con el detenido sufrió lesiones en una rodilla y se le rompió el móvil y el pantalón

Uno de los policías locales que medió anoche en la bronca futbolera entre un seguidor del Real Madrid y un barrendero del servicio de limpieza de Ciudad Real reclama ante la justicia por las lesiones que sufrió en el forcejeo con el madridista, que terminó en el calabozo por resistencia a la autoridad.

El agente, que cayó al suelo, ha explicado esta mañana en el juzgado de guardia que se ha lesionado en una rodilla y se le ha roto el teléfono móvil y el pantalón, y lo tendrá que examinar el forense, han confirmado fuentes judiciales.

El empleado de limpieza no reclama

Esta circunstancia ha complicado el caso, que se iba a resolver en un juicio rápido esta mañana (el empleado de limpieza no tiene lesiones y ha desistido de reclamar). Ahora el proceso se retrasa y se instruirá como unas diligencias más (procedimiento abreviado). No se sabe por qué presuntos delitos será procesado, si resistencia a la autoridad o atentado.

Vio la final de la Supercopa con su familia

El protagonista de la bronca, que volvía de ver la final de la Supercopa entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid, ha reconocido que creyó que el barrendero, que le preguntó por el resultado (2-4 para el Atlético de Madrid), se pitorreaba de él, y por eso empezó a reñir. También ha relatado que en un determinado momento los dos operarios de la limpieza, que estaban barriendo cera de la procesión en la calle Estación Viacrucis, le dijeron algo así como “pasa, pasa, que los del Madrid pasáis por donde queréis”.