El PP denuncia que el PSOE y Ciudadanos van a destinar 100.000 euros a un jardín vertical y sólo 70.000 euros a pavimentaciones

Lanza Ciudad Real
Paco Cañizares, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Ciudad Real

Paco Cañizares, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Ciudad Real

El portavoz del Grupo Municipal Popular, Paco Cañizares, ha indicado que esta decisión es una muestra evidente de que "este equipo de Gobierno no tiene claras las prioridades y que carece de un proyecto de ciudad"

El Grupo Municipal Popular ha denunciado hoy que el equipo de Gobierno del PSOE y Ciudadanos ha decidido destinar 100.000 euros a instalar un jardín vertical en la fachada de la Oficina Municipal de Turismo mientras que a pavimentaciones sólo se vayan a destinar, en este ejercicio, 70.000 euros.

El portavoz popular, Paco Cañizares, ha señalado que esta decisión es una “muestra evidente de que este equipo de Gobierno no tiene claras las prioridades y carece de un proyecto de ciudad”, al tiempo que ha lamentado el desconocimiento que de las necesidades reales de la ciudad tienen el PSOE y Ciudadanos.

Así, ha indicado que el presupuesto que el equipo de Gobierno quiere destinar a este jardín vertical es desorbitado si se compara con otras inversiones que son acuciantes en la ciudad, como los asfaltados, la limpieza, el desarrollo de medidas que apuesten por la creación de empleo, la revitalización del pequeño comercio o el cuidado de nuestros parques o jardines, entre otras, partidas que han sido recortadas, por ambas formaciones políticas, en los presupuestos del Ayuntamiento para este año.

Apatía de la ciudad

Paco Cañizares ha lamentado que el presupuesto municipal de este año no vaya a servir para reconducir la situación actual de apatía de la ciudad, unas cuentas en las que tampoco se trasluce cuál es la hoja de ruta y el modelo social, económico y cultural que quiere este equipo de Gobierno del PSOE y Ciudadanos que están gobernando a base de ocurrencias.

Por último, el portavoz popular ha demandado al Gobierno local valentía y eficacia a la hora de abordar las necesidades reales de la ciudad, estableciendo una lista de prioridades claras y abandonando la excusa recurrente, tanto del PSOE como de Ciudadanos, de que no se puede.