El propietario del pub Essencia de Ciudad Real cierra voluntariamente su local al confirmarse que uno de sus trabajadores ha dado positivo por Covid-19

Fran Solís Ciudad Real
Imagen del pub Essencia de Ciudad Real / Clara Manzano

Imagen del pub Essencia de Ciudad Real / Clara Manzano

Lanza se ha puesto en contacto con Raúl Murillo, propietario del establecimiento, quien ha explicado que la persona que ha dado positivo por coronavirus no ha tenido que ser hospitalizada, desconociéndose aún si el contagio por Covid-19 se produjo dentro de su lugar de trabajo o en el entorno personal del camarero infectado

El dueño del pub Essencia, ubicado en el Torreón de Ciudad Real, que es la zona de ocio más frecuentada y concurrida de la capital manchega, ha decidido voluntariamente cerrar su local al confirmarse que uno de los camareros que trabajan en su establecimiento ha dado positivo por Covid-19 según el resultado de la prueba PCR a la que se ha sometido.

Lanza se ha puesto en contacto con Raúl Murillo, propietario del citado establecimiento, quien ha explicado que la persona que ha dado positivo por coronavirus no ha tenido que ser hospitalizada, desconociéndose aún si el contagio por Covid-19 se produjo dentro de su lugar de trabajo o en el entorno personal del camarero infectado.

Asimismo, Murillo ha indicado que tres de los trabajadores que coincidieron con el camarero contagiado en el lugar de trabajo también se han sometido a la prueba PCR para conocer si dan positivo o negativo por Covid-19. Hasta la fecha tan solo se tiene el resultado de uno de ellos, el cual ha dado negativo por Covid-19. En concreto ha sido el camarero que más tiempo coincidió en su turno con la persona contagiada. Los otros dos trabajadores que también se han sometido a las pruebas, y cuyo resultado de la PCR aún se desconoce, “tan sólo coincidieron unos diez minutos con el trabajador que ha dado positivo en Covid, aunque tenían que someterse a la prueba tal y como establecen las normas de Sanidad”.

En este sentido el propietario de Essencia explica que hasta que no se conozca el resultado de las PCRs de los dos trabajadores anteriormente citados, “no se volverá a abrir el negocio”. En cualquier caso, comenta que tanto la persona que ha dado positivo como los otros tres camareros que se han tenido que someter a las pruebas, «deberán permanecer confinados un periodo de 14 días, tal y como establece el protocolo de las instituciones sanitarias”.

Raúl Murillo indica que ante esta situación “lo mejor es ir de frente y contarle a la sociedad la verdad. Y la verdad es que he decidido cerrar voluntariamente mi negocio una vez que tuve conocimiento del caso positivo por Covid-19”. En esta línea también aclara que en su establecimiento “no existe ningún brote de Covid-19” y que desde Sanidad «están en contacto permanente tanto conmigo como con el trabajador que ha dado positivo y con los otros tres camareros para conocer en todo momento la situación».