El PSOE dice que es “preocupante” que en el PP de C-LM queden los “herederos de los recortes”

Lanza Ciudad Real
Rafael Esteban, presidente del Grupo Parlamentario Socialista / Archivo

Rafael Esteban, presidente del Grupo Parlamentario Socialista / Archivo

El presidente del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Rafael Esteban, ha valorado la salida de María Dolores de Cospedal de la política y el futuro del Partido Popular en la región, donde considera que quedan dirigentes políticos "a su imagen y semejanza"

El presidente del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Rafael Esteban, ha señalado este martes que el PP de la región tiene un grave problema ahora que Cospedal ha dicho que se va de la política, y es que los “herederos” que ha dejado en esta formación política “representan lo mismo que ella y defienden las mismas política de recortes”.

Y es que, ha argumentado el responsable socialista, Cospedal ha ido “educando” a los dirigentes políticos de su partido “a su imagen y semejanza” y ahora todos los posibles relevos de la presidenta regional la “van a seguir con la misma manera de actuar”.

Esteban ha añadido que esta situación es “muy preocupante” porque en el PP de Castilla-La Mancha lo que ha quedado son los “herederos de los recortes en educación, sanidad, dependencia o servicios sociales que llevó a cabo Cospedal”. “Los herederos de quien ha justificado, por un parte, los trasvases y, por otra, han propiciado, la construcción de un basurero nuclear en nuestra comunidad autónoma”, ha añadido.

“García-Page defendió, defiende y defenderá siempre a Castilla-La Mancha”

Frente a este panorama que viven los populares, el parlamentario socialista ha afirmado que el presidente Emiliano García-Page “defendió, defiende y defenderá siempre los intereses de Castilla-La Mancha ante cualquier institución, esté gobernada por el partido que sea”.

En este sentido, ha dejado claro a los portavoces del PP que García-Page va a ser contundente a la hora de plantear al gobierno de España, presidido ahora por Pedro Sánchez, las mismas cuestiones que planteó en su día al ejecutivo de Mariano Rajoy. Pero además, ha añadido, “con la gran diferencia que ahora lo podrá hacer cara a cara porque el actual presidente del Gobierno si va a recibir al presidente de Castilla-La Mancha, cosa que no hizo Rajoy”.