El viñedo y el vino, claves para combatir la despoblación en el mundo rural

Carlos Monteagudo Ciudad Real
De izquierda a derecha: Jorge Jaramillo, Cruz Ponce, Francisco Chico y Carmelo Monteagudo en la mesa redonda / Clara Manzano

De izquierda a derecha: Jorge Jaramillo, Cruz Ponce, Francisco Chico y Carmelo Monteagudo en la mesa redonda / Clara Manzano

Expertos en el mundo del vino y de la agricultura han participado en una mesa redonda para poner sobre ella las soluciones con el objetivo de evitar que el mundo rural español se vacíe.

“En aquellos pueblos en los que hay viñedo podríamos decir que la población en el territorio no solo que se ha mantenido, incluso que ha crecido gracias al sector vitivinícola”. Así de contundente lo ha expresado este miércoles en la Feria Nacional del Vino (Fenavin) el exdelegado de Agricultura en Ciudad Real de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Francisco Chico, quien ha coordinado una mesa redonda bajo el título ‘Contra la España vacía’.

Junto a Chico, han participado en esta mesa redonda también el presidente del grupo cooperativo Montes Norte, una de las cooperativas que más aceite y vino producen de España; Jorge Jaramillo, periodista especializado en agricultura en Castilla-La Mancha Media, y Cruz Ponce, directora general de Agricultura y Ganadería de Castilla-La Mancha.

Los ponentes han coincidido en que el viñedo y la producción de vino, así como otros procesos agrícolas y ganaderos, son “fundamentales” a la hora de fijar población en núcleos rurales en los que no está asentada la industria manufacturera, uno de los sectores que más empleo, junto al sector servicios, que más empleo generan en Castilla-La Mancha.

Este cultivo de la vid y de elaboración del vino permite que se fije población en los núcleos rurales de Castilla-La Mancha o, incluso, que llegue a crecer por la importante mano de obra que generan y, por tanto, asentamiento de la población. “Hay mucha diferencia entre los municipios donde hay viñedo y en los que no hay”, ha señalado el coordinador de la charla, Francisco Chico, al tiempo que ha indicado que esos pueblos “han aguantado la crisis económica y el éxodo sufrido entre las pequeñas poblaciones”.

En cuanto a la manera de frenar la despoblación y poner freno a la llamada ‘España vacía’, los ponentes han abogado por la creación, desde la administración, marcos de apoyo y estímulos a los emprendedores, entre ellos los agrícolas, que fijen su negocio en los pueblos, aprovechando así los recursos económicos que éstos ofrecen. El coordinador de la mesa redonda, Francisco Chico, ha puesto de ejemplo la apicultura. “Ciudad Real tiene una riqueza apícola muy importante y desde las administraciones deberían de procurar potenciarla y valorizarla”, ha comentado.

Por último, han incidido en la necesidad de que las administraciones “echen una mano” a los pueblos y a los emprendedores agrícolas y ganaderos, intentando buscar sinergias entre ambos, con el objetivo de que los territorios “vayan para delante y prosperen”.

Antonio Salinas en la mesa redonda / Clara Manzano

Antonio Salinas en la mesa redonda / Clara Manzano

A la charla han asistido medio centenar de personas, entre las que se encontraba Antonio Salinas, histórico dirigente del PSOE castellano-manchego, para el que ha habido aplausos entre los asistentes por ser uno de los principales impulsores de Fenavin en su lucha por fomentar la agricultura de la provincia de Ciudad Real y de Castilla-La Mancha.