Familiares y amigos de Kasama lo despiden en un funeral en el que destacan el amor por sus hijos

Julia Yébenes Ciudad Real
Carlos María San Martín, hace un año / J. Jurado

Carlos María San Martín, hace un año / J. Jurado

El veterano periodista que estuvo vinculado a Lanza durante casi 40 años falleció ayer en Ciudad Real

Varias decenas de personas, entre familiares y amigos, han acudido esta mañana al funeral celebrado en la Parroquia de San Pablo de la capital, en memoria de Carlos María San Martín, el veterano periodista de 98 años que fue subdirector y director del diario Lanza entre los años 1943 y 1982.

La misa corpore in sepulto de Kasama, tal y como se le conocía en el ámbito periodístico de los años 50 y 60, ha tenido lugar en la intimidad, y Antonio González, el sacerdote que la ha presidido, ha destacado en la homilía su “actividad apostólica y social” como creyente y su recuerdo constante de sus hijos, nietos y biznietos.

“Tenía el corazón lleno de nombres (de sus familiares)” y la fe cristiana que profesaba le hizo tener “sabiduría y amor por el Señor y por un mundo más justo”.

San Martín murió ayer por la mañana en Ciudad Real, donde volvió hace seis años, tras pasar más de 30 años en Aguadulce (Almería) ya jubilado.

Fue uno de los fundadores del diario Lanza en 1943, y vivió en Ciudad Real desde ese año hasta 1982, cuando se jubiló y se marchó a la localidad almeriense.

El cuerpo de Kasama ha sido incinerado.