Funcionarios de justicia, hartos de que “se invierta más en máquinas que en personas”

Belén Rodríguez Ciudad Real
Joaquín Vela, presidente de JyP, con Mariano Muñoz, Manolo Román y Ricardo Rosales, hoy en Ciudad Real / Lanza

Joaquín Vela, presidente de JyP, con Mariano Muñoz, Manolo Román y Ricardo Rosales, hoy en Ciudad Real / Lanza

El sindicato Justicia y Progreso denuncia que se invierta en aplicaciones informáticas que en la práctica no facilitan el trabajo porque no se enseña su manejo. El presidente nacional de JyP ha participado en una asamblea con funcionarios en los juzgados de Ciudad Real

La falta de medios en los juzgados de Ciudad Real (en la provincia no se crea un nuevo juzgado desde 2010) sigue empeorando. “Los funcionarios tienen la sensación de que se invierte más en máquinas que en personas, están hartos y se sienten desamparados”, denuncia Ricardo Rosales, delegado del sindicato Justicia y Progreso (JyP).

“Se está invirtiendo en informática; se actualizan aplicaciones, pero no se enseña la gente que tiene que manejarlas a diario”, critica Rosales, que ha participado junto a Joaquín Vela, secretario nacional del sindicato, en una asamblea con funcionarios en los juzgados de la capital.

Nueva oficina fiscal

Respecto a la nueva oficina fiscal –desde la semana pasada en Ciudad Real-, un nuevo modelo de organización de la plantilla, con nuevas competencias para los funcionarios, JyP denuncia “que nos la han metido con calzador”. Dicen que no se ha reforzado la plantilla con más personal “y en la práctica se han amortizado puestos por la reestructuración del trabajo, cuando antes había puestos genéricos”.

“La principal crítica que nos hacen todos los funcionarios es que ha se impuesto unilateralmente, a los compañeros de fuera de Madrid nos les ha llegado ni siquiera la información del cambio”, apostilla Vela.

Papel cero en Ciudad Real

JyP denuncia también la chocante situación conla implantación del papel cero (el despliegue ya se ha producido en todos los partidos judiciales de la provincia), “en vez de mejorar en muchos momentos el trabajo es mayor, cuando no perjudicial para la causa por problemas de plazos con las notificaciones digitales”.

Otra crítica que hacen es con las grabaciones de todas las declaraciones en fase de instrucción de unas diligencias, “se supone que se graba para eliminar el papel y se están a empezando a dar casos que los jueces piden que se transcriba el contenido de todas las grabaciones”.

Sin juzgados exclusivos de Violencia sobre la Mujer

En la asamblea también ha salido la situación de los juzgados de Violencia sobre la Mujer (en Ciudad Real no hay ninguno exclusivo), que obliga al personal a prolongar la jornada laboral sin límites claros, “y con guardias permanentes del personal”.

Los funcionarios de este tipo de juzgados se ven en ocasiones ante la tesitura de proteger a la víctima del presunto agresor, que la espera al lado de la puerta “por la falta de espacios adecuados para que no haya confrontación”.