Galisteo lamenta que Zamora haya incumplido su promesa de restaurar la talla de la Virgen de Alarcos

Lanza Ciudad Real

La viceportavoz del Grupo Municipal Popular, Aurora Galisteo, ha lamentado que transcurrido un año desde que el equipo de Gobierno anunciara que restauraría la talla de la Virgen de Alarcos no hayan hecho nada y, un año más, el próximo 4 de junio la Virgen de Alarcos salga en romería en un estado de conservación “delicado”.

La viceportavoz del Grupo Municipal Popular, Aurora Galisteo, ha lamentado que transcurrido un año desde que el equipo de Gobierno anunciara que restauraría la talla de la Virgen de Alarcos, declarada Bien de Interés Cultural, no hayan hecho nada y, un año más, el próximo 4 de junio la Virgen de Alarcos salga en romería en un estado de conservación “delicado”, tal y como ha vuelto a manifestar el presidente de la Hermandad.

En un comunicado, Galisteo explica que “es lamentable que la incompetencia y la falta de trabajo de la señora Zamora y de su equipo se traduzca, una vez más, en promesas incumplidas, en mentiras reiteradas que pretenden tapar con buenas palabras y sonrisas”. Galisteo recuerda  que en el Pleno del mes de mayo del año pasado el concejal de Cultura aseguró que, “tras comprobar el deterioro de la talla de la Virgen habían encargado un informe técnico para analizar su estado, y adoptar, en consecuencia, la decisión de restaurar la imagen para que estuviera en perfecto estado para procesionar”.

La Virgen de Alarcos volverá a salir en romería sin haber sido restaurada

Un año entero ha transcurrido y no han hecho nada: la Virgen de Alarcos volverá a salir en romería sin haber sido restaurada lo que, a juicio de la viceportavoz popular “pone de manifiesto que ni Zamora ni sus concejales son de fiar, mienten a sabiendas de que lo que prometen no lo van a cumplir”.

La nota explica que el Grupo Municipal Popular se hace eco de las demandas de la Hermandad de la copatrona de Ciudad Real que ha pedido, en varias ocasiones, al equipo de Gobierno la restauración de la talla y la instalación de climatizadores en su camarín, una propuesta que el PP municipal llevó al Pleno de mayo de 2016 y que fue rechazada por PSOE y Ganemos.