Hallan el cadáver de una mujer que llevaba al menos una semana muerta en su casa de Ciudad Real

Belén Rodríguez Ciudad Real
Vivienda en la que residía la fallecida / J.Jurado

Vivienda en la que residía la fallecida / J.Jurado

La Policía Local ha entrado en la vivienda de la calle Atalaya con la ayuda de un cerrajero tras recibir una llamada de Cáritas. La fallecida tenía 70 años, vivía sola, tenía problemas de depresión y había perdido a un hijo

Agentes de la Policía Local de Ciudad Real han encontrado a última hora de la mañana de hoy (sobre la una) el cadáver de una mujer de 70 años en avanzado estado de descomposición en su casa de la calle Atalaya. La mujer estaba tendida en un sofá y se cree que lllevaba al menos una semana muerta.

Ese era el tiempo que no la veían los vecinos, y también una amiga de la ONG Cáritas que hablaba con frecuencia con ella  por teléfono y se preocupaba de sus necesidades, según han explicado a Lanzadigital.com los vecinos. Como hace tiempo que no le cogía el teléfono ni le devolvía las llamadas la mujer se preocupó y avisó a la policía.

Había perdido un hijo hace poco

La fallecida, originaria de un pueblo de la comarca del Campo de Montiel, vivía sola y tenía problemas de depresión, que al parecer se habían agravado tras la muerte de un hijo hace poco tiempo.

La Policía Municipal ha avisado también a los bomberos para que entrasen y una dotación se ha desplazado hasta la casa, de una sola planta en el barrio de Pío XII. Los bomberos han intentado entrar por una ventana pero al final no ha sido necesaria su intervención.

Ha sido un cerrajero quien ha abierto la puerta. Del caso se ha hecho cargo después la Policía Nacional y se ha comunidado al juzgado de guardia, cuyo titular ha procedido al levantamiento del cadáver.