Isabel Rodríguez presentará una proposición no de ley para el desarrollo del polígono Sepes Oretania

Julia Yébenes Ciudad Real
Pleno del Ayuntamiento

Pleno del Ayuntamiento

Francisco Fernández-Bravo (C’S) durante su intervención / C. Manzano

El concejal de Promoción Económica, José Luis Herrera, anunció que la diputada del PSOE, Isabel Rodríguez, va a presentar en el Congreso una proposición no de ley para el desarrollo y ejecución del polígono Sepes Oretania, dentro de la apuesta del PSOE por la creación de empleo y el desarrollo industrial.

Así lo avanzó en el debate de la moción del Grupo Municipal de Ciudadanos en la que Francisco Fernández-Bravo pidió la reactivación de este espacio, de 1.138 hectáreas, y para la actualización del convenio firmado en 2002 el Ayuntamiento con la empresa pública.

Es una propuesta “para mirar al futuro y a favor de los más de 7.000 desempleados de Ciudad Real”, dijo Fernández-Bravo, y apuntó que es “una oportunidad económica industrial para geolocalizarse como punto estratégico”. Igualmente, según manifestó, “se retendría el talento de los jóvenes y se atraería el de profesionales válidos”.

Para ello, pidió al Ayuntamiento “sacar del cajón del olvido” el convenio porque “llevamos 15 años sin hacer nada con esos terrenos”, en los que “se crían cardos borriqueros”. Solicitó hacer una rotonda de acceso desde las carreteras N-420 y N-430 y posteriormente obras de urbanización.

El portavoz de Ciudadanos señaló que “no podemos ser conformistas, hay que ser ambiciosos”.

Por su parte, Herrera instó a la empresa pública Sepes a “que asuma sus responsabilidades” y sostuvo que el desarrollo del proyecto en dicho espacio, pendiente de parcelación, conllevaría el diseño de un presupuesto. Ante el planteamiento de reversión dijo que el Ayuntamiento “no sacará las castañas del fuego al Ministerio de Fomento”, porque además los trámites se alargarían a más de cinco años.

Igualmente, tras celebrar la creación de 52 empresas en abril en Ciudad Real, instó al proponiente a que se dirija a su líder nacional, Albert Rivera, para que no apoye los Presupuestos Generales hasta que no contemple la reactivación del polígono ciudarrealeño.

Se queda corta

El PP valoró las “buenas intenciones” de la propuesta, pero “se queda corta”, dijo Miguel Ángel Rodríguez, quien agregó que “tampoco serviría para atraer a empresas”. Recordó que fue el Impefe el que negoció las compras de los terrenos a los propietarios y el encargado de llevar a cabo el procedimiento “farragoso” para dar la titularidad a Sepes del polígono.

Esta empresa pública, que “el PSOE quebró y descapitalizó en 2011”, debería ser la que asumiera la urbanización, según Rodríguez, y pidió al Equipo de Gobierno incentivos fiscales para atraer a empresas. La moción “es interesante”, agregó Rodriguez, pero “hace falta un plan ambicioso por parte del Impefe y que, “además de hacer ferias de la tapa, ofrezca suelo y otros alicientes socioeconómicos”.

El concejal no adscrito, Pedro Fernández, señaló que como edil ha estado en contacto con el Sepes “desde hace tiempo”, con el fin de “acercar puentes entre el Equipo de Gobierno y la empresa”, y acusó a su antiguo compañero de “no dar pie con bola y mezclar todo”.

Recordó que esta actuación estaba dentro del Plan Activa Ciudad Real para regenerar el tejido empresarial en suelo  público, a la vez que vio “obligatorio” la habilitación de terreno industrial en la capital, una tarea para la que “hay que organizarse y trabajar sin dejar el mínimo espacio a la improvisación”.

No es el santo grial

Jorge Fernández, de Ganemos, dudó de las necesidades de inversión en dicho polígono, pues “no es el santo grial” para la industrialización de la ciudad, así como vio muy abultado el coste económico que precisaría y que estaría vinculado al remanente del presupuesto de 2016, el cual debería dedicarse a  otras inversiones de corte social.