Juan Manuel Roque, portavoz de Jusapol: “Somos las policías peor tratadas y pagadas de Europa”

Belén Rodríguez Ciudad Real
Juan Manuel Roque, portavoz de Jusapol en Ciudad Real / Lanza

Juan Manuel Roque, portavoz de Jusapol en Ciudad Real / Lanza

El portavoz en Ciudad Real de la plataforma de policías y guardias civiles que este lunes se manifestará en la capital (17.30) explica en esta entrevista por qué no aceptan el acuerdo firmado por Interior con sus sindicatos y anima a los agentes a seguir luchando por la equiparación: “Ya nos han engañado varias veces, seremos la auténtica auditoría de esa subida que no nos vale: Mismo trabajo, mismo sueldo, eso es lo que pedimos”

La calle sigue revuelta en este mes de marzo, incluso en Ciudad Real. Este lunes policías y guardias civiles en una unión histórica propiciada por la plataforma Jusapol, protestarán en manifestación para exigir la equiparación salarial y laboral con sus colegas de las policías autónomicas catalana, vasca y navarra, como lo hicieron el 8 de marzo las mujeres, el 17 los jubilados y el 18 los defensores de la prisión permanente revisable.

La protesta de este lunes, que saldrá a las cinco y media de la tarde desde la plaza de España, tiene el morbo de que no es frecuente ver a policías nacionales y guardias civiles protestando de esta forma. ¿Cómo hemos llegado a esta situación?, Juan Manuel Roque, policía en Ciudad Real y portavoz del fenómeno Jusapol (se crearon hace un año) explica las razones de la manifestación en esta entrevista a la que responde a través de un cuestionario.

P.-¿Por qué Jusapol no acepta el acuerdo retributivo al que han llegado los sindicatos  con el Ministerio del Interior?

R.-Es sencillo desde Jusapol pedimos una equiparación de salarios: Mismo trabajo, mismo sueldo; es una cuestión de igualdad, no estamos negociando una subida salarial y esto es exactamente lo que ofrece el Gobierno, una subida camuflada bajo un titular llamado equiparación. Creemos que se trata  un acuerdo simplón de tres páginas en las que cada uno saca una interpretación diferente, algo que desde Jusapol no gusta nada.

Además nos parece que la distribución de la subida es claramente discriminatoria entre cuerpos, ya que se realiza en complementos que supondrán la pérdida de derechos a corto plazo como la segunda actividad en el caso de la policía o la reserva en la guardia civil.

P.-¿En qué consiste la discriminación salarial de policías y guardias con respecto a los mossos d’esquadra?

R.-Las retribuciones mensuales distan mucho, en unos 600 euros en detrimento de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, pero hay otros conceptos importantes como las pagas extraordinarias en las que los mossos aumentan aún más esa diferencia que llega a ser de diez mil euros brutos al año.

P.- ¿En qué más condiciones laborales, si es que las hay, estáis discriminados con respecto a las policías autonómicas?

R.-Existen diferencias notables, desde la asistencia a juicios y horas extra que los mossos tienen retribuidas [se les paga], hasta las jubilaciones, en las que tienen reconocidos 700 euros netos más de pensión. Todo esto no está en el acuerdo firmado por los sindicatos.

Por qué ahora si es una vieja reivindicación

P.-¿Por qué si es un asunto que lleva sobre la mesa años ha ‘explotado’ en estos momentos y se le plantea a este Gobierno?

R.-Puede haber varias explicaciones, algunos dicen que se debe a la inacción de los sindicatos motivada por las prebendas recibidas por los diferentes gobiernos, otros piensan que es gracias a lo ocurrido el 1 de octubre en Cataluña, cosa que yo personalmente creo que nos ha ayudado, pero de lo que estoy seguro es de que Jusapol ha sido el auténtico impulsor de esta reivindicación.

P.-Los sindicatos policiales han hablado de una subida salarial “histórica”, ¿no compartís esa opinión?

R.-Sí, se podría definir de histórica sencillamente porque hemos sido y somos las policías peor tratadas y pagadas de España y de Europa, por lo que cualquier subida salarial es histórica, pero dista mucho de la equiparación real.

P.-¿Es la primera vez que policías y guardias os manifestáis juntos en Ciudad Real?

R.-Sí, la unión entre los dos cuerpos es manifiesta. Jamás había vivido algo similar, también es la impresión de mis compañeros de la guardia civil que hemos llegado a conocernos y a comprender mejor nuestras circunstancias laborales hasta el punto de que a día de hoy hemos creado lazos de unión más allá de lo profesional. Estamos haciendo historia con esta unión.

La situación en la provincia

P.- ¿Cómo es vuestra situación laboral en la provincia y cómo de grave el déficit de plantilla?

R.-En Ciudad Real capital desde el punto de vista del Cuerpo Nacional de Policía faltan efectivos para llegar al cien por cien del catálogo de puestos de trabajo, pero la situación más difícil es la que tienen las comisarías locales, aún lejos de tener cifras esperanzadoras y el volumen de trabajo es demasiado alto. En la Guardia Civil la situación es todavía peor.

P.- ¿Qué le diría a un policía o guardia que cree que una vez conseguida la subida salarial cree que no hay motivos para manifestarse?

R.-Lo primero es que nunca hay que dejar de luchar. Todavía no hemos visto nada de ese pacto en nuestras nóminas, solo acuerdos firmados que se repitieron en los años 1992 y en 2005 y que no se cumplieron. Queremos estar presentes para hacer cumplir las promesas, seremos la auténtica auditoría del acuerdo firmado y seguiremos luchando por los derechos que se han quedado atrás. Y por supuesto y más importante: no olvidarnos de nuestros veteranos que se encuentran en segunda actividad, reserva o apunto de jubilarse y van a perder mucho poder adquisitivo y que no están incluidos en el acuerdo.