Juliá: “Bodegueros y compradores conocen la eficacia de FENAVIN para hacer negocio”

Mercedes Camacho Ciudad Real
FENAVIN 2017

FENAVIN 2017

Manuel Juliá es el director de la Feria Nacional del Vino / C. Manzano

Manuel Juliá es el hombre que conoce los entresijos de la Feria Nacional del Vino como nadie ya que, no en vano, se ha ocupado de su dirección desde su nacimiento. Sin embargo, reconoce que este año FENAVIN ha pulverizado de nuevo todos sus récords e, incluso, se han superado las expectativas iniciales de la organización. Y todo gracias a un 'secreto a voces': Bodegueros y compradores saben que es una herramienta eficaz para hacer negocio, lo que hace que se haya convertido en una inversión rentable.

PREGUNTA.- ¿Cuáles son las cifras finales de esta edición de FENAVIN, en términos de países, empresas expositoras e importadores de cuántos países? ¿Qué supone respecto a ediciones anteriores?

RESPUESTA.- FENAVIN ha pulverizado de nuevo todos sus récords en esta edición. La feria va a dar cabida este año a 1.802 expositores de la práctica totalidad de las Denominaciones de Origen españolas, lo que supone un crecimiento del 30% en expositores respecto a 2015. Acompañando a este aumento en los expositores crecen los compradores hasta los 17.000, 4.000 de ellos llegados de 90 países.

En nuestras previsiones esperábamos alcanzar los 70 países, pero al parecer, nos quedamos cortos. Para dar cabida a este crecimiento este año contamos con un octavo pabellón, llamado Noé.

P.- Al cierre de cada edición de la Feria Nacional del Vino se sube tanto el listón que parece imposible superarlo dos años después. Sin embargo, desde la organización lo consiguen. ¿Cuál es su secreto?

R.- El secreto tiene dos vertientes. La organización tiene el mérito de hacer muy bien las cosas, de afinar en cada edición su trabajo potenciando lo que funciona y limando los errores.

Pero hay otra vertiente que FENAVIN no controla directamente, y es el boca a boca, la buena imagen de la feria que se transmite en el sector y anima a conocerla a cada vez más gente.

P.- ¿Por qué cree que cada vez más bodegas e importadores confían en FENAVIN?

R.- Precisamente por ese boca a boca. En la edición anterior me encontré con un pequeño bodeguero que había llegado a la feria por casualidad, estaba de viaje en Ciudad Real y se topó con FENAVIN. Quedó tan impresionado por cómo estaba organizada la feria que aseguró que este año no faltaría.

Bodegas y compradores confían en FENAVIN porque saben que es una herramienta eficaz para hacer negocio, porque en la feria el tiempo se aprovecha de verdad para hacer contactos y eso hace que todo el que viene quiera repetir,

P.- En España hay varias ferias sobre este mismo tema, pero FENAVIN siempre, desde sus inicios y edición a edición más, ha marcado referentes. ¿Qué novedades ofrecerá FENAVIN 2017?

R.- La feria ha llegado a un nivel de desarrollo en el que desde la organización no se pueden ofrecer muchas novedades, salvo perfeccionar los elementos que ya tenemos, como la Galería del Vino o el programa Contacte con…

La cuestión es que FENAVIN siempre está llena de novedades porque la feria está viva gracias a los expositores, que eligen la feria para presentar sus novedades, sus vinos o sus eventos.

En esta edición vamos a contar con siete de los 10 grandes grupos exportadores del país, como Freixenet, que por primera vez tendrá un stand propio en la feria. La única novedad es que seguimos creciendo.

Repercusión de FENAVIN

P.- Es evidente que la Feria Nacional del Vino ha tenido una repercusión incuestionable para el sector vitivinícola gracias a su forma de favorecer contactos comerciales y empresariales, que de otra forma quizá serían impensables, así como en la divulgación y extensión de la cultura del vino como alimento, porque el consumo interno es nuestra ‘asignatura pendiente’. ¿De qué logros se siente más orgulloso y qué áreas o líneas de actuación cree que se deben reforzar?

R.- Hace un par de semanas el Observatorio del Mercado del Vino publicaba su estadística anual sobre consumo de vino en España. Tras décadas de descenso en 2016 los españoles hemos tomado más vino que en el año anterior, el objetivo es consolidar esa nueva tendencia para que el mercado nacional de vino vuelva a ser el que era. Desde FENAVIN, humildemente, hacemos nuestra aportación con “La Cultura del Vino”, que este año también ha salido de gira por toda la provincia con mucho éxito.

Debemos reforzar cualquier iniciativa que hagan que el consumidor y el vino se reencuentren.

P.- Ha sido una época de crisis muy complicada la que ha vivido nuestro país y en la que se han celebrado las últimas ediciones de FENAVIN. ¿Cómo cree que estaría el sector si no hubiera contado con este respaldo? ¿Cómo se ha comportado el sector durante la crisis y cómo le ha afectado?

R.- FENAVIN tiene el don de la oportunidad. Nació en los años de bonanza a principios de siglo y cuando comenzó la crisis ya había conseguido consolidarse. En la primera edición de FENAVIN las exportaciones de bodegas de la región tenían un volumen de 99 millones de euros. En la actualidad esa cifra llega a los 317 millones, lo que supone un aumento del 320%. La feria ha sido un instrumento innegable para abrir mercados a los vinos de la provincia, la región y el país.

Curiosamente el sector agrario ha sido uno de los que mejor ha respondido durante los años de crisis, quizá por la resiliencia que acumulan al estar a expensas de factores que no pueden controlar, como el clima o el precio final de sus productos.

Pero incluso en los años más oscuros de la crisis, que también fueron oscuros para la feria, las bodegas seguían deseando venir a FENAVIN, porque para ellos era una inversión rentable.

Herramientas para el negocio

P.- FENAVIN dota de herramientas muy importantes al sector para favorecer el negocio como la Galería del Vino. ¿Veremos alguna novedad en ella este año?

R.- La Galería del Vino es un espejo de las tendencias del mundo del sector. Y el espejo nos dice que las últimas tendencias apuntan a los vinos ecológicos y los espumosos.

En esta edición habrá un 14% más de vinos ecológicos en la Galería del Vino, en atención a la demanda de los consumidores de productos que respeten el medio ambiente y que sean saludables.

P.- Las actividades paralelas suponen un capítulo muy importante dentro de la feria. ¿Cuáles destacaría?

R.- La programación es tan extensa, potente y variada que es difícil destacar algunas actividades sin ser injustas con otras. A nivel comercial y empresarial vamos a contar con el delegado de Marca España y grandes bodegueros para analizar lo que aporta el vino a la imagen exterior de nuestro país; el presidente de Bankia, Ignacio Goirigolzarri y el Director General de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz, van a analizar el sector desde una perspectiva financiera y grandes expertos en mercados concretos como Brasil o Japón van a dar las pautas para entrar en esos mercados.

En esta edición es especialmente relevante las repercusiones que puede acarrear el Brexit en el sector, aspecto que se desarrollará en una mesa redonda en la feria.

Respecto al otro alma de la feria, La Cultura del Vino, en 2017 nos van a visitar nombres muy ilustres de la gastronomía, como Josep Roca, el sumiller de El Celler de Can Roca, que presentará en la feria su libro “Tras las viñas” que ha escrito junto a la psicóloga Inma Puig.

Otra cita imperdible es la de Joxe Mari Aizega, director del Basque Culinary Center, que dará las claves de la formación en enología que dan a sus alumnos.

Y comunicadores, escritores, médicos, diseñadores de moda o periodistas que completan una oferta muy apetecible.

P.- Finalmente, ¿qué titular le gustaría dar a usted al cierre de FENAVIN 2017?

R.- Lo hicimos otra vez. Lo hicimos mejor