La Bebeteca de Jordi Tebé anima a las familias a guiar a los niños desde la tranquilidad y creatividad en el aprendizaje de leer el mundo

A. Ruiz Ciudad Real
Jordi Tebé, acompañado de su hija Marta, explicó el desarrollo del programa de la Bebeteca de la Biblioteca / J. Jurado

Jordi Tebé, acompañado de su hija Marta, explicó el desarrollo del programa de la Bebeteca de la Biblioteca / J. Jurado

Ofrece sesiones de conocimiento del entorno humano y trabaja con los cuentos, el tacto, el olfato y la música

Jordi Tebé, coordinador de la Bebeteca de la Biblioteca Pública del Estado, ofreció este miércoles la charla ‘Crecer en emoción con tu bebé’, en la que expresó su apuesta por trabajar en familia para crecer juntos, sólo poner los imprescindibles límites a la capacidad de inventar de los niños y empoderar a los padres y madres de manera que sean conscientes de su capacidad de crianza y que son los que mejor conocen a sus hijos.

En su intervención, el pedagogo y formador indicó que los miércoles en la Bebeteca animarán a las familias a acompañar a sus hijos en el camino, de forma suave y desde la tranquilidad y creatividad, de aprendizaje de leer el mundo. Se emplearán cuentos ilustrados muy sencillos, para cuya lectura aconsejó no correr ya que lo que tienen los niños es tiempo, y dejar que sean ellos quienes vayan descubriendo lo que acontece.

Tebé recordó que los niños ven el mundo desde sus ojos y las emociones de sus padres que son sus referentes y recomendó a las familias tomarse la crianza con tranquilidad y no agobiarse. “Nos dan mucha información y cuando eres padre primerizo te agobias porque no sabes si hacerlo como dice este libro o el contrario. Y aquí hacemos ver que realmente cada uno sabe cómo criar a su hijo”. No hay que buscar ser perfectos, porque puede conducir al agobio tanto de padres como de hijos, comentó Tebé, que resaltó que realmente lo que quieren los niños es que sus padres “estén bien” para acompañarles en su crecimiento en el aprendizaje.

En la Bebeteca, con un grupo para niños de nueve a trece meses y otro de catorce a dieciocho meses que se desarrollarán de octubre a enero para después poner en marcha otros dos grupos de enero a mayo, se dedicarán las dos primeras sesiones al conocimiento del entorno humano y las instalaciones de la Biblioteca, para en la tercera sesión comenzar con el cuento y el tacto con objetos sin forma y con forma, utilizando principalmente materiales naturales. También habrá sesiones en las que se hará uso especialmente del sentido del olfato con productos a identificar y libros con olores, y otras en las que la música será la protagonista  con libros relacionados e instrumentos que podrán tocar los chavales como maracas, ukelele y kalimba.

Los niños tocarán instrumentos musicales y aprenderán a reconocer materiales a través del olfato y tacto / J. Jurado

Los niños tocarán instrumentos musicales y aprenderán a reconocer materiales a través del olfato y tacto / J. Jurado

En cuanto a la lectura de los cuentos, recomendó una primera de los niños solos en la que descubran y hasta manoseen la publicación, una segunda con palabras neutras y expresiones emocionales –no definitorias de contenidos- de los padres sin describir lo que aparece, una tercera incorporando algunas palabras más precisas y una cuarta contando la historia.