Lanza Digital

La cifra de niños usuarios de Atención Temprana en la provincia aumenta un 25% hasta los 1.500

Un total de 1.500 niños de entre cero y 6 años están siendo atendidos en el servicio de Atención Temprana de la Junta de Comunidades, un 25% más que en la pasada legislatura, tal y como ha señalado la portavoz del Grupo Socialista en las Cortes regionales, Blanca Fernández.

En una comparecencia en la que ha hecho balance de este área especializado, que en la región ha crecido en un 30% el número de pequeños usuarios, en un 16% la cifra de profesionales, y en cinco el número de centros de esta atención, hasta los 49, 18 de ellos en Ciudad Real.

En concreto, en la provincia se han abierto dos recursos nuevos desde 2015, en Campo de Criptana y Manzanares.

Así, Fernández ha asegurado  que la final de la legislatura será una servicio “universal”, y cumplirán, de esta manera, uno de los objetivos del Gobierno castellano-manchego.

Frente a estos datos están los recortes de los años del Ejecutivo de María Dolores de Cospedal, ha comentado Fernández, tal y como recogió en una informaciónde 2014 la actual concejala del PP en el Ayuntamiento de Ciudad Real, Aurora Galisteo, en su actividad profesional como periodista.

“Nos contaba cómo la Junta dejó desatendidos a cientos de niños en la provincia y los retrasos en la lista de espera”, y aunque “tenía la mima ideología que Cospedal, como buena profesional no pudo consentir esta injusticia”.

En esta línea, la también vicesecretaria general del PSOE en la provincia ha criticado la atención de la Comunidad de Madrid en esta área, pues, al parecer, hay 30.000 niños con necesidades especiales y “sólo tienen 3.400 plazas”. De esta manera, “el 85% de la población diana se queda sin atender”.

Ha valorado el modelo castellano-manchego “que no tiene nada que ver con el madrileño”, daod que se ofrecen “todas las terapias, atenciones y cuidadanos necesarios sin pasar por la lista de espera”.

Por ello, ha destacado que a final de la legislatura esta Atención Temprana será “universal” y la región será punera “y punta de lanza” en leyes como la de violencia de género.