La Comisión 0,7% de Daimiel extiende a la provincia su campaña para mitigar el cambio climático

Julia Yébenes Ciudad Real
Benito Moreno, de la comisión 0,7% de Daimiel durante la lectura del comunicacdo / Clara Manzano

Benito Moreno, de la comisión 0,7% de Daimiel durante la lectura del comunicacdo / Clara Manzano

La iniciativa pretende ser “un revulsivo y un catalizador que movilice energías, recursos y actuaciones eficaces en las localidades de nuestra provincia”

La Comisión 0,7% de Daimiel ha extendido su acción a toda la provincia a través de la campaña para la mitigación y adaptación al cambio climático, con el fin de adquirir un compromiso de ayuntamientos, partidos y de la ciudadanía a favor de la reducción de los efectos del calentamiento global.

Para Benito Moreno, portavoz de esta plataforma, es necesario que las administraciones públicas impulsen acciones que impliquen a toda la sociedad para “que sean eficaces, con rigor científico y presupuestario, bien ejecutadas y mantenidas en el tiempo”. De esta manera, se evitarán “peores escenarios”.

La campaña, ha dicho en su presentación esta tarde en la Plaza Mayor, pretende ser “un revulsivo y un catalizador que movilice energías, recursos y actuaciones eficaces en las localidades de nuestra provincia”.

Además, hay que aprovechar el escenario de estos días, en los que coinciden tres contingencias, como son la celebración de la Cumbre del Clima, la elaboración de los presupuestos municipales de muchas entidades locales y la conmemoración de la Constitución, el próximo 6 de diciembre, que contempla el derecho a un bienestar en un entorno sostenible. “No podemos esperar más y los presupuestos municipales para el 2020 deben recoger la lucha contra esta amenaza”, ha sostenido, a la vez que ha anunciado que se reunirán con los partidos políticos para hacerles llegar estas reflexiones y la directrices de la campaña en un documento.

Según ha explicado, las líneas de trabajo de las administraciones deberían centrarse en estrategias para una mejor conservación de la biodiversidad, la ampliación de las zonas verdes, o el estudio de las vulnerabilidades de cada ámbito para “corregirlas”.

Ha recordado que según el Centro Vasco de Cambio Climático, “las ciudades son responsables de entre el 70-80% de las emisiones de gases de efecto invernadero y las principales afectadas por los efectos del cambio climático”.

En concreto, proponen la elaboración de ordenanzas sobre cambio climático y la adaptación del resto de reglamentos, la protección de los colectivos más vulnerables, la adhesión al Pacto de los Alcaldes por el Clima y la Energía, o a la Red Española de Ciudades por el Clima, la creación de espacios de diálogo con la ciudadanía, la formación de personal y de otros recursos de los ayuntamientos a la lucha contra el cambio climático, la gestión de ayudas y subvenciones, y la coordinación con otras entidades.

Otros puntos de la campaña son la transición hacia un urbanismo local bajo en emisiones y contaminación, “más resiliente y  amable con la población” y la cooperación con el sur global (Tercer Mundo), “principal afectado de la emergencia climática y ambiental, a pesar de ser quien menos ha contribuido a la misma”.

Moreno ha reiterado que la intención de la iniciativa, con la presentación a diferentes representantes políticos, es “crear un marco de diálogo y de entendimiento” en los ayuntamientos, “imprescindible para abordar la emergencia climática”.

Por último, ha insistido en que “es urgente adoptar medidas desde lo local”, tal y como ha hecho Daimiel con la mesa local de cambio climático, en la que está representado el Ayuntamiento y la sociedad civil.