La comunidad trans protagoniza las reivindicaciones en el Día del Orgullo

Noemí Velasco Ciudad Real
Elena Blasco y Paloma Alberca, dos madres de niñas trans, hablan de su experiencia, anhelos y desvelos  / Mario Cervantes

Elena Blasco y Paloma Alberca, dos madres de niñas trans, hablan de su experiencia, anhelos y desvelos / Mario Cervantes

Wado y Familias Transformando de Cogam en Madrid ponen voz a las demandas de las personas trans en España, en especial de la infancia. La flexibilidad para cambiar el nombre en el Registro Civil y la despatologización de la transexualidad están entre las reivindicaciones en el Día del Orgullo LGTB

Flexibilidad para cambiar el nombre en el Registro Civil, despatologización de la transexualidad, profesionales especializados en el ámbito sanitario y sensibilización en las aulas. Las reivindicaciones de los colectivos que representan a las personas trans en España son muchas.

En la actualidad, el foco está puesto en la reforma de la Ley Reguladora de la Rectificación Registral y la Proposición de Ley de Igualdad LGTBi propuesta por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales.

Wado, que tiene presencia en toda la región, principalmente en Ciudad Real y Guadalajara, y la sección de Familias Transformando de Cogam de Madrid, a la que acuden algunos castellano-manchegos, hablan de los avances legislativos necesarios, en especial para la infancia.

La Administración “niega la identidad” a la infancia trans

Las encuestas indican que más del 80 por ciento de los menores y adolescentes trans han pensado en el suicidio. El coordinador de Familias Transformando, Emilio García, destaca que lo primero que hay conseguir es “el respeto social y administrativo a las identidades trans”.

Según explica, “no puede ser que niños, niñas y niñes que articulan su identidad de género entre los 4 y los 7 años, antes de entrar en contacto con los condicionantes sociales, la oculten hasta los quince, dieciséis o incluso mucho más tarde”.

Padre de un joven trans de veinte años, Emilio García destaca que es imprescindible el reconocimiento por parte de la Administración de la identidad sentida. “Hasta ahora la Administración niega la identidad a nuestros hijos, hijas e hijes”. En la misma línea, el presidente de Wado Castilla-La Mancha, Ignacio de la Iglesia, admite que la Ley de Identidad de Género de 2007 fue “pionera”, pero que en los últimos diez años “la realidad ha cambiado”.

La necesaria despatologización de la transexualidad

Además de defender el derecho de los menores a cambiar el nombre y el sexo en el Registro Civil, que contempla la reforma impulsada por el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, los colectivos claman por caminar hacia la “despatologización” de la transexualidad.

Hace unos días, la OMS daba a conocer la eliminación de la “disforia de género” del catálogo de enfermedades mentales, un “avance” insuficiente. Ahora pasa a denominarse “incongruencia de género” dentro de las “condiciones relativas a la salud sexual”.

Ignacio de la Iglesia lamenta que “las personas más intolerantes siempre se acojan a este tipo de documentos médicos”, que contribuyen a mantener el estigma. La legislación española todavía contempla la necesidad de que la persona esté diagnosticada con “disforia de género” y haya recibido dos años de tratamiento médico para cambiar el nombre y el sexto en el registro.

Tampoco tienen en cuenta el “tercer género”, en sintonía con países como Canadá: “no olvidemos a los niñes que no se identifican con el carácter binario, la realidad más desconocida”.

Desequilibrio entre comunidades autónomas

Las demandas del arcoíris han llegado por toda España y hoy en día sólo tres de las diecisiete comunidades autónomas carecen de Ley LGTBi: Castilla-La Mancha, Castilla y León y Galicia. Emilio García lamenta “el desequilibrio en el ámbito sanitario y educativo que existe en España”, no sólo determinado por la existencia de legislación específica, sino por la materialización de las medidas contempladas.

Así pues, el representante de Cogam critica que gran parte de la ley de 2016 de la Comunidad de Madrid no se haya materializado, mientras que otras regiones como Castilla-La Mancha han dado pasos en ámbitos como la obtención de la tarjeta sanitaria sin ley específica.

Marcados por la agenda del Año Trans, Wado y Cogam en el Día del Orgullo LGTBi (28 de junio) animan a la sociedad a vivir la fiesta y a reivindicar una ley integral que dé garantías en derechos a las personas trans en esta sociedad diversa.